Otra carta de Raúl Reynoso, director de comunicación del Gobierno


 
Cartaz Lunes, 12 Marzo, 2018 12:00 PM

César René Blanco Villalón y Adela Navarro Bello

Directores Generales del Semanario ZETA

P r e s e n t e s. –

 

En respuesta a la nota publicada en el Semanario ZETA que ustedes dirigen, en su edición número 2292, con el título: “Kiko compró terrenos para aeropuerto a financiador de campañas del PAN”, con fecha el viernes 2 de marzo de 2018, firmada por el reportero Marco Antonio Flores Mancilla, donde señala que:

De las 730 hectáreas adquiridas por el Gobierno del Estado para el desarrollo del proyecto en Ojos Negros, 375 fueron vendidas por José Antonio Egozcue de los Santos, quien fue alcalde suplente en una administración panista, además de conocido patrocinador político. Sin iniciar las obras, el aeropuerto podría no despegar en esta administración.

El Gobierno del Estado aclara:

El proyecto del Aeródromo de Servicios Generales que se ubicará en Ojos Negros, municipio de Ensenada, se trató de un Proceso de Selección convocado a nivel nacional, no fue concursado en modalidad de Asociación Público Privada, sino que se realiza bajo el esquema de Empresa de Participación Estatal Mayoritaria.

Para estar en posibilidad de realizar este proyecto, se analizaron con las autoridades federales (ASA y SENEAM), diversas alternativas de ubicación y se llevaron a cabo numerosos estudios técnicos; por lo que, para cumplir con los requisitos que la Dirección General de Aeronáutica Civil considera necesarios para otorgar la factibilidad de instalación de un aeropuerto, se llevaron a cabo análisis para determinar la viabilidad de aproximación y salida, cono de viento y altura sobre el nivel del mar, entre otros.

Son las autoridades del Servicio a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM), como Órgano Desconcentrado dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y no el gobierno del Estado, quienes con base a todos estos estudios técnicos, puede autorizar y dar factibilidad para el emplazamiento de una pista de aterrizaje.

La totalidad de los predios adquiridos para el aeródromo de servicios generales es de 730 hectáreas, a un precio total de $ 161, 712, 216.15 pesos, a siete particulares.

La totalidad de las 730 hectáreas adquiridas se encuentran a nombre del Gobierno del Estado.

Siendo el Aeródromo de Ojos Negros un proyecto de gran envergadura, de forma similar a los que ha impulsado esta administración estatal, no es posible concluirlos en periodos cortos, pues no solo consisten en la construcción, sino también en una serie de equipamiento especializado y pruebas.

Sin embargo, dada la importancia que estas acciones tienen para el desarrollo presente y futuro del Estado, la Administración ha impulsado que los proyectos inicien su ejecución, aunque sea en otro periodo gubernamental cuando se corten listones de inauguración.

Es así que, aunque está previsto que en dos años aterrice el primer avión en Ojos Negros, si por circunstancias inherentes a la misma obra no fuera así, la prioridad sigue siendo que este proyecto se lleve a cabo en beneficio de los ensenadenses y de todos los bajacalifornianos.

Sin otro particular por el momento, me despido.

 

Lic. Raúl Reynoso Nuño

Director de Comunicación Social de

Gobierno del Estado de Baja California

 

*  *  *

 

Respuesta de la Codirección:

Licenciado Reynoso

Si lee con cuidado se dará cuenta que:

* En el  reportaje no se informa que el proyecto es una APP; de hecho, en el penúltimo párrafo se explica que será una empresa de participación Estatal Mayoritaria. La referencia al concepto de APP la hizo el secretario de Infraestructura, arquitecto Alfonso Padres, al explicar que está revisando el proyecto y solo lo hace para contextualizar.

* Como usted lo refiere en su carta, previamente en la nota se incluyeron declaraciones del gobernador Francisco Vega de Lamadrid, donde menciona al defender el proyecto, que fueron autoridades federales las que dieron la factibilidad para ubicar el terreno.

* Y al igual que usted, el reportero Marco Flores también refiere en su relato que el proyecto trascenderá el actual sexenio.

En cuanto a la precisión que hace de la extensión del terreno (730 hectáreas a un precio total de $ 161, 712, 216.15 pesos, a siete particulares), sus números son distintos a los que declararon públicamente el 15 de junio de 2017, en conferencia en el Cearte-Ensenada, el gobernador y el entonces secretario de Infraestructura, Manuel Guevara, quienes anunciaron una inversión de 230 millones de pesos en la compra de 730 hectáreas a nueve particulares.

Por la atención, gracias.

 

Adela Navarro Bello

René Blanco Villalón

Codirectores ZETA

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio