En Tijuana, primero construyen y después piden permiso

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Plantel asentado en terreno de relleno inestable
 
Ezenario Lunes, 23 Abril, 2018 12:00 PM

Sin las respectivas licencias, en Tijuana inician construcción de edificios públicos o privados con el aval de la autoridad municipal que hasta seis meses después de que la obra es erigida libera el permiso respectivo. Edificios Cosmopolitan de David Guakil y el COBACH semi militarizado –el cual se asienta en una zona dictaminada como inestable-, son ejemplo de ello

“En Tijuana, ninguna construcción se realiza sin antes contar con la licencia de construcción”, sostuvo el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SDUyE), Ricardo Lomelín Clapera.

El funcionario afirmó que para ello la Dirección de Administración Urbana realiza las inspecciones y aplica las multas correspondientes.

Cuestionado en su momento, el funcionario anotó que tanto la empresa Cosmopolitan Group, propiedad de David Saúl Guakil, como el COBACH  semi militarizado que se construye en el Fraccionamiento Jardines de Agua Caliente, sí cumplen con todos los requisitos.

No obstante, la realidad de Tijuana y los propios empresarios de la construcción contradicen su aseveración.

 

COBACH MILITARIZADO, SIN LICENCIA Y EN ZONA INESTABLE

 

Sin contar con las licencias de construcción respectivas y sin que a la fecha en la Dirección de Administración Urbana (DAU) se tenga oficialmente un proyecto ejecutivo de la obra, desde finales de 2017 se construye una preparatoria semi militarizada, bajo el sistema de Colegio de Bachilleres de Baja California (COBACH).

El plantel se edifica con una inversión de 35 millones de pesos de recurso público, principalmente aportado por la Federación, y en predios donados por el gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Tijuana.

El problema es que dichos predios se ubican en el Fraccionamiento Jardines de Agua Caliente, asentamiento con notable presencia de deslizamientos y asentamientos derivados de la estabilidad precaria de la zona, fenómenos que, de acuerdo a un estudio realizado por el Centro de Investigación Científica y de educación Superior de Ensenada (CICESE), están asociados a la gravedad y al tipo de relleno, por lo que el organismo recomendó “no aumentar la carga al terreno”.

El estudio geológico del Fraccionamiento Jardines de Agua Caliente, lo realizó el CICESE en 2011, después de que en el polígono del fraccionamiento edificado por Grupo Melo registrara hundimientos, agrietamientos y fracturas en viviendas y vialidades, lo que derivó incluso que Protección Civil Municipal colocara engomados rojos para advertir como inhabitables algunas inmuebles.

El terreno de 10 mil metros cuadrados en donde se edifica el COBACH semi militarizado se ubica al este, en el límite topográficamente más bajo del fraccionamiento “y corresponde básicamente a una zona de relleno que, a su vez, coincide con las pendientes más fuertes”, se lee en el estudio.

Es en esta zona donde los expertos del CICESE mapearon 17 grietas, la mayoría en la privada De La Higuera, de La Mora y Castaño, calles que rodean el predio del plantel.

Foto: Cortesía.- Sin licencia de edificación se construyeron seis pisos de la obra

Si bien “en la Zona Este solo se observaron tres hundimientos, dos están prácticamente en el límite de corte y de relleno…”, es decir, en el punto dónde se erige la institución educativa que prevé abrir sus puertas al arranque del inicio escolar 2018-2019.

Peor aún, los especialistas advierten que ante escenarios que contemplen las sismicidad de la región, el terreno es de una “estabilidad precaria”.

No obstante al dictamen del CICESE y a la oposición de los vecinos que habitan las privadas que circundan el predio de lo que será la nueva preparatoria, su construcción continúa, asegurando el Coordinador de COBACH en zona costa, Javier Santillán, que sí se  cuentan con los estudios correspondientes que “garantizan la estabilidad del terreno”.

A medio año de iniciada la obra, ZETA solicitó vía la unidad de Transparencia del XXII Ayuntamiento de Tijuana copia de la licencia de construcción, movimiento de tierra, uso de suelo, así como del proyecto ejecutivo, obteniendo como respuesta de la Directora de Administración Urbana (DAU), Magdalena García Tafoya, que “después de una búsqueda exhaustiva”, no se encontró registro de esos requisitos ni en los archivos del Departamento de Urbanización, Departamento de Usos de Suelo.

No obstante, advirtió que “en el Departamento de Edificaciones sí se cuenta con solicitud de licencia de construcción” y para estar en condiciones de emitir las copias solicitadas en versión pública advirtió un pago de 576.50 pesos.

No obstante, al acudir a realizar el pago para obtener las referidas copias, en el sistema del Departamento de Edificaciones no se localizó ni solicitud alguna ni ningún tipo de documento que diera cuenta oficial de la construcción del COBACH semi militarizado que se erige en el Fraccionamiento Jardines de Agua Caliente.

 

NO HAY MANERA DE ESPERAR LIBERACIÓN DE LICENCIA: GUAKIL

 

“El gobierno es el que tiene que ajustar sus tiempos, no yo”, advirtió el empresario metido a político, David Saúl Guakil.

Su máxima la ha llevado a la práctica; como muestra ponderó la construcción de un complejo de departamentos que erige su empresa Cosmopolitan Group en la Zona Centro, sobre la Avenida Revolución y calle 9, “hace un año y medio inició Distrito Revolución y la licencia de construcción me la dieron hace poco más de 4 meses”.

En efecto, el complejo de 66 departamentos inició edificación desde mediados de 2017 sin contar con la licencia de construcción correspondiente, la cual le fue liberada el 22 de diciembre de ese año, cuando la obra tenía edificados 6 pisos.

De la irregularidad culpó al propio gobierno: “No soy yo, es el sistema, los permisos se van requiriendo, pero un trámite es de 65, otro de 45, 60 días para tener las licencias de impacto urbano, impacto vial, certificación de bomberos; antes de llegar a la licencia –de construcción-, son como 20 permisos, 20 trámites que se tienen que hacer”.

Si bien, anotó que las reglas y los reglamentos se tienen que cumplir “nosotros no construiríamos nada si no respetamos las reglas y los reglamentos”, admitió que no todas las ordenanzas se cumplen desde el inicio de la obra, sino que se van solventando en el transcurso de la misma:

“Se respetan en el inter, hay cosas que se cumplen en el inter pero hay cosas que se cumplen de inicio que son las más importantes, como: que el predio no tenga ninguna contaminación, que tengas un análisis de que el predio aguanta el peso de un edificio; estudio sísmico, geofísicos que la autoridad pide para cualquier movimiento”.

Por ello es que iniciado el trámite para obtener los permisos correspondientes, la edificación de los proyectos arranca, solventando las inconsistencias al mismo tiempo que la obra avanza ya que, desde su punto de vista, “todo es corregible, si algo sale insolvente se corrige”.

Para el empresario “no hay manera de esperar hasta que salga la licencia de construcción”. Particularmente, dijo, por los 3 mil empleos que sus edificaciones actualmente generan, 200 de ellos para migrantes haitianos.

Estoy a favor de todos los reglamentos pero también de que todos los requerimientos se den de manera más rápida, añadió, para luego subrayar: “cuando la ciudad está dormida puedes esperar los 18 o 20 meses –que expuso puede demorar la liberación de una licencia-, ahorita la ciudad no está dormida, hay una demanda tremenda en el que se tienen que cambiar los reglamentos para que las licencias se den de manera más expedita”.

Además, “no hay manera de que dejemos de construir porque estamos construyendo en propiedad privada, porque la Ley me permite construir en propiedad, lógicamente tenemos que respetar los reglamentos”.

Para justificar su contradictoria apreciación, Guakil expuso que las edificaciones, al menos las de su propiedad, aunque sin licencia de construcción, sí inician con otro tipo de licencias, “hay licencias provisionales de movimiento de tierra para construir cimentación, hay toda una ruta…”.

 

OBRAS IRREGULARES POR FALLA DEL MUNICIPIO: CICTAC

 

A decir del ingeniero José Luis Almanza, integrante del Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana (CICTAC), el hecho de que en el municipio se edifiquen obras irregulares –sin el total de las licencias correspondientes-, de debe a fallas del municipio, al no imponer las sanciones y multas correspondientes.

La propia autoridad “fomenta la mala cultura de iniciar primero la construcción y luego realizar los trámites, vicios que se observan tanto en obra de la iniciativa privada como pública”, dijo.

Si bien, indicó que en el proceso de liberación de permisos la autoridad municipal es muy lenta, sostuvo que la demora no alcanza los 6 meses, como lo afirma Saúl Guakil: “Sí son lentos pero no tanto; si tarda ese tiempo es porque existe alguna irregularidad”.

Descartó que se puedan iniciar edificaciones con permisos temporales, “permisos temporales solo existen para movimiento de tierra”.

Anotó que como colegio plantean la agilización de los trámites, pero también el cumplimiento de los requisitos básicos que garanticen la calidad de las construcciones, que los proyectos estén técnicamente solventes, para evitar contingencias, porque un problema técnico se vuelve un problema social, como el caso de Lomas del Rubí”, concluyó.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio