A la profesora


 
Cartaz Lunes, 23 Abril, 2018 12:00 PM

Sublime estampa de aquella educadora,

tierna niñez de mis recuerdos.

Generación tras generación,

cuánto has enseñado profesora.

 

Palpable historia es el maestro,

misión divina, bendita suerte.

 

Y a una distancia de muchos años,

yo en especial, este día 16 de mayo,

mi apoyo, respeto y cariño

al profesor.

 

Sin mucha comunicación verbal,

estas dos personalidades

rivalizan sin querer,

jerárquicamente.

 

El sacerdote y el maestro

de la mano van cumpliendo

con esa inconmensurable

misión divina.

 

Bendita suerte de todo aquel

que aprendiendo,

goza enseñando.

Bendita Escuela Francisco Zarco,

Bendita Escuela Luis Donaldo Colosio M.,

Lomas Taurinas.

 

José Palma Herrera

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio