Relaciones inseguras entre México y los Estados Unidos

Foto: Internet/Mike Pence, Vicepresidente de EE.UU.
 
Opinionez Lunes, 23 Abril, 2018 12:00 PM

Después de consultaciones informales la semana pasada durante la Cumbre de las Américas en Lima, Perú, el Presidente Peña Nieto, el Primer Ministro Trudeau y el Vice-Presidente Mike Pence dijeron a la prensa que existe la posibilidad que los cambios al TLCAN se acuerden antes de las elecciones canadienses en mayo o las elecciones mexicanas en julio. Pence ofreció a sus socios del TLCAN un acuerdo más indulgente en cuanto a la posición estadounidense sobre los detalles sobre el país de origen para manufactura automotriz y es claro que con las próximas elecciones en Canadá y México, y en los Estados Unidos (en noviembre), el tiempo para renegociar un nuevo TLCAN se está acabando. Los tres líderes expresaron su confianza en la renegociación, y por el momento, el Sr. Trump tiene otros pendientes en su radar.

Aunque no queda claro cuáles serán los parámetros del nuevo TLCAN, ahora parece que el TLCAN sobrevivirá a la presidencia Trump. ¿Pero sobrevivirán las relaciones entre México y los Estados Unidos?

* * *

La incursión de la oficina del duradero abogado de Trump la semana pasada demuestra que los agentes estadounidenses de aplicación legal tienen gran evidencia de la actividad criminal en la cual ha estado involucrado el Sr. Cohen. Es difícil imaginar algún escenario en el cual el Sr. Cohen vaya a la cárcel sin implicar a su cliente más importante. La presidencia de Donald Trump se ve condenada. Sin embargo, deberíamos anticipar retrasos en su salida de la Casa Blanca. Por otra parte, mientras crecen las aflicciones legales de Trump, ni el Partido Republicano ni el Vice-Presidente Pence tienen algún incentivo para apoyarlo. Nos encontramos en la ronda final.

Nuevos peligros enfrentan los socios comerciales de los Estados Unidos y lugares como Tijuana, que son los mayores beneficiarios del TLCAN. Dada la incertidumbre de las elecciones mexicanas, es posible que el drama no venga del norte de la frontera, sino del sur.

Para los estadounidenses, el mejor caso es la repudiación republicana del trumpismo antes de las elecciones a mitad de mandato en noviembre. Dependiendo de lo que Mueller y otros procuradores presenten sobre el Sr. Trump, el Sr. Cohen y otros, es muy probable que la única esperanza para que el Partido Republicano se quede con una mayoría en el Congreso sea un cambio radical con la postura que ha ejercido el Sr. Trump; es decir, empezar con el procedimiento de impugnación (una fórmula de la Constitución estadounidense para condenar a los presidentes EEUU que han cometido crímenes) y otros esfuerzos antes de las elecciones de medio mandato. Un cambio así por el partido no se ve muy probable pero regresaría al partido al centro político y podríamos regresar al consenso bipartito sobre México que dominaba los Estados Unidos antes de la llegada del Sr. Trump a la Casa Blanca. Aun en este mejor caso, todavía tendríamos al Sr. Trump hasta el fin del 2018, con el colapso inminente de su presidencia y su salida de la Casa Blanca durante la primera mitad del 2019 – y Mike Pence tomando el cargo.

Pero existen escenarios mucho peores. Uno de los peores casos sería que un Trump lastimado promueva en sus seguidores más leales y agresivos su pelea para seguir en el poder –antes de las elecciones presidenciales mexicanas en julio. Definitivamente una de las más efectivas maniobras políticas domésticas ha sido la histeria anti-inmigrante y el racismo anti-latino que ha despertado en sus partidarios anglosajones. Y si el peor caso funciona como lo desea el Sr. Trump, ¿por qué no seguiría el uso de la histeria anti-mexicana como un arma para los que quieren que se vaya?

¿Qué papel tendría México durante la elección presidencial y con una nueva administración mexicana? El Sr. Trump ya está muy mal percibido. ¿En dónde deja esta confusión a México? Y más importantemente, ¿cómo dejará a Baja California? Obviamente existen unas variables importantes aquí. ¿Quién será el interlocutor de México después de julio y bajo Mike Pence?

Estimado lector, usted tiene mayor perspectiva sobre esto que yo.

 

Andrew S.E. Erickson es un orgulloso ex residente de Tijuana, ex diplomático de los Estados Unidos, con Maestría del Colegio Nacional de Guerra, y un fuerte creyente de la importancia de las buenas relaciones entre mexicanos y estadounidenses.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio