Los Dámaso tras la muerte de Valdez

Foto: Archivo
 
Edición Impresa Lunes, 30 Abril, 2018 12:00 PM

El sicario Heriberto “N”, alias “El Koala”, detenido en Tijuana, reveló que el periodista Javier Valdez fue asesinado porque “a la gente de Eldorado” no le gustó una publicación en Ríodoce. El imputado fue internado en el Cefereso de máxima seguridad de Guasave, Sinaloa. Trabajaba para Dámaso López Núñez “El Licenciado” y su hijo, Dámaso López Serrano “El Minilic”. Una pistola plateada fue el pago por el homicidio, según agentes del Ministerio Público Federal de la FEADLE

A Javier Valdez Cárdenas lo asesinaron por su trabajo periodístico y el pago a sus ejecutores fue una pistola plateada con cachas blancas con la imagen de Dámaso López Serrano “El Minilic”.

La información se conoció tras la captura de uno de los presuntos homicidas y el desahogo de la audiencia de control de detención en un Juzgado Penal de Culiacán, Sinaloa.

Investigaciones de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), con el apoyo de la Policía Federal, la Fiscalía General de Sinaloa y del semanario Ríodoce, permitió la detención de Heriberto Picos Barraza (Heriberto “N”) alias “El Koala” en Tijuana, Baja California.

Se trata de uno de los pocos casos aclarados, no así resueltos en su totalidad por la FEADLE, dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR). La noticia fue confirmada el 24 de abril por el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia. El hombre que presuntamente participó en el crimen de Valdez  -el 15 de mayo de 2017- se ocultaba en esta frontera y el lunes previo fue localizado a 4:30 pm en un domicilio de la colonia Pedregal de Santa Julia.

El Ministerio Público federal había obtenido la orden de aprehensión girada por un juez de Sinaloa apenas el 3 de abril. Antes, “El Koala”, de 26 años de edad, fue interceptado en diversas ocasiones por autoridades policiales para someterle a revisión, pero no detectaron ninguna anomalía, al no haber mandamiento judicial.

El imputado trabajó para la célula del Cártel de Sinaloa que lideró Dámaso López Núñez “El Licenciado”, junto con su hijo Dámaso López Serrano “El Minilic”. De acuerdo a lo señalado por autoridades federales, Heriberto está vinculado con un grupo de trasiego de drogas que opera en Eldorado, Sinaloa, y emplea la ruta del Pacífico hasta Tijuana, para pasar sus cargamentos a Estados Unidos.

Además,  cuenta con otras órdenes de aprehensión libradas por el mismo juez federal, vinculadas con este caso, según relató el comisionado Sales Heredia. Al corroborar su identidad, el detenido fue puesto a disposición de la autoridad judicial que le recamaba.

Foto: Tomada de Internet.- Heriberto Picos Barraza alias El Koala detenido en el Pedregal de Santa Julian

Diversas agrupaciones de periodistas, familia de Javier Valdez, compañeros, actores políticos y el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se mostraron optimistas con la captura de uno de los autores materiales del asesinato.

El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, se congratuló por la detención, pero urgió a la PGR capturar al resto de los implicados, de quienes ya se conoce su identidad.

 

LA RESPUESTA SOCIAL

La muerte de Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Ríodoce y corresponsal del diario La Jornada, no fue un crimen más de un periodista. Fue un hecho que consternó al país porque “El Bato”, como le decían sus más allegados, empezó a abrirse paso como escritor y en los últimos años su trabajo periodístico de denuncia le llevó a mostrar a la sociedad la cara menos atendida del fenómeno del narcotráfico y la violencia: las víctimas.

Casi al mediodía del lunes 15 de mayo de 2017, Valdez salió de una junta en el periódico Ríodoce para abordar su automóvil sobre la avenida Riva Palacio, en la colonia Jorge Almada, en la Zona Centro de Culiacán. Sujetos le flanquearon el paso y en pleno arroyo vehicular le asesinaron a balazos, para después escapar en dos automotores, uno de ellos del propio reportero.

Las primeras investigaciones del hecho corrieron a cargo de la Fiscalía General del Estado de Sinaloa, aunque la PGR también abrió una carpeta de investigación por el homicidio para conocimiento de la FEADLE.

El crimen fue condenado en todos los sectores del país y ocasionó reacciones en importantes funcionarios norteamericanos que hicieron un llamado a México para atender la violencia. Periodistas de todos los rincones se manifestaron a través de sus espacios en redes sociales, medios de comunicación y marcharon por las calles de diversas ciudades para exigir justicia. Las marchas se efectuaron durante varias semanas.

La fiscalía estatal inició dos líneas de investigación inmediatas: una que correspondía al trabajo periodístico de Valdez Cárdenas y otra que relacionaba el robo de su vehículo, localizado cerca del sitio del crimen. De manera preliminar se analizaron ocho cámaras para revisar los recorridos de Javier y de sus asesinos. Obvio, la hipótesis del robo del auto no duró siquiera un día.

En el propio medio de comunicación se iniciaron algunas pesquisas internas. Algunos datos apuntaban a que el homicidio pudiese estar relacionado con la publicación de una entrevista que Valdez realizó al narcotraficante Dámaso López Núñez “El Licenciado” y que motivó la compra de la mayoría de los periódicos el 19 de febrero de 2017. Lo escribió Ismael Bojórquez, director de Ríodoce en su columna Altares y Sótanos.

Bojórquez refería que “Los hijos del ‘Chapo’ se enteraron que habíamos entrevistado a Dámaso y presionaron a Javier para que el trabajo no se publicara. Pero les negamos la petición. Luego le hablaron porque querían comprar la edición, pero tampoco se les concedió. Y entonces optaron por seguir -en Culiacán y Mazatlán- al personal que entrega los ejemplares en las tiendas y en cuanto los dejaban contra recibo, ellos los compraban”.

Paralelamente a esa hipótesis, no se descartaba que la misma organización criminal de “El Licenciado” y “El Minilic” estuviesen detrás del homicidio, como finalmente se corroboraría con la detención de “El Koala”. Los Dámaso, quienes dirigían parte del Cártel de Sinaloa en Eldorado y en la península de Baja California Sur, actualmente se encuentran presos.

 

PERIODISTA INCÓMODO

El 24 de abril, Heriberto “N” fue llevado a Culiacán y puesto a disposición del Juez Federal de Control, que por la noche celebró la audiencia inicial, a la que, por cierto, no pudieron ingresar la mayoría de los periodistas interesados en cubrir las diligencias, debido al escaso cupo de la mini sala de justicia con que cuenta el lugar.

Uno de los pocos medios de comunicación presentes fue Ríodoce, que en una nota describe parte de la audiencia y lo que ahí se dijo. “A la “gente de Eldorado” no le gustó una publicación de Javier Valdez y mandaron asesinarlo a cambio de un arma de fuego”, se lee en la pieza informativa que da crédito a la FEADLE.

Durante el desarrollo de la audiencia inicial de “El Koala”, los fiscales dieron a conocer en su teoría del caso la forma en que ocurrió el crimen, el contenido de llamadas telefónicas intervenidas al imputado, declaraciones de testigos y la forma en que ocurrió la detención.

Foto: Cuartoscuro.com.- Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad, encabezó una conferencia de prensa para dar a conocer que se capturóa Heriberto “N”, presunto asesino del periodista Javier Valdez. Durante el acto estuvo acompañado de Juan José Ríos, fiscal de Sinaloa, Ricardo Sánchez, Fiscal Especial para la atención a delitos contra la libertad de expresión, y Manelich Castilla, titular de la Policía Federal.

Ahí se revelaron los nombres de otros presuntos participantes en el asesinato, quienes responden a los nombres de Luis Idelfonso “N” y Juan Francisco “N”, este último familiar de “El Koala”.

La imputación a Heriberto  es sustentada por el Ministerio Público en la entrevista a un testigo, quien aseguró que “en una ocasión se encontraba tomando con Heriberto y otro de los involucrados”, y los escuchó hablar de Dámaso y del asesinato del periodista. Aseguró haber preguntado a sus conocidos “de qué hablaban y uno de ellos dijo que se habían tenido que aventar el jale de matar al periodista de Culiacán’, porque a la gente de Eldorado no le había gustado una publicación que había hecho”, detalla Ríodoce.

Trascendió que como pago por el asesinato de Javier, recibieron una pistola plateada y cachas blancas con una imagen alusiva a “El Minilic”.

Durante la audiencia, la FEADLE dio a conocer que intervino llamadas de Heriberto “N” con sus familiares y amigos. “En las comunicaciones, señalaron los fiscales, el imputado denotaba temor a ser detenido y evitaba hablar sobre su ubicación y mencionar cualquier aspecto que permitiera saber dónde se encontraba”, detalla la nota periodística.

“En una de las llamadas un hombre no identificado, le dice que uno de sus primos lo está ‘poniendo’ y le está ayudando a la policía para localizarlos. Heriberto contestó que no tiene problemas ya que en tres ocasiones lo había detenido la policía y no le había salido orden de aprehensión”.

Presuntamente en otra llamada intervenida a su esposa, la mujer le cuenta a otra persona que a Heriberto lo habían detenido en un retén y él creyó que ya “había valido madres” porque pensó que tenía orden de aprehensión, pero aún no había mandamiento judicial en su contra.

Como suele ocurrir en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, el imputado, por consejo de su defensor, se reservó su derecho a rendir declaración y solicitó la ampliación del término constitucional a 144 horas para resolver su situación jurídica, plazo que vence el domingo 29 de abril.

Para finalizar la audiencia, “El Koala” solicitó al juez seguridad al interior del centro penitenciario de Aguaruto, en Culiacán, donde habría de pasar la madrugada del 25 de abril, pues temía por su integridad física. El juzgador ordenó se le resguardara en el referido penal, en tanto, más tarde se le trasladaba al Centro Federal de Readaptación Social Número 8 en Guasave. La remisión del imputado a la prisión de máxima seguridad se materializó la mañana del miércoles.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio