Ready Player One

Foto: Internet
 
Cinemazcopio Lunes, 9 Abril, 2018 12:00 PM

Con un guion que el novelista Ernest Cline escribió junto con Zak Penn, Steven Spielberg se dio a la tarea de darnos una lección de una realidad semi-apocalíptica que se aproxima -o quizás ya está aquí-, en la cual la gente está tan inmersa en el entretenimiento que ha dejado que el mundo simplemente ruede.

Todo esto lo hace a través de Wade Watts (Tye Sheridan), un experto en cultura pop que vive con su tía y está preso de OASIS, un universo virtual donde resuelve los misterios que dejó James Halliday (Mark Rylance).

Wade no está solo en su aventura. Lo acompañan Art3mis (Olivia Cooke) y Aech (Lena Waithe). El premio será poder controlar OASIS… algún día.

Lo interesante de esta historia que llegó a ser el best seller de Cline, es que plantea el internet como una ruta de escape de los horrores cotidianos, entre ellos la pobreza donde vive Wade, en un parque de casas rodantes, soportando al novio en turno de su tía.

Sin embargo, justo cuando Spielberg está a punto de comprometerse con esta idea de cuestionamiento social, se desvía y se concentra en el estilacho de un filme que también rinde una especie de homenaje a los geeks y a la cultura pop, como si todo esto fuese un capricho de un cineasta nostálgico y consagrado.

Desde “Chucky” hasta el clásico “The Shining”, todo cabe en esta cinta que a veces pone los pelos de punta y a ratos invita a pensar cómo las grandes audiencias se han dejado seducir por las corporaciones de entrenamiento, simple y sencillamente porque les ofrecen una dosis de evasión que consideran indispensables cuando el resto parece ser caótico.

El problema es que eso ya lo sabemos y, como este largometraje tampoco se compromete, se queda a medias, igual que sus protagonistas: inmersos en su fantasía. ** y media.

Punto final.- De plano mejor vean “A Quiet Place” (“Un lugar en silencio”). ¡Vaya sorpresa!

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio