EU, Francia y Reino Unido atacan con misiles a Damasco, la capital de Siria (VIDEOS)


 
Destacados Viernes, 13 Abril, 2018 06:52 PM

Después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó que Estados Unidos, junto a Francia y Reino Unido, atacarían al régimen de Bashar Háfez al-Ásad, por el uso de armas químicas contra civiles, diversas agencias y medios internacionales señalaron que sus corresponsales fueron testigos de diversos ataques con misiles en Damasco, capital y la segunda ciudad más grande de Siria después de Alepo.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, señaló que fueron atacadas diversas bodegas que eran usadas como fábricas de armas químicas, supuestamente usadas por el régimen sirio de Bashar Háfez al-Ásad contra objetivos civiles.

La agencia francesa AFP informó que los ataques golpearon bases militares y centros de investigación en Damasco. Según testigos citados por la británica Reuters, se pueden divisar varias columnas de humo en la ciudad.

El periodista sirio Danny Makki informó a través de su cuenta en la red social Twitter que una serie de explosiones se han escuchado en Damasco y que, según reportes iniciales, el ataque ha sido dirigido a Barzeh, en el este de la ciudad.

Por su parte, la televisión estatal siria aseguró que, hasta el momento, el régimen de al-Ásad ha interceptado 13 misiles de la coalición internacional que los ataca. Mientras que las Fuerzas Armadas británicas señalaron en un comunicado, que usaron 4 aviones Tornado contra objetivos donde se tendrían almacenadas las supuestas armas químicas.

Antes, Trump informó que ordenó a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, que junto a Francia y al Reino Unido, ataquen a Siria, por el supuesto uso de armas químicas por parte del régimen que lidera a quien llamó “dictador”: Bashar Háfez al-Ásad. Además, instó a Rusia y a Irán a decidir de cuál lado de la historia quieren estar.

“A Irán y a Rusia, pregunto, ¿qué clase de nación quiere ser asociada con un asesinato masivo de hombres, mujeres y niños inocentes? Las naciones del mundo pueden ser juzgadas por los amigos que tienen”, espetó Trump.

“Esta noche, pido a todos los estadounidenses que recen por nuestros nobles guerreros y nuestros aliados, mientras llevan a cabo sus misiones. Oramos para que Dios le traiga consuelo a los que sufren en Siria. Oramos para que Dios guíe a toda la región hacia un futuro de dignidad y de paz”, dijo Trump en un breve mensaje televisado.

“A medida que otras naciones intensifican sus contribuciones, esperamos con ansias el día en que podamos traer a nuestros guerreros a casa”, abundó el presidente estadounidense. “Ninguna nación puede triunfar a largo plazo mediante la promoción de Estados tiranos, brutales y dictadores asesinos”, señaló el mandatario.

“La respuesta de hoy es el resultado directo de la incapacidad de Rusia para mantener esa promesa. Rusia debe decidir si seguirá por este camino oscuro o si se unirá a las naciones civilizadas como una fuerza para la estabilidad y la paz”, amenazó Trump.

“Estamos dispuestos a mantener esta respuesta hasta que el régimen sirio detenga su uso de agentes químicos prohibidos”, dijo el presidente estadounidense. “El propósito de nuestras acciones de esta noche, es establecer una fuerte disuasión contra la producción, propagación y uso de armas químicas. El establecimiento de este elemento disuasivo es un interés vital para la seguridad nacional de los Estados Unidos”, dijo el republicano.

“Hace un año, Assad lanzó un ataque de armas químicas salvajes contra su propia gente inocente. Los Estados Unidos respondieron con 58 ataques de misiles que destruyeron el 20 por ciento de la fuerza aérea Siria”, indicó el presidente estadounidense.

“El sábado pasado, el régimen de Assad de nuevo desplegó armas químicas para masacrar a civiles, esta vez en la ciudad de Douma, cerca de la capital Siria de Damasco. Estas no son las acciones de un hombre, son los crímenes de un monstruo”, aseguró Trump, sin mostrar pruebas.

Más temprano este día, el Ejército ruso acusó a Gran Bretaña de fabricar un supuesto ataque químico en Siria, el pasado 7 de abril, mismo que mató a más de 40 personas en la ciudad de Douma, del cuál Londres culpa al Gobierno de Bashar al Assad.

La declaración llegó en medio de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, donde se discutió la presunta responsabilidad del Gobierno sirio en el ataque químico, así como la respuesta de Estados Unidos al mismo.

Activistas sirios habían afirmado que el Gobierno de Bashar al Assad utilizó armas químicas, lo que generó indignación internacional, además de que provocó que Washington y sus aliados consideraran una respuesta militar. Por su parte, Moscú advirtió contra cualquier ataque y amenazó con tomar represalias.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, emitió declaraciones de médicos del hospital de Douma, que dijeron que un grupo de personas con cámaras de video ingresaron al hospital, gritando que sus pacientes fueron golpeados con armas químicas y causando pánico.

Sin embargo, los médicos supuestamente aseguraron que ninguno de los pacientes había resultado herido por los productos químicos. Antes, en una conferencia de prensa, el Ministro de Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, afirmó que el ataque había sido fabricado.

“Tenemos evidencia irrefutable de que este fue otro evento organizado, y que los servicios secretos de un cierto estado que ahora está a la vanguardia de una campaña rusófoba estuvieron involucrados en este evento organizado”, aseguró, sin ofrecer la evidencia.

Según médicos sirios y una declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 40 personas murieron en el ataque del 7 de abril en el ex puesto rebelde de Douma, por síntomas consistentes con el uso de armas químicas.

Según la OMS, cerca de 500 personas fueron atendidas en centros médicos con síntomas de exposición a agentes químicos y al menos 43 de los fallecidos presentaban cuadros relacionados a sustancias tóxicas.

Por su parte, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, alertó del retorno de la Guerra Fría y denunció que la situación en Siria presenta ahora el mayor peligro para la paz y seguridad internacionales.

“Las crecientes tensiones y la incapacidad de alcanzar compromisos para establecer un mecanismo de rendición de cuentas [sobre el uso de armas químicas en Siria] amenazan con llevar a una total escalada militar”, dijo Guterres.

Asimismo, la Embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, aseguró que el régimen de Assad había utilizado ataques químicos en al menos 50 ocasiones.

Por su parte, presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo ayer jueves, que contaba con “evidencia” de que el régimen Bashar Al Assad utilizó gas cloro contra la población civil en Duma y prometió responder cuando lo juzguen “más útil y efectivo”.

“Tenemos evidencias de qué armas químicas fueron usadas, al menos cloro, y que fueron utilizadas por el régimen de Bashar al Assad”, dijo Macron en una entrevista con la cadena francesa TF1.

Ayer por la noche, Donald Trump, y la Primera Ministra británica, Theresa May, acordaron vía telefónica que el uso de armas químicas no se puede quedar “sin respuesta” y recalcaron la importancia de impedir que el régimen sirio vuelva a utilizarlas.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio