Patrulla Fronteriza inicia construcción de muro en El Paso; Arizona despliega 225 soldados de la Guardia Nacional


 
Destacados Lunes, 9 Abril, 2018 04:21 PM

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (U.S. Border Patrol, en inglés) inició este lunes la construcción de un tramo de 32 kilómetros de muro fronterizo al oeste de El Paso, en el área de Santa Teresa, Nuevo México, para reemplazar las barreras de vehículos colocadas en el lugar, con el objetivo de impedir el cruce de indocumentados y de contrabando por la zona.

Aaron Hull, jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector de El Paso, aseguró en conferencia de prensa previa a la ceremonia de colocación de la primera piedra, que la construcción de la valla marca el comienzo del proyecto de edificación del muro del presidente Donald Trump. “El presidente ha iniciado su proyecto. La construcción comienza hoy”, dijo.

Por otra parte, el gobernador republicano de Arizona, Doug Ducey, informó este lunes en su cuenta de la red social Twitter, que 225 miembros de la Guardia Nacional de dicho estado se dirigen a la frontera de Estados Unidos con México, acatando la orden del presidente estadounidense Donald Trump.

Tras el mensaje de Ducey, la Guardia Nacional informó a través de un comunicado, que enviará otros 113 elementos el próximo miércoles, tropas que ayudarán a los organismos encargados de hacer cumplir la ley a frenar el flujo de personas objeto de trata, delincuentes, narcóticos, armas y municiones traficadas en el estado, señaló.

El sábado pasado, Donald Trump afirmó a través de su cuenta de Twitter que su país se encuentra “sellando” la frontera con México, esto después de que un día antes la Guardia Nacional de Texas informó que enviaría a 250 elementos, equipo y vehículos durante las siguientes 72 horas.

“Estamos sellando nuestra frontera sur. La gente de nuestro gran país quiere Tranquilidad y Seguridad. ¡Los demócratas han sido un desastre en este asunto tan importante!”, escribió el mandatario estadounidense.

La decisión del presidente Trump se dio supuestamente como medida preventiva ante la caravana de migrantes centroamericanos que cruzan el territorio mexicano. El mandatario estadounidense señaló que la decisión era debido a las “precarias leyes fronterizas” que se tienen en EU, por lo que las medidas tendrían lugar hasta que tuvieran leyes más efectivas o un muro.

“La situación en la frontera ahora ha llegado a un punto de crisis. La anarquía que continúa en nuestra frontera sur es fundamentalmente incompatible con la seguridad y la soberanía del pueblo estadounidense. Mi administración no tiene más remedio que actuar”, señaló Trump.

Ante esto, el Pentágono autorizó el uso de hasta 4 mil soldados de la Guardia Nacional, sin dar detalle alguno de cómo se llevará a cabo o en qué orden de repartición se realizará el despliegue de tropas.

“Esta movilización respalda las prioridades del gobernador y del presidente para asegurar nuestra frontera”, dijo el viernes la general Tracy Norris, asistente general adjunta del Departamento Militar de Texas, que supervisa las ramas de la Guardia Nacional del estado.

“Según la misión, un soldado podría estar armado para defensa propia, pero depende de la misión y los requerimientos establecidos por el Departamento de Seguridad Interna [DHS, por sus siglas en inglés]”, dijo ante cuestionamientos de reporteros y minutos antes de que partieran los primeros helicópteros.

Durante una reunión con el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana, Luis Videgaray Caso, el pasado miércoles, la secretaria de Seguridad Interior de EU, Kirstjen Nielsen, señaló que la Guardia Nacional únicamente realizaría labores de apoyo al Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés), por lo que no portarían armas ni realizarían funciones de control migratorio o aduanero.

Sin embargo, pese a lo que había asegurado Nielsen los efectivos de la Guardia Nacional sí están portando armas, al menos en la zona correspondiente a Río Grande, en Texas. Según el portal Aristegui Noticias, el pasado fin de semana fueron captados miembros militares portando armas largas mientras realizaban las labores de vigilancia en la frontera.

El pasado jueves, el presidente Enrique Peña Nieto le dijo a su homólogo que si está “frustrado” por cuestiones internas, entonces dirija sus acciones hacia los estadounidenses, no contra los mexicanos, además de que advirtió que su Gobierno está dispuesto a negociar siempre y cuando exista respeto mutuo, ya que México “no tiene miedo a dialogar, pero como buenos vecinos”.

Este lunes, reunido con su gabinete, Peña Nieto pidió que cada Secretaría o dirección de organismos descentralizados del Gobierno revisen los convenios que tienen con Estados Unidos, para evaluar el estatus, los beneficios y las consecuencias de la relación con la Administración de Trump.

“Instruyo para que cada dependencia de la Administración Pública Federal practique junto con la Cancillería una evaluación de los mecanismos de cooperación que cada entidad tenga vigentes con el Gobierno Federal de los Estados Unidos de América”, informó la Presidencia de la República.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio