Las encuestas y las mentiras de los políticos

Foto: Internet/José Antonio Meade
 
Opinionez Lunes, 12 Marzo, 2018 12:00 PM

Recientemente, la encuestadora Parametría, de Paco Agundis, publicó una encuesta que da un terrible mentís a muchos analistas políticos. Primero, AMLO trae una ventaja de 14%, frente a un 21% de su más cercano contrincante: Ricardo Anaya. La encuesta nos da varios datos interesantes: primero que todos aquellos que sostenían que AMLO había llegado a su techo, se equivocaron porque la encuesta de Parametría demuestra que el tabasqueño ganó un punto frente a la anterior encuesta. Los números demuestran que AMLO seguirá subiendo, que las medidas tomadas por él, como reunirse con todos los empresarios de Baja California, molestos con el gobierno de Peña porque no solo les aumentaron el IVA de 10 a 16 y no aprobaron una zona especial fronteriza, sino que ha habido una falta de presencia del Presidente y su gabinete en este importante Estado fronterizo. Los han olvidado. Si bien, Peña ha ido a Baja California solo para tener reuniones nacionales, alejado del contacto popular, como la declaración de veda de la totoaba, especien en extinción. Otro viaje fue a una reunión en valle de Guadalupe para anunciar apoyos a la zona vitivinícola del Valle de Guadalupe, también de elite; hay un clamor popular y empresarial de que ellos no son escuchados, mucho menos atendidos.

AMLO sigue manteniendo contacto popular y presentando propuestas que gustan a la gente, cuando menos a la mayoría. Sus propuestas son fácilmente identificables, lo que no sucede con sus contendientes, ¿o tú identificas alguna propuesta concreta de ambos, que no sea tan genérica como atacar la corrupción o bien disminuir la inseguridad? La encuesta te informa también de que todos los ataques contra AMLO: “que es un peligro”, “que va a convertir a nuestro país en Venezuela”, son puras vaciladas que la gente ya no cree. Otro dato que nos da la encuesta de Parametría, es que los ataques contra Anaya han tenido éxito. Un amigo me preguntaba cómo veía las expectativas de Anaya.  Mi contestación fue contundente: “está acabado”, le contesté; porque cuando dedicas semanas de tu tiempo como candidato a defenderte, en vez de hacer propuestas, no podrá crecer. La encuesta nos dice que bajó dos puntos. Yo veo muy difícil que se recupere, además de que Margarita Zavala va creciendo en detrimento de Anaya. Son casi los mismos electores, pero estos perciben mas autentica a Margarita, por eso alcanza ya los10 puntos, sin tener ni el dinero, ni las estructuras de poder de los otros dos.

El caso de Meade es paradigmático. Quienes lo asesoraron que con la incorporación de viejos políticos a su campaña, varios de ellos ya quemados, le produciría un avance, se equivocaron. El candidato del PRI perdió dos puntos, de 18%, en la anterior, ahora tiene 16%. Esto también demuestra la falacia de las aseveraciones de numerosos miembros de su equipo, quienes sostenían hace meses, que al inicio contaba con 4% y ahora con 18, era una muestra de que estaba creciendo. De hecho, oí a Meade contestar que según sus datos, estaba creciendo, lo cual ahora demuestra esta evidencia que no es cierto. Yo creo que no ha tenido suerte, pues el discurso del aniversario del PRI, que pretendían ser un relanzamiento de su campaña, se lo echó a perder Anaya con sus declaraciones contra el Presidente. Los medios le dedicaron más tiempo y cobertura a este último acontecimiento. También desde mi punto de vista, su discurso no tuvo ni la contundencia, ni la profundidad del de Colosio, pronunciado en un aniversario igual de ese partido, pero en 1994. El discurso de Colosio era un duro diagnosis de las fortaleza y debilidades del país. Era una crítica a las políticas del momento y una apuesta a un cambio profundo y ordenado. Al discurso de Meade le faltó todo eso. Quienes se los escribieron, creyeron que por decir que “quien lo hace, la paga”, era suficiente para captar nuevos votos o a los indecisos. Todas las críticas y acciones del PRI contra la corrupción son post facto, una vez que ya actuaron las autoridades locales, todas de oposición. Sí, critica o acusa, ya ahogado el niño. Sí, es fácil una crítica así. Para mí, si Meade no se vuelve audaz, si deja de estar atacando, se pone más propositivo, empieza a criticar al actual gobierno y toma la iniciativa contra la corrupción, solicitando castigos ejemplares, a casos como el de Odebrecht; no tiene nada que hacer en la contienda. Terminará como Roberto Madrazo, en tercer lugar.

 

Amador Rodríguez Lozano, es tijuanense. Ha sido dos veces diputado federal y senador de la República por Baja California; fue también ministro de Justicia en Chiapas. Actualmente es consultor político electoral independiente y vive en Tijuana. Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio