Ilegalidad en instalación de planta de gas

Foto: Cortesía
 
Ezenario Lunes, 26 Marzo, 2018 12:00 PM

En zona de riesgo, la empresa Rivera Gas instaló su planta de 750 mil litros de capacidad, violentando dos suspensiones otorgadas por jueces federales. Pese a las denuncias en tiempo y forma, el gobierno de Tecate no evitó la construcción ni el equipamiento de la estación porque éstas se hicieron “fuera del horario de oficina” de los inspectores. “Como empresa hemos querido hacer las cosas bien…nos ha puesto piedras en el camino”, defendió el representante de la empresa

Durante tres meses, las labores de construcción se realizaron día y noche, mientras que hombres encapuchados como delincuentes, en una madrugada introdujeron el equipamiento principal, las tres cisternas que contendrán los 750 mil litros de Gas LP de la que podría ser la estación de almacenamiento más grande de la región.

Se trata de la planta perteneciente a la empresa Hidrocarburos del Noroeste S.A. de C.V., mejor conocida como Rivera Gas, propiedad de Francisco Javier Rivera Yepiz y su esposa Alicia González Valenzuela, la cual se ubica en la zona conurbada entre el municipio de Tecate y Tijuana, a la altura del kilómetro 141+650.55 de la carretera Tijuana-Mexicali.

Con dos suspensiones a la construcción, ordenadas por jueces federales desde octubre de 2017, derivadas de amparos promovidos por ciudadanos que se oponen a la edificación de la obra; la construcción de la estación de almacenamiento se realizó en claro desacato, hecho que ya fue denunciado el 22 de febrero de 2018, ante la Procuraduría General de la República (PGR).

Más aún, la estación de almacenamiento carece de dictamen técnico por parte de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (Sidue), instancia que determinó que “el proyecto no es congruente con la planeación del Estado”.

Esta resolución la ratificó Sidue a través de su director, Carlos López Rodríguez, el 2 de febrero de 2018, en un documento dirigido a Raúl Guadalupe Rebelín Ibarra, director de Administración Urbana (DAU) de Tecate, en el que se le da cuenta que, además del impacto y rechazo de la sociedad hacia el proyecto, está el análisis de riesgo emitido por la Coordinación Estatal de Protección Civil, dependencia a cargo de Antonio Rosquillas.

Foto: Alejandro Gutiérrez.- Raúl Guadalupe Rebelín

Protección Civil “corrobora la existencia de peligros químicos tecnológicos, asociados al área de amortiguamiento del Gasoducto Gas Natural Industrial S.A. de C.V., y las vías de ferrocarril, dentro de las que se encuentra el predio en el que pretende instalarse la actividad altamente riesgosa de almacenamiento de Gas L.P., con capacidad de 750, 000.00 litros”, se lee en el dictamen.

Del análisis de riesgo de Protección Civil, Raúl Guadalupe Rebelín refirió no tener conocimiento al no habérsele notificado, mientras que de la incongruencia del proyecto respecto al Plan de Desarrollo del Estado, consideró que “es cuestión de interpretación”.

 

EDIFICADA EN ZONA DE RIESGO

Un estudio de riesgo geológico reveló que el predio en donde se asienta la gasera, se ubica a 20 kilómetros al sur de la falla de Vallecitos y a 60 kilómetros de la falla Elsinore, lo que a decir de las autoridades de la Coordinación de Protección Civil de Baja California, de registrarse un movimiento telúrico, esa área resentiría una intensidad de V a VI en la escala de Mercalli, sacudida que va de poco fuerte a fuerte.

Esa unidad de medida se desarrolló en una escala de 12 puntos que permite evaluar la intensidad de los terremotos a través de los efectos y daños causados a distintas estructuras.

El dictamen de la dependencia también dio cuenta de peligros químicos, los cuales se encuentran establecidos en el atlas estatal de Protección Civil, al ubicarse a 75 metros al norte del predio de la planta, el derecho de vía del gasoducto de la compañía de Gas Natural Industrial S.A. de C.V., y el paso a 400 metros de distancia de las vías férreas, por las que se transportan pipas y vagones con materiales peligrosos.

En el reporte se suman riesgos hidrometereológicos, al encontrar arroyos circundantes al predio, “los cuales pueden causar afectación si no se toman en consideración”.

Y se concluye: “El predio en estudio colinda con la zona de amortiguamiento para fuga o explosión y se encuentra dentro de la zona de irradiación térmica”.

 

ILEGAL AVANCE

En octubre de 2017, la promoción de dos juicios de amparo -1299/2017 y 1332/2017- por parte de integrantes de Unión Ciudadana por el Futuro de Tecate A.C., radicados en el juzgado Segundo de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales, con residencia en Tijuana, dio como resultado el ordenamiento para la “construcción y uso de suelo para la operación de la planta de almacenamiento de gas” de Hidrocarburos del Noroeste.

De la suspensión se dio cuenta al gobierno que preside Nereida Fuentes Aguirre en el XXII Ayuntamiento de Tecate.

No obstante, de un predio totalmente rústico y con escaso mobiliario, de octubre de 2017 a principios de enero de 2018, la edificación de la planta avanzó en casi un 100%, lo cual fue reportado por los ciudadanos a las autoridades municipales que en ningún momento detuvieron el avance de la obra, de acuerdo a la Fe de hechos registrada ante notario.

El colmo fue cuando en la madrugada del 3 de enero de 2018 se introdujeron las tres cisternas que almacenarán 250 mil litros de gas, cada una.

Los tanques había arribado horas antes a El Hongo, lo que alertó a los vecinos que montaron guardia en el predio donde se asienta la planta de Rivera Gas, con la intención de impedir su acceso al lugar, pero no pudieron lograrlo porque la cisternas fueron custodiadas por un amplio despliegue de hombres que cubrieron su rostro con pasamontañas.

Los inconformes con la instalación de la gasera reportaron previamente a las autoridades municipales de Tecate y requirieron el apoyo de patrullas para evitar el equipamiento de la planta, pero nadie atendió su llamado.

 

MUNICIPIO DE TECATE APLICA SUSPENSIÓN CON HORARIO DE OFICINA

“Hicimos nuestros trabajos de inspección en los horarios y en el tiempo que nosotros tenemos. Fuera de los horarios nuestros, no tenemos inspecciones”, así justificó Raúl Guadalupe Rebelín Ibarra, director de Administración Urbana Municipal, el hecho que con todo y la suspensión de obra y uso de suelo ordenado por el juez federal, la construcción de la gasera se llevó a cabo.

Foto: Cortesía.- Sellos colocados a criterio de funcionario municipal

“Tenemos limitados nuestros recursos”, aclaró al sostener que en los horarios que los inspectores laboran, sí se supervisó la planta y no se detectaron trabajos de construcción, con lo que, a su criterio, “hemos aplicado la Ley y en ningún momento nos hemos apartado de lo que los jueces están emitiendo”.

En cuanto a la colocación de los sellos de clausura instalados hasta el 2 de febrero de 2018, el funcionario explicó que una cosa es la suspensión de la licencia de construcción y otra la cancelación de la obra, “y los jueces solo ordenaron suspensión”, lo que para él no ameritaba colocación de engomados.

Al serle cuestionado sobre por qué decidió colocar sellos de clausura, respondió: “yo decidí ponerlos, no porque lo ordenara el juez, sino para garantizarle al juez que no había acceso -a la planta-”.

A decir de Rebelín Ibarra, será hasta que el juez ordene levantar los sellos -a pesar de no haber ordenado su instalación- cuando la dependencia a su cargo elaborará un dictamen para resolver cómo está la edificación de la gasera; “solicitaremos la bitácora de obra a la empresa al director responsable para poder tener una base y poder dar al juez una respuesta”.

Respecto al equipamiento de la planta en la clandestinidad, comentó que el ordenamiento del juzgado federal no lo obligaba a evitarlo; no obstante subrayó, “no me toca decir en este momento si la han violado o no -la suspensión-, pero sería irresponsable poner una sanción ahorita cuando eso podría darle unas facultades que no tiene la empresa”; junto a esto puntualizó que “si en su momento se levanta la suspensión, tendremos que aplicar la Ley, y si se violentó y se hicieron trabajos, tengo que sancionarlos, pudiendo aplicar hasta de 8% del valor -de la construcción- en este caso, sí son varios millones -de pesos-, ya pinta”.

En forma contradictoria, expuso que desde el 2 de febrero, cuando él decidió colocar los sellos, la obra entonces ya se encuentra “suspendida y clausurada por parte nuestra. Incluso, hace algunos días, el juez nos ordenó que concediéramos el paso peatonal a esa empresa, así fue como movimos los sellos hacia un lado de la puerta donde están los candados. No hemos hecho nada que el juez no ordene”, subrayó.

Fue precisamente el 2 de febrero de 2018, cuando el director de DAU de Tecate, Raúl Guadalupe Rebelín Ibarra, “decidió” colocar los sellos de clausura, a su vez que el secretario de Sidue, Alfonso Padrés Pesqueira, emitió un “Dictamen Técnico de Congruencia NEGATIVO para la instalación de una nueva Planta de Gas en la zona conurbada entre Tijuana y Tecate”.

Esto dada la proximidad de un gasoducto que abastece a la planta Toyota, ubicada en las inmediaciones del predio donde se ubicaría la Planta de Gas”, se lee en el documento.

 

OFICIALMENTE GASERA SE UBICA EN TIJUANA

De acuerdo a autoridades de la Dirección de Ordenamiento Territorial de Sidue, la estación de Rivera Gas se ubica en territorio de Tijuana, no de Tecate.

Al respecto, el director de DAU de Tecate anotó, con base a un “acuerdo amistoso de límites territoriales, el terreno está adentro de los límites territoriales de Tecate, tan es así que existe en el Plan de Desarrollo Urbano del Centro Poblacional de Tecate, un área de conurbación publicada en el Periódico Oficial de la Federación”.

Carlos López Rodríguez, director de Ordenamiento Territorial de Sidue, confirmó que “efectivamente existe un convenio amistoso de límites territoriales, pero carece de estatutos para que sea legalmente válido. De tal manera que no puede ser aplicado para efectos legales”.

Respecto a la ubicación de la planta de gas en suelo tijuanense, Ricardo Lomelín Clapera, secretario de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio de Tijuana, dijo desconocer esa situación, al no ser requerido ningún documento ni trámite a la dependencia a su cargo.

 

 NEGATIVA EN INTALACIÓN DE PLANTA: RIVERA GAS

“En diferentes puntos en donde hemos entrado, nos ha tocado encontrar ese tipo de resistencias y obviamente a veces se utilizan a diferentes organismos o entes de gobierno o abogados, elementos que puedan ayudar a obstaculizar el arribo de un nuevo competidor; tal vez ahí está esa parte que en algún momento pudo haber un interés de tratar de obtener una ventaja”, asentó Marco Antonio Armenta, director operativo de Hidrocarburos del Noroeste.

“Como empresa hemos querido hacer las cosas bien y el querer hacer las cosas bien nos ha puesto piedras en el camino. La bandera de los ciudadanos siempre se utiliza para darle una fuerza en el juzgado, porque a nivel jueces despierta mucho miedo”.

Jorge Acosta Márquez, apoderado legal de la empresa, dijo que ello ya fue asentado legalmente a través de cuatro denuncias en el fuero común y dos denuncias en el fuero federal, interpuestas al momento contra Adriana González May, representante de la Unión Ciudadana por el Futuro de Tecate A.C., y dos integrantes más de ese organismo. “Dentro de los amparos hay firmas falsas que son parte de las denuncias que ya se interpusieron en el fuero federal y en el común”, subrayó.

Respecto al apoyo recibido por parte del gobierno de Nereida Fuentes, el jurídico de Rivera Gas comentó: “con la alcaldesa se ha tenido una excelente relación, ha habido apoyo total por parte del Ayuntamiento y por parte de su equipo de trabajo, lo único que podría agregar es que es una persona de trabajo y que nos ha atendido de manera fina y nos ha ayudado para que el tema de la gasera se vaya cristalizando”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio