La incapacidad de policías municipales; en desalojo, golpean a manifestantes y reporteros

Foto: Cortesía
 
Ezenario Lunes, 9 Abril, 2018 12:00 PM

Sin el seguimiento de un protocolo, demostrando falta de capacitación y apego al estado de derecho, agentes de Seguridad Pública Municipal de Tijuana agredieron a ciudadanos para desalojarlos de terrenos en Corona del Mar; en su arbitrario actuar, también arremetieron a golpes en contra de reporteros que cubrían el hecho, a quienes además les destruyeron equipo de trabajo

Sin protocolos de actuación, sin esquemas de trabajo, sin coordinación a la hora de actuar y demostrando una grave falta de capacitación para no violentar el derecho de los ciudadanos de manifestarse y de la prensa por cubrir los hechos, elementos de la Policía Municipal de Tijuana agredieron físicamente a tres reporteros el pasado jueves 5 de abril, mientras documentaban el desalojo de vecinos que se dicen ser propietarios de predios en el fraccionamiento Corona del Mar, en la delegación de Playas de Tijuana.

Agresión policiaca / Municipales someten a reportero / Manifestantes y
comunicadores,  las víctimas

Antonio Maya de La Jornada Baja California, Yolanda Caballero de Primer Sistema de Noticias (PSN) y José Luis Camarillo de El Sol de Tijuana, fueron los tres periodistas que resultaron con lesiones en la cara, brazos, abdomen y costillas, además de que a uno de ellos le destrozaron dos celulares y una laptop que usaba como materiales de trabajo para ejercer su oficio periodístico.

Por esta situación, en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC) se abrió el folio 1394/18 para investigar las posibles vulneraciones a los derechos humanos, tanto de los periodistas como de los civiles que fueron agredidos; aunado a ello, los tres reporteros presentaron sus respectivas quejas ante dicha comisión y compartieron que lo harían también ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y en Sindicatura Municipal, con el fin de que se les reponga el daño y se castigue a los implicados.

 

Marco Antonio Sotomayor Amezcua, secretario de Seguridad Pública Municipal (SSPM), aceptó que los elementos de la corporación policiaca a su cargo, no llevaron a cabo los protocolos establecidos y correspondientes para este tipo de situaciones; sin embargo, sobre si hubo o no abuso de autoridad, resaltó que tendrán que esperar los resultados de la investigación para determinar o no una sentencia en contra de quienes resulten señalados.

 

Cumplir una resolución de sentencia, el pretexto

Alrededor de las 10:00 horas, varias patrullas de dicha corporación policiaca comenzaron a arribar al lugar donde los vecinos realizarían una rueda de prensa para dar a conocer los detalles sobre la disputa por unos predios, pero los 60 elementos que llegaron en aproximadamente 25 patrullas, comenzaron a posicionarse en diversos puntos del terreno, tratando de dispersar a los colonos, situación que generó cierta tensión entre ambos grupos.

Foto: Isaí Lara Bermúdez.- El consejero jurídico, Leonardo Martínez, portando chaleco antibalas

Los elementos policiacos iban acompañados por el consejero jurídico municipal, Leonardo Martínez Delgado, quien acudió al lugar protegido con chaleco antibalas, misma protección que portaron los demás funcionarios municipales que se apersonaron en el sitio.

Martínez Delgado señaló a ZETA que solamente estaban por cumplimiento a una sentencia de restitución a favor del señor Ricardo Castillo Escobar, quien se dice dueño de dichos terrenos, versión que refutaron los abogados Luis Antonio Quezada y Virginia Anaya, apoderados legales de Baja Land y Tijuana Monumental, respectivamente, quienes dicen ser también los dueños de los terrenos gracias a amparos y terrenos. Esta controversia desató enfrentamientos verbales.

Aproximadamente a medio día, cerca al lugar donde se encontraba el grupo de vecinos y los policías, una persona que no se identificó, pero dijo ser parte del Ayuntamiento, se unió para expresarles la razón por la cual se encontraban en dicho predio y que debían desalojarlo de inmediato porque se trataba de una resolución de un juez federal que, de no acatarla, podría implicarles un delito.

Fotos: Isaí Lara Bermúdez.- Director de Promum, Juan Carlos
Barragán, motivó el desalojo

Sin embargo, las personas se resistieron debido a que nunca les presentaron un oficio de seguridad, atendiendo que se trataba de un terreno particular, lo cual generó la molestia de la persona y sin más, el funcionario no identificado se dio media vuelta para dirigirse a uno de los mandos policiales a quien le dijo: “listo”, y fue así como el oficial dio la orden de que se aproximaran más elementos y “rodearan” a los colonos.

 

Elementos policiacos provocaron la gresca

Uno de los líderes les pidió que se sentaran en el piso para evitar una confrontación, sin embargo, la gresca comenzó cuando uno de los elementos policiacos que se encontraba a un costado de una camioneta, donde había más personas, comenzó a jalonear a uno de los defensores del terreno a quien comenzaron a golpear entre varios; las personas más cercanas se enardecieron y se presentaron algunos encontronazos con los policías.

En uno de los eventos, el reportero Antonio Maya fue detenido por un policía, quien lo tomó con su brazo izquierdo y con el derecho le propinó un golpe en la mano para tumbarle el celular con el cual estaba documentando; no conforme con ello, lo derribó al piso en donde otros elementos lo rodearon propinándole diversos golpes, lo que provocó que se rompiera también su laptop que cargaba en su mochila, y sufriera un ligero corte en el labio interior de su boca.

Fotos: Isaí Lara Bermúdez.- Jefe policiaco que ordenó la agresión
policiaca

Al ver la situación, otros reporteros se aproximaron al sitio tratando de persuadir para que lo liberaran, entre ellos la reportera Yolanda Caballero, quién solo consiguió ser jaloneada por otros elementos, siendo herida en uno de sus brazos. La acometida contra los comunicadores continuó con la persona de José Luis Camarillo, quien fue detenido arbitrariamente, bajo el pretexto de que era un “malandro”, expresaron los policías.

A él lo aventaron a una patrulla panel, donde lo retuvieron durante casi media hora y posteriormente lo llevaron a la comandancia en Playas de Tijuana para decirle que había sido detenido por supuestamente “obstruir las labores de los policías”; posteriormente fue liberado, resultando con una lesión en el labio exterior de su boca y golpes en las costillas del lado izquierdo.

Pese a que la gran mayoría de los reporteros presentes se acercaron a los hechos e hicieron saber a gritos que los detenidos y lesionados eran reportero, los elementos policiacos jamás se inmutaron por esa situación y contrario a ello, buscaron la forma de seguirse encarando con quien se les pusiera enfrente; pese a ello, los colonos fueron los que tomaron el control de la situación y se distanciaron un poco sin mayor alarde para evitar así que se dieran más enfrentamientos.

Media hora después, la gresca cesó, previo desalojo bajo amenaza de la autoridad municipal y agentes policiacos de los ocupantes del lugar.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio