Mentiras municipales

Foto: Archivo
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 12 Marzo, 2018 12:00 PM

Acostumbrado a que la suya sea la única verdad en el Ayuntamiento de Tijuana, Juan Manuel Gastélum Buenrostro declaró a reporteros locales que lo publicado en el portal de ZETA era mentira. Se refirió, sin dar nombre del medio, a la nota publicada por la editora Isabel Mercado Juárez, sobre la última sesión de Cabildo, donde, fuera de micrófono y desahogándose contra el regidor independiente Roberto Quijano, el acalde citó: “Pues si se la pasa chingue y chingue, pues que vaya a México por recursos”. La expresión, de hecho, la hizo de manera cercanísima, casi al oído, de la síndico procuradora Marcela Guzmán, pero fue captada por quienes se encontraban cerca, y con quienes la periodista de este Semanario confirmó lo dicho, de manera extraoficial, por el presidente municipal. Se documentó con el testimonio de quienes escucharon al alcalde. Entre ellos, Mónica Vega: “Sostengo lo que dije porque yo claramente oí lo que dijo cobardemente fuera del micrófono. Es una pena que de manera cobarde y mentirosa niegue lo que él sabe que dijo y que siga denigrando su posición como primer edil de esta ciudad. Confirmo que esas fueron las palabras que utilizó el alcalde para referirse a mi compañero Roberto Quijano, él sabe lo que dijo, pero no podemos esperar más de un alcalde que en cada oportunidad que tiene se refiere a los regidores con calificativos y adjetivos vulgares. No me sorprende, más me sorprendería que se empiece a comportarse a la altura de un presidente municipal y se dirija con educación y respeto hacia todas las personas, incluidos los regidores. ¿Pero qué podemos esperar de un alcalde que públicamente utiliza frases vulgares para intentar descalificar?”. Baste recordar que la regidora Vega ya fue víctima de los dichos soeces del presidente municipal, cuando respecto a la actitud de oposición de la edil, declaró que “no hay chile que les embone”, por lo cual hubo de disculparse públicamente después de la recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. De los dichos que ahora dice “El Patas” que no dijo, el aludido, Roberto Quijano, lamentó que el mandatario no tenga el valor de reconocer lo que sale de su boca, “me queda claro que es su manera de expresarse, qué lamentable que se dirija así a los miembros del Cabildo”, sentenció.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio