“Santas campañas…”

Foto: Internet
 
Opinionez Sábado, 31 Marzo, 2018 12:00 PM

De Trez en Trez

 

 

 

1.- Intento en estos días “santos” pasármela tranquilo, sin sobresaltos; desatenderme de las preocupaciones y del estrés cotidiano. Desde luego no observaré todas las costumbres que la abuela -ya nonagenaria- nos inculcó a toda la familia, pero aun así pretendo estar en santa paz.

Sin embargo, y para estar a tono con esos días, debo confesar que no lo he logrado del todo, más bien no lo he logrado y punto.

No se puede estar tranquilo y en paz cuando se enciende el televisor y casi todas las notas en la mayoría de los noticieros, dan cuenta de hechos extremadamente violentos, de “desaparecidos”, ejecutados, de montones de cadáveres amontonados en una camioneta; de enfrentamientos entre pillos y la policía o elementos militares; lo mismo en Michoacán, Tamaulipas, Guerrero, Veracruz y aquí mismo en Baja California, donde un día sí y otro también ocurren las ejecuciones, son por desgracia algo común.

Lo mismo sucede si escucho noticias en el radio; a los hechos violentos se agregan las denuncias de corrupción de tal o cual personaje que, ya ve usted, luego resulta que “dijo mi mama que siempre no” y sospechosamente son exonerados.

En la Semana Santa, me comenta la abuela, “hasta se hablaba en voz baja, pocas palabras, nada de aspavientos ni alharaca, se cubrían las imágenes religiosas y el ayuno era casi obligatorio hasta pasado el mediodía del Viernes Santo”, recuerda la nonagenaria, quien, salvo algunos “resbalones”, sigue lúcida. Pero, no puedo más que escuchar sus recuerdos, porque las páginas electrónicas que consulto en la red, principalmente de periódicos y periodistas, tratan de lo mismo: violencia, impunidad, corrupción, descomposición social.

Así me entero de la muerte de una familia en medio de un enfrentamiento -otro más- en Tamaulipas, de estudiantes desaparecidos en Jalisco, de la muerte de otro periodista en Veracruz; mientras que en Baja California se decomisaron, apenas la semana anterior, un millón 601 mil 953 dosis de marihuana, 570 mil 491 dosis de cristal, tres mil 900 dosis cocaína, 61 de heroína y 652 mil 826 dosis de “ice”; y de que según un estudio, el 35% de los jóvenes en México están relacionados de alguna forma con la delincuencia.

2.- Con todo esto es entendible que en esta “Semana Mayor” no participe de las costumbres que la abuela -sabia siempre- seguía  allá en su pueblo natal del occidente del país, donde además de las misas obligatorias, las visitas de los templos y las procesiones, los habitantes realizaban ciertas acciones, como cuando  encendían pequeñas fogatas aquí y allá…“para hacer humo nada más, pues se trataba de ayudar a Jesús a esconderse de los soldados romanos que lo andaban buscando.”

Otro asunto que no me deja estar en paz y tener mis momentos de reflexión y recogimiento espiritual, es la campaña publicitaria del Gobierno Federal -léase “Enriquepeñanieto” y sus cómplices que dicen gobernar al país- con la que pretenden convencernos que no estamos tan mal, ni de cabeza, y que a lo mejor, nosotros los ciudadanos de a pie, estamos sumando mal y viendo “las cosas al revés”.

Pienso un montón de leperadas -luego no me aguanto y las digo- al ver y escuchar esta vana y superficial campaña. En eso de las cuentas claras, como que nos quedan a deber a los gobernados; se necesita tener “escasa progenitora” para hablar de honestidad cuando el sello de este sexenio ha sido precisamente la corrupción y el despilfarro de los dineros públicos, amén del clima de violencia e inseguridad. Pero no, según ellos, “¿no será que muchas cosas que se piensa que están de cabeza, cuando en realidad no lo están?”

3.- Vuelvo a intentar concentrarme en la “santa paz” que debe observarse por estos días de guardar, pero, ¡cómo le hago! Si precisamente en Viernes Santo -según la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana-, dan inicio oficialmente -según el INE- las campañas electorales de este año; así que la “spotiza electorera” estará a todo lo que da a mañana, tarde y noche, y por todos los medios habidos y por haber.

Lo que resultará en un verdadero “viacrucis” para los ciudadanos, pues habremos de aguantar más mugre, suciedad y cochinadas que todos los “trapos sucios” que salieron a relucir durante la llamada pre campaña.

De cualquier forma, haré de “tripas corazón” y encontraré algún momento para estar en paz y reflexionar, pues de vez en vez hace falta, aunque los “demonios” que se presentan de mil maneras traten de impedirlo.

P.D.- ¿Salir de vacaciones a algún lugar? Ni pensarlo, aglomeraciones, mal servicio, altos precios, abusos y otras cosas me dicen que no.

P.D.2.- Mejor a disfrutar de la ciudad semivacía y sin tantas prisas ni tráfico vehicular.

 

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana. Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio