Pescados, mariscos y capirotada, tradicionales para la cuaresma


 
Ezenario BCS Sábado, 31 Marzo, 2018 12:00 PM

Con base en las tradiciones del catolicismo, durante Semana Santa, los creyentes procuran comer lo menos posible la carne roja y prefieren pescados y mariscos; esto con la encomienda de cumplir con las Sagradas Escrituras, pues de acuerdo a la creencia, la carne roja representa el cuerpo de Cristo al momento de ser crucificado.

Esta tradición cristiana trae consigo, durante la temporada de cuaresma y Semana Santa, la preparación de platillos con pescado, mariscos y moluscos, los cuales suelen ser los favoritos y su demanda incrementa de manera considerable.

Según la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Baja California Sur, en lo que refiere a este Estado, el gremio tiende a tener un incremento en sus ventas del 80 por ciento durante los días santos.

“Las ventas del gremio incrementan considerablemente, tan solo el día viernes se
eleva superior al 80 por ciento de un día tradicional, y esto se debe a que aún sigue habiendo esa parte de nosotros los mexicanos, de nuestras costumbres, de guardar; cada vez va siendo menor, pero aún prevalece en nosotros los mexicanos, en nuestras tradiciones y costumbres, el ayuno en algunos casos”, explicó Lorena Hinojosa, presidenta de Canirac de Baja California Sur.

Gran parte del sector restaurantero tiene una oferta relacionada con los pescados y mariscos; aunque existe una gran variedad en ellos, uno de los especímenes de mayor oferta y
demanda en la capital del estado es la almeja.

A pesar de que este molusco puede ser degustado de distintas maneras, vivas, en ceviche y rellenas, esta última es de las favoritas para los sudcalifornianos y visitantes.

Rubén Murillo, quien es gerente en uno de los restaurantes de la capital del Estado, comparte un poco de la receta de este tradicional platillo que no puede faltar en estos días santos.

“Para poder elaborarlo es necesario contar con salsa mexicana, queso en dos presentaciones, mantequilla y, claro, prepararse en una cocción a la parrilla. La almeja debe ser fresca, que esté viva, posteriormente se tiene lo que es un preparado que es la clásica salsa mexicana: tomate, cebolla, serrano y cilantro; lo que es queso para gratinar, con esto se hace una mezcla y se sirve generalmente en su concha y se sella con papel aluminio, se pone aproximadamente unos tres, cinco minutos en la lumbre”, indicó Rubén Murillo, gerente de restaurante “El Paraje”.

Según la información proporcionada por Rubén, durante la temporada de cuaresma, se sirven al día entre 300 a 400 almejas; la mayor parte de ellas son almejas chocolatas.

“De cada diez comensales, podemos decir ocho buscan almeja; es uno de los platillos más demandados por la gente local y sobre todo, por los turistas. La verdad es que sin duda, la época más buena de venta es la cuaresma y el verano, pues ya se antojan con el calorcito”, compartió Rubén Murillo.

Otro de los platillos que también es muy buscado durante los días de cuaresma y Semana Santa es la tradicional capirotada, aunque es considerada como un postre, es algo que no puede faltar en los hogares de los mexicanos, pero a diferencia de los mariscos, ésta es casi siempre preparada en casa.

Emilia es ama de casa que inyecta el sentido de tradición a sus hijos y nietos tal cual le fue compartida a ella, quien asegura que año con año, durante cuaresma, prepara la capirotada como pretexto para la unión familiar.

“Todos los años preparo capirotada, les expliqué a mis hijos y ahora a mis nietos la receta, como parte de esta tradición. Cada ingrediente de la capirotada simboliza algo que va con la cuaresma; por ejemplo, el pan representa el cuerpo de cristo y así no solo disfrutan el sabor, sino también disfrutan el saber qué es y porque se hace”, dijo Emilia Medina, madre y abuela.

Cada ciudad adapta las tradiciones según los gustos, por los que los ingredientes varían, sin embargo, no hay familia que no disfrute de ella.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio