Quieren seguir reinando

Fotos: Cortesía
 
Deportez Lunes, 12 Marzo, 2018 12:10 PM

Mientras llega la inauguración de la temporada 2018 de la LMB, Toros de Tijuana llevan a cabo su campamento de entrenamiento en Tucson, Arizona. El manejador Pedro Meré dice estar muy consciente de que son los campeones actuales y buscarán más títulos

El inicio de la temporada 2018 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) está a la vuelta de esquina. En dos semanas, Toros de Tijuana se enfrentarán a Acereros de Monclova en el Estadio Gasmart, encuentro que marcará el inicio del primer campeonato y la defensa del título obtenido en 2017.

Mientras llega el jueves 22 de marzo, la organización de los “bureles” lleva a cabo su campamento de entrenamiento en Tucson. Arizona. El club acude por cuarto año consecutivo a la que fuera sede de los Diamantes de Arizona y los Medias Blancas de Chicago, el Complejo Deportivo Kino, antes conocido como Estadio Tucson Electric. Llegaron a esas instalaciones desde el 17 de febrero y estarán ahí hasta el sábado 17 de marzo, cuando regresarán al inmueble del Cerro Colorado.

Más de 50 peloteros se encuentran en el campamento primaveral bajo las órdenes del manejador Pedro Meré y las instrucciones de los coaches, realizando sus rutinas de gimnasio, estiramiento físico y situaciones de jugadas; además, ya comenzaron los partidos de exhibición ante sucursales de equipos ligamayoristas. Se prevé que sea hasta los últimos días de la práctica cuando se ajuste el roster titular de 30 jugadores.

Sobresalen los lanzadores Miguel Peña, Sergio Mitre, Alex Sanabia, Carlos Hernández, Juan Sandoval y Jason Urquidez;  Corey Brown, Kyle Hankerd, Dustin Martin, Roberto López, Isaac Rodríguez, Jorge Cantú, Juan Apodaca;  los recién llegados Carlos Rivero, Maxwell León, Justin Greene y el serpentinero cubano Raúl Valdez.

“Han venido muchachos con muy buen talento, ahorita se están tratando de mostrar y de ganarse un lugar en el equipo, más que nada me ha gustado el recibimiento del equipo, que los han hecho sentir en casa, los han cobijado muy bien y eso es ya un hábito de nuestro equipo, el tener una buena armonía con los que hemos estado acá y los muchachos que van llegando”, comentó el manejador.

Al igual que la temporada pasada, agregó, tendrá “algunos agradables problemas” para conformar el roster.

“Hay mucho material para echar mano y eso me gusta, pero a la vez nos crea una competencia sana entre los jugadores que los hace dar lo mejor de ellos. Estoy contento porque lo único que han hecho los jugadores es trabajar. Hemos hecho sugerencias y ellos han captado el mensaje de lo que queremos como organización, que es el campeonato”, reconoció, quien contemplará las piezas con que contará en su búsqueda por repetir el cetro de la LMB, a pesar de los obstáculos que podrían presentarse en la nueva modalidad de torneos cortos.

El bateo se pone en forma

“En ese sentido, desde el primer día fue la primera plática que tuvimos, concientizar a los muchachos de que ahora va a ser el sistema diferente. Tenemos un torneo corto, tenemos que mentalizarnos y prepararnos físicamente  para estar listos para ello, porque el margen de error es menor. Son dos torneos rápidos, la única preocupación es que ojalá los muchachos físicamente lo aguanten, más que nada los pitchers, porque tenemos que ir a fondo. Son cincuenta y tantos juegos, después hay una pausa y luego otros cincuenta y tantos juegos a fondo, dos playoffs. Si hay un equipo que llegue a dos playoffs seguidos, el pitcheo podría verse mermado o cansado, y por ahí podría haber una lesión”, apuntó el manejador.

Otro de los objetivos del club tijuanense para la próxima temporada, es continuar creciendo con la mentalidad de convertirse en una dinastía: “No es un campeonato, es ir creciendo paulatinamente, todavía nos queda muchísimo que crecer y estamos muy conscientes de que somos los campeones actuales y queremos seguir ganando. Esa es la filosofía de Toros”, puntualizó Pedro Meré.

Por su parte, Óscar Romero, gerente deportivo del club, recalcó que el equipo que defenderá el cetro será con el mismo núcleo de jugadores y de tres a cuatro refuerzos.

“Es el mismo plantel,  solo la planeación va a cambiar un poquito en el sentido de que tenemos que administrar bien nuestros brazos para que lleguen en óptimas condiciones, porque tendremos dos playoffs, dos series finales. Se puede decir que es un torneo corto, que tienes que empezar bien y terminar bien. Las expectativas son altas, todo equipo en la Liga no creo que no se prepare para ser campeón. Queremos hacer el equipo más competitivo posible, tener gente confiable, probada, que compita en la Liga y empezar a sacar los resultados”, declaró.

Sobre la salida de Jorge Campillo, quien fungía como vicepresidente deportivo del equipo, el directivo dijo no tener mucho conocimiento al respecto: “Me avisaron de la noticia que dejaba de estar en la organización, pero desconozco los sucesos o los hechos”.

 

LOS VETERANOS DEL EQUIPO

Con una actitud entusiasta respecto a lo que será la temporada 2018 de la LMB, el primera base Jorge Cantú habló acerca de las expectativas para la próxima campaña, que contará con dos torneos cortos.

“De entrada lo veo como una temporada larga, con dos campeones, eso le da un poco de sabor a la Liga y se va a descansar poco tiempo entre torneos”, indicó “El Bronco”.

El ex ligamayorista destacó la preparación que realizó antes de reportar a los entrenamientos primaverales de Toros de Tijuana, en la que hizo énfasis en la velocidad y el acondicionamiento físico, ya que el objetivo es mantener un buen nivel a lo largo de la campaña.

Cantú dará su máximo esfuerzo

“Hice más cosas, desde la dieta, los cambios de ejercicio en el gimnasio. Sí fue buena temporada, pero sé que pude haber dado más. Siempre lo he dicho, para ser el mejor, hay que dar todo todos los días”, aseguró quien en 2017 bateó para .282 de promedio, con 12 cuadrangulares y 55 carreras remolcadas.

Uno de los lanzadores que vivió una gran temporada fue el lanzador Sergio Mitre, que tras un periodo de inactividad de cinco años, volvió a la lomita en 2016 y alcanzó la consagración en el Beisbol mexicano el año pasado, al coronarse en LMB con Toros de Tijuana. Gozó de una gran temporada con Águilas de Mexicali y fue campeón como refuerzo de Tomateros de Culiacán.

“Momento tras momento, una cosa a la vez, solo absorberlo y divertirme lo más que se pueda”, comentó el nativo de Los Ángeles, California.

El jugador de 37 años de edad tuvo cinco triunfos con tres derrotas y 3.10 de promedio en carreras limpias, siendo una pieza clave que derivó en el campeonato en la pasada campaña; ahora buscará seguir en la rotación.

“Ya no soy un joven, espero que por cómo me fue en el año, pueda demostrar que puedo ser el primero, segundo, tercero, cuarto o  quinto de la rotación, pero estar ahí en la pelea”, adelantó.

En cuanto al plan de trabajo para el doble torneo, su rutina sigue siendo igual que en otras ocasiones, “lo único distinto es que será una temporada para los que jugamos invierno, que yo no lo había hecho mucho tiempo, tendremos que  sentarnos y  platicar, ver si vamos de una Liga a la otra sin descanso”.

En la última entrada, el “apagafuegos” es Jason Urquídez, quien participó en 46

partidos, con marca de 5-0, efectividad de 0.98 y 28 salvamentos.

“Este 2018 quiero ser perfecto, ayudar al equipo a ganar, quiero conservar mis oportunidades de salvamento siempre. El año pasado ganamos el campeonato, tenemos un buen equipo, vamos a empujar por el campeonato de nueva cuenta. Es divertido ver cómo trabajamos, es todo lo que podemos hacer para llegar de la mejor forma a la temporada”, compartió.

Sobre los nuevos elementos que llegan a cubrir las ausencias de jugadores como Alex Liddi o Alfredo Amézaga, y lo que ha sido el proceso de integración, el lanzador concluyó que no hay problema, “nuestro ambiente es asombroso, es lo que somos en Tijuana: una familia”.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio