Jonáz, visceral y determinado

Fotos: Internet/Llega a Tijuana con propuesta en solitario
 
Espectáculoz Viernes, 13 Abril, 2018 11:40 AM

Descarga inquietudes y experiencias sonoras en “Mi Primer Disco”, álbum solista de la voz e imagen de Plastilina Mosh, quien mezcló el folclor norteño con la música contemporánea y que presentará hoy viernes 13 en Black Box

El cantante e imagen de Plastilina Mosh, Jonáz, visitará la frontera para presentar “Mi Primer Disco”, material que exhibirá en Black Box, lugar en el que se estrenará con su proyecto en solitario, mismo del que habló en entrevista telefónica con ZETA, además de compartir su visión sobre la industria musical en la actualidad.

“Me acabo de estrenar como papá, el primogénito me cambió la vida para bien”, apuntó el cantante y productor, quien considera el conjunto de canciones como “Uh La Lá”, “Picosa”, “El Diablo Güero”, “Bailando en la Calle”, “Sonido Paposho”, “That Yoga Ass”, “Cocodrilo al Carbón”, “Netflix & Chill”, “Bailando con el Diablo”, “Brazilian Wax” y “Pinches Carajillos”, como la continuación de su proyecto A Band of Bitches.

“Es una continuación de mi banda A Band of Bitches, este disco solista lo publiqué el año pasado, esa banda con las máscaras era algo que tenía ganas de hacer, era divertido, pero su ciclo se cumplió; entonces se me hizo más lógico dejarlo ir y quería volver a hacer música, y es como la continuación. Se llama ‘Mi Primer Disco’ y ahora sale bajo el nombre de Jonáz, y cayó a la par del nacimiento de mi primer hijo”, subrayó el músico.

“Estoy produciendo y arreglando, en A Band of Bitches era lo mismo, era un disco mío, no tenía grupo, la banda se formó por la necesidad de salir a tocar, ha sido ‘padre’ exponer los tiempos de la banda, meterme al estudio, ver la música de otra manera, no es mejor ni peor, sino diferente al hecho de trabajar en grupo. Son cosas muy divertidas, la ventaja en una banda es que se disparan ideas sugeridas, pero (en solitario) todo es más visceral, rápido, crudo, desenfrenado”.

Referente a la experiencia de grabar “Mi Primer Disco”, explicó que siempre lo miró con entusiasmo porque le permitió experimentar más.

“Tuve inquietud de hacer mezclas de música regional con el rock y la música moderna, el tipo de composición y producción con música nueva, es una cuestión histórica en la que la manera de grabarla es la misma, no hay como defender el género, pero se convirtió en una pieza de museo, me gusta retomar esa cuestión cultural y mezclarla con cosas contemporáneas, lo cual es divertido y me dejó satisfecho. El estar solo me ha permitido experimentar más”, recalcó.

“Mi Primer Disco” es una continuación de la banda A Band of Bitches

“Hoy estoy escuchando música balcánica, de gente de Rumania, Turquía, ellos mezclan lo tradicional con cosas modernas, producciones modernas, lo mismo pasa en Medio Oriente, entonces son como pasos naturales a dar. Lo que también define al rock and roll es la actitud, y podemos experimentar con ello”, aseguró quien se autodefine como un punk viejo que por mucho tiempo hasta tocó pop.

“Mi mayor gusto en la vida sigue siendo la música, y sigo ahí por el hecho de sorprenderme, el saber que a cada rato puedo sorprenderme con la música me hace estar activo, sentarme a componer y descubrir diálogos conmigo mismo, como si me descubriera”, compartió.

Sobre el tema de la tecnología y la industria de la música actual, el cantante de Plastilina Mosh ha encontrado desventajas en los avances: “He visto que mucha gente está dejando de tocar porque la tecnología los está supliendo, el mundo de la música se está inundando de música programada, a mucha gente ya no le importa aprender a tocar instrumentos, a la par me encuentro con que la fábrica de guitarras Gibson va a desaparecer, se me hace una catástrofe, eso es algo triste de la tecnología. Hoy todo es más rápido, más simple, se dejaron usar los instrumentos tradicionales.

“Cada vez la música se hace más simple, casi todas las propuestas están muy basadas en música electrónica, hace mucho años no nace un nuevo héroe de la guitarra o el bajo, uno de los últimos, Slash de Guns and Roses, cosas por el estilo; hoy no hay guitarristas que se hayan ganado ese mérito, todo está cambiando, empezando con ello porque a mí me gusta mucho escuchar música orgánica, pero quizá es el momento de otra gente”, indicó.

“La música es arte, tiene el propósito de expresar, después es comunicar, pero dejó de serlo para convertirse en arte de entretenimiento, y ahora siento que dejó de ser arte y ahora solo es entretenimiento, sin muchas variantes, sin experimentaciones, desechable, todo rápido. El formato está exigiendo mucha música, el público ya está acostumbrado a escuchar un álbum dos días y adiós, ahora hay más canciones que lo que vamos a vivir, de hecho, tengo poco tiempo usando aplicaciones de películas y me doy cuenta que puedo ver cinco películas diarias el resto de mi vida, y es una baba (en comparación) a la cantidad que existe. Hay una producción extrema, si todo fuera bueno, estaría muy chingón, pero mucho es mierda, aunque hay gente que busca encontrar cosas nuevas cada día”, relató el protagonista de esta noche en Tijuana, cuyo disco podría definirse como un collage de momentos biográficos que se reflejan en la música, “como un álbum de fotos de mi pubertad hasta hoy, visceral y determinado”.

Por último, en cuanto a Plastilina Mosh, Jonáz dijo que viven una etapa impredecible en la que componen música para un nuevo disco y preparan el montaje para una gira por Estados Unidos, contentos trabajar juntos nuevamente tras cinco años de ausencia, redescubriéndose como mentes creativas, dando vida a sus inquietudes y para presentarse lo más honestos posibles.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio