Rogelio Guerra: una vida en la actuación

Foto: Internet/Murió a los 81 años
 
Espectáculoz Lunes, 5 Marzo, 2018 12:00 PM

Quizá su más grande personaje fue el de “Luis Alberto Salvatierra” en el melodrama “Los Ricos También Lloran”, que rompió niveles de audiencia a nivel nacional, vendiéndose a otros países y logrando el mismo éxito que en México.

Tal proyecto le abrió paso a nuevas oportunidades para ganarse el título de primer actor, pero a Rogelio Guerra lo respaldan más de 80 películas, 30 melodramas, cuatro miniseries y 68 obras de teatro, sin olvidar sus participaciones en doblaje, legado que deja a una vida dedicada a la actuación.

El histrión murió de un paro cardiaco la tarde del miércoles 28 de febrero de 2018, a los 81 años de edad, tras una enfermedad que fue desgastando su cuerpo, primero provocándole pérdida de memoria, luego, un accidente cardiovascular que dañó su cerebro y por consiguiente, su sistema motor, perdiendo el habla  para después confinarlo a una silla de ruedas y posteriormente a una cama.

Primero la Asociación Nacional de Intérpretes (ANDI) dio a conocer su deceso, luego lo hizo su esposa, Maribel Robles, quien declaró que después de sufrir un paro respiratorio, intentaron reanimarlo sin éxito.

“Se fue en familia y tranquilo”, expresó su viuda a un medio nacional, “estamos con muchas emociones cruzadas, tristes, pero tranquilos porque él descansó”.

Nacido en Aguascalientes el 8 de octubre de 1936, Rogelio Guerra inició su carrera en la década de los 60 en la telenovela “Cumbres Borrascosas”,  destacando en melodramas como: “El Derecho de Nacer”, “Los Parientes Pobres” y “Nada Personal”, siendo “Lo que la Vida me Robó”, de 2014, su última incursión en televisión. Ese año se retiró por enfermedad.

En teatro,  entre el drama, la comedia y musicales, se desempeñó en obras como “¿Quién Teme a Virgina Woolf?”, “El Principito” “Equus” o “Mame”, siempre imprimiendo ese toque personal a cada personaje que interpretaba.

Gracias a su galanura, Guerra alternó con bellas actrices, entre ellas, Verónica Castro y Lucía Méndez, pero también con grandes figuras como Mario Moreno Cantinflas.

Más de 50 años de trayectoria artística dan cuenta de un hombre que se dedicó en cuerpo y alma a lo que más amaba, la actuación, trabajo que le permitió vivir dignamente en lo económico; sin embargo, cuando le diagnosticaron Alzheimer, tal enfermedad transformó tanto su entorno laboral como personal, dejándolo en una situación muy precaria.

El actor se casó en tres ocasiones,  procreando cuatro hijos. Le sobreviven su esposa Maribel Robles y sus vástagos: Rogelio, Fedra, Carlo y Aldo.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio