Playball en MLB

Fotos: Internet
 
Deportez Sábado, 31 Marzo, 2018 12:15 PM

Las distintas directivas realizaron movimientos para pelear por el campeonato, aunque no todos tienen la posibilidad. Se presume la revancha entre Dodgers y Astros en la Serie Mundial, o el regreso de Medias Rojas, Yanquis e Indios, así como de Cachorros,  Cardenales y Nacionales

La espera terminó y la temporada 2018 del Beisbol de Grandes Ligas arranca el jueves 29 de marzo, el inicio más temprano en la historia. Los 30 equipos estarán en acción, algo que no sucedía en los últimos 50 años.

Con la misión de conseguir el campeonato que ostentan Astros de Houston, las distintas directivas realizaron movimientos para pelear, aunque no todos tienen la posibilidad. Se habla de la revancha Dodgers-Astros en la Serie Mundial, el regreso de Medias Rojas de Boston, Yanquis de Nueva York o Indios de Cleveland; o bien, de Cachorros de Chicago, Cardenales de San Luis y Gigantes de San Francisco.

José Altuve y su equipo incorporaron a Gerrit Cole a una rotación que de antemano cuenta con Dallas Keuchel y Justin Verlander. Dodgers e Indios continúan equilibrados después de quedarse a un triunfo de esa elusiva corona. Los Nacionales de Washington cuentan con un nuevo mánager para que ayude al futuro agente libre Bryce Harper, Max Scherzer y a Stephen Strasburg, a alcanzar la cima. Y los Medias Rojas de Boston recibieron el poder al bate que necesitaban, J.D. Martínez.

Pero vayamos por partes. Aunque está demostrado que los pronósticos no siempre se cumplen, sino todo lo contrario, los 30 equipos parten de cero en la búsqueda del campeonato de Serie Mundial, pero solo uno saldrá con el trofeo en sus manos. A continuación, el análisis por División y Liga.

En la Americana, el Este promete echar chispas como cada año. Yanquis y Medias Rojas se reforzaron con jonroneros.

El puertorriqueño Alex Cora recibe su primera oportunidad como manejador y la directiva de Boston le ha dado un plantel con el que la afición puede soñar con cosas importantes, y en el Parque Fenway eso es sinónimo de Serie Mundial.

Tienen una ofensiva con gente que ya ha demostrado su calidad con el equipo, como Mookie Betts, Dustin Pedroia, Hanley Ramírez, Xander Bogaerts, Jackie Bradley Jr., Andrew Benintendi y J.D. Martínez. En el pitcheo destaca Chris Sale, quien tuvo una temporada sensacional el año pasado, además de David Price, Rick Porcello, el sonorense Héctor Velázquez y el cerrador Craig Kimbrel.

La rivalidad más grandes, Boston-Nueva York

 

Los Yanquis tendrán mucho poder con Stanton, Judge y Gary Sánchez, pero en el pitcheo su mejor brazo abridor es Luis Severino, que no es un “as”. Aroldis Chapman es el taponero.

Orioles y Azulejos, son equipos que pueden dar pelea, mientras que Rays lucen como sotaneros seguros.

En el sector central, Cleveland se quedó cerca de ir a la Serie Mundial y cuentan con un plantel para pelear. El staff de serpentineros de Terry Francona se mantiene casi intacto, sobre todo los abridores, ya que en el bullpen seguro se extrañará a Joe Smith, pero más que nada a Bryan Shaw, quien ha sido pieza fundamental en el éxito del equipo en las recientes temporadas. Corey Kluber, Carlos Carrasco, Trevor Bauer, Danny Salazar y Mike Clevinger componen la que sin lugar a dudas es la mejor rotación de la Liga Americana.

Francisco Lindor y José Ramirez, son letales a la ofensiva, además de contar con Yandy Díaz, Giovanny Urshela y Jason Kipnis.

Seguramente, Mellizos de Minnesota le harán sombra. Hace un año llegaron a postemporada y siguen con la base de jugadores: Miguel Sanó, ya alejado de lesiones, terminó con 28 jonrones, 77 carreras producidas y asistencia al Juego de Estrellas por primera vez en su carrera; Byron Buxton ganó el primero de los que se esperan muchísimos Guantes de Oro en el jardín central de los Mellizos; Joe Mauer tuvo su mejor temporada desde 2013 y Brian Dozier es uno de los mejores intermediaristas de las Grandes Ligas.

La rotación estará anclada por el dominicano Ervin Santana (16-8, 3.28 ERA), que será secundado por los boricuas José Berríos (14-8, 3.89) y Adalberto Mejía (4-7, 4.50), acompañados por Kyle Gibson (12-10, 5.07). Fernando Rodney salvó 39 juegos para los “D´Backs” en 2017.

Es una lástima, pero ya pasaron los mejores años de Detroit, Kansas City y Chicago.

En el Oeste, los Astros de Houston pusieron fin a una sequía sin títulos a lo largo de su historia el año pasado, ahora tratarán de terminar con una cadena de 17 calendarios en los que ningún equipo de las Grandes Ligas ha conseguido títulos consecutivos en el “Clásico de Otoño”.

Al incorporar a Gerrit Cole a una rotación, que ya de por sí era fuerte con Justin Verlander, Dallas Keuchel, Lance McCullers Jr., Charlie Morton y Collin McHugh, la temporada del “MVP” Jose Altuve es el argumento principal para ganar. Son cuatro campañas consecutivas alcanzando la cifra de los 200 imparables para un pelotero que tiene todo para llegar a consolidarse como una de las superestrellas. Su mancuerna de dobles matanzas, el puertorriqueño Carlos Correa, es ya otra realidad y solo una fatalidad impediría que estos dos sean la base de una gran dinastía en la ciudad espacial.

En 2017, el mánager A.J. Hinch contó con las mejores temporadas en la carrera de varios de sus peloteros, como George Springer, Josh Reddick, Yuli Gurriel y Marwin González.

Su rival más peligroso para contender por el banderín son Angelinos de Los Ángeles. Aunque toda la atención estará sobre el japonés Shohei Ohtani, la estrella que lanza y batea a gran nivel, otro par de contrataciones pueden resultar muy importantes para los de Mike Scioscia. Las llegadas de Ian Kinsler y Zack Cozart podrían hacer la diferencia, pues son dos peloteros que darán mucha estabilidad al cuadro, poseen experiencia y se complementarán muy bien con Andrelton Simmons para conformar una gran defensiva interior, de las mejores de la Americana. Junto a Mike Trout, Pujols y Justin Upton, este grupo fabricará carreras y lucirá sólido en el campo, aunque la gran incógnita sigue siendo el pitcheo.

Marineros de Seattle podría ser el tercero en discordia. Con Robinson Cano como líder ofensivo y Félix Hernández, el caballo de la rotación, darían la sorpresa.

Rangers de Texas tienen el sótano seguro.

 

LIGA NACIONAL

Los Nacionales de Washington dominaron la División Este de la Liga Nacional en 2017 y la situación no debe variar en la campaña que está por arrancar. El equipo en el terreno será encabezado por Bryce Harper y Daniel Murphy, con el regreso de Adam Eaton.

La gran incógnita será el desarrollo como mánager de Dave Martínez. Tras no poder avanzar de la primera ronda de postemporada el año pasado, la directiva del equipo decidió poner punto final a la gestión de Dusty Baker y dársela a Martínez, quien ha sido asistente de Joe Maddon desde la época de Tampa Bay, y luego en Chicago.

La rotación es conformada por Max Scherzer, Stephen Strasburg, Gio González y Tanner Roark. En el bullpen tendrán a Brandon Kintzler, Ryan Madson y Sean Doolittle.

La segunda posición parece destinada para Mets de Nueva York, pero dependerá de la salud de sus lanzadores, aquellos que en 2015 fueron la gran sensación y llegaron hasta la Serie Mundial. En 2017, Jacob deGrom fue el único en responder a esas expectativas, al terminar con marca de 15-10 y 3.53 de efectividad en 31 aperturas. El resto, Noah Syndergaard, Matt Harvey, Steven Matz y Zack Wheeler, deben resurgir.

La ofensiva también fue un hospital, con Yoenis Céspedes jugando apenas en 81 juegos, y también dijeron presente en la lista de lesionados: Asdrúbal Cabrera, Juan Lagares, Michael Conforto y Brandon Nimmo. Por cierto, será el nuevo equipo de Adrián González.

Bravos de Atlanta, Filis de Filadelfia y Marlins de Miami, serán tercero, cuarto y quinto, respectivamente.

En la Central, se avecina un gran duelo entre  Cachorros de Chicago y Cardenales de San Luis. Desde que Joe Maddon llegó a los Cachorros, el equipo ha ganado el título divisional en dos temporadas, ha alcanzado la Serie de Campeonato de la Liga Nacional por tres años consecutivos y fue campeón del “Clásico de Otoño” en 2016.

La rotación de Chicago perdió a Jake Arrieta, pero firmaron a Yu Darvish junto a Jon Lester, Kyle Hendricks y José Quintana. En el bullpen, Brandon Morrow llega de Dodgers para ser el cerrador. Viene de una gran campaña en la que registró 2.06 de efectividad en 45 juegos. La fórmula para llegar a Morrow seguriá siendo con Pedro Strop y Carl Edwards Jr.

La ofensiva seguirá con la misma magnitud: Kyle Schwarber, Addison Russell,  Javier Kris Bryant, Anthony Rizzo y Jason Heyward.

Para los “Pájaros Rojos”, la consigna primordial es mejorar una ofensiva que fue mediocre en 2017, querían a Stanton, pero consiguieron a Marcell Ozuna, que bateó .312 con 37 cuadrangulares y 124 carreras producidas con Marlins y viene a completar un trío de jardineros con Dexter Fowler y Tommy Pham.

La rotación se anclará nuevamente en el dominicano Carlos Martínez, pero hay dudas en torno a Adam Wainwright y Alex Reyes.

La gran contratación sandieguina

Cerveceros de Milwaukee consiguieron piezas importantes a la ofensiva, como Lorenzo Cain y Christian Yelich, para una alineación que ya contaba con Domingo Santana,  Travis Shaw y Ryan Braun. Pueden dar muchos problemas.

Rojos de Cincinatti y Piratas de Pittsburgh no tienen posibilidad alguna.

En la División Oeste, Dodgers regresaron a la Serie Mundial y perdieron en siete aguerridos juegos. No piensan en otra cosa más que cobrar venganza.

El equipo es prácticamente el mismo que ganó 104 juegos y seguramente lograrán el banderín por sexta ocasión consecutiva. Su rotación de lanzadores sigue siendo temible con Clayton Kershaw (18-4, 2.31 ERA en 2017), secundado por Alex Wood (16-3, 2.72), Rich Hill (12-8, 3.32), Kenta Maeda (13-6, 4.22) y Hyun-Jin Ryu (5-9, 3.77), por lo que el trabajo complicado para Dave Roberts, será fabricar ese puente entre las cinco o seis entradas de su abridor y la llegada de Kenley Jansen.

La ofensiva es conformada por Chris Taylor, Corey Seager, Matt Kemp, Cody Bellinger, Yasiel Puig, Yasmani Grandal, Logan Forsythe y Kike Hernández.

Diamantes de Arizona cuenta con un buen staff de lanzadores, encabezado por Zack Greinke y Robbie Ray, además de Taijuan Walker y Patrick Corbin. Su principal bujía ofensiva es Paul Goldschmidt, con ayuda de elementos como A.J. Pollock, Chris Owings, David Peralta y Jake Lamb.

Los Padres de San Diego han apostado por la juventud con Manuel Margot, Hunter Renfroe, Carlos Asuaje y Austin Hedges, así como los experimentados Wil Myers, Freddy Galvis y Chase Headley, pero quieren pelear y por eso agregaron al primera base Eric Hosmer. La rotación de lanzadores estará conformada por Clayton Richard, Luis Perdomo, Colin Rea y Robbie Erlin. En el relevo estarán Craig Stammen, Kazuhisa Makata, Caster Coops, Colten Brewer y Brad Hand.

Los Gigantes de San Francisco sufrieron la baja de Madison Bumgarner y Jeff Samardzija, así que las posibilidades de desbancar a Dodgers se esfumaron. Rockies de Colorado serán unos peligrosos sotaneros.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio