En medio de la crisis financiera, gobierno ofrece 3% de aumento, mientras que burócratas exigen 9%

Foto: Eduardo Villa.- Manifestación de sindicalizados
 
Ezenario Lunes, 26 Marzo, 2018 12:00 PM

Numerosos grupos de trabajadores se manifestaron en explanadas de los edificios de Gobierno del Estado, en algunos municipios de Baja California, exigiendo una pronta respuesta a sus demandas de incremento salarial anual, las cuáles fueron presentadas en septiembre de 2017  y que a la fecha no han tenido respuesta.

Frente a un gobierno conformado por funcionarios que hacen negocios millonarios para autobeneficiarse a la vez que endeudan al Estado por sexenios futuros, los trabajadores del Estado no consideran que deban ser ellos los que paguen con sueldos bajos, los efectos de la crisis económica.

Aunque no reconocieron la manifestación multitudinaria como “protesta” o “paro”, llegaron a las instalaciones del Poder Ejecutivo con pancartas y lonas donde pedían una solución e incluso reclamaron que su dinero no deba ser destinado a campañas políticas, las cuales iniciarán oficialmente el mes próximo.

La mañana del martes 20 de marzo de 2018, a las oficinas de Mexicali, sede del Gobierno Estatal, llegó la comitiva proveniente de la Zona Costa, encabezados por el secretario general del Sindicato, Arturo Gutiérrez Vázquez, quien comentó que su intención era llevar a cabo una asamblea informativa de manera simultánea en los cinco municipios; aunque en Mexicali no se contó con la presencia de Genaro Díaz, ya que aún no es considerado formalmente líder de la burocracia de la capital bajacaliforniana.

Alrededor de 350 burócratas, provenientes de todo el Estado, se aglomeraron en el centro de gobierno para exigir audiencia con el secretario de Finanzas, Bladimiro Hernández, y la oficial Mayor, Loreto Quintero.

Durante la entrevista, Arturo Gutiérrez Vázquez señaló que la última propuesta realizada por el gobierno del Estado fue un incremento salarial del 3%, lo que está muy alejado de la propuesta de 9% que pretende el Sindicato.

Al término de esa reunión, comentó que los funcionarios de Finanzas y Oficialía Mayor se comprometieron a revisar la posibilidad de llegar a un incremento del 5 %, pero que no era seguro, lo que fue bien visto por los representantes sindicales que esperan la propuesta formal.

El líder sindical compartió que las autoridades del estado les argumentaron que en el resto del país, los aumentos han alcanzado apenas el 3 o 3.5% y que la Ley de Disciplina Financiera impide al gobierno realizar incrementos superiores a esta cifra, lo que fue demeritado por Gutiérrez Vázquez, quien expuso que los aumentos son superiores en la frontera y que dicha Ley solo corresponde a la actividad pública, no a los temas del Sindicato.

Recordó que el ofrecimiento se presentó formalmente en septiembre, tal y como marca la Ley, pero fue a partir de enero que se estancaron las negociaciones en torno al acuerdo salarial, pues consideran que el incremento debe corresponder con la inflación, que este año ya alcanzó, según los datos citados del Banco de México, el 6% con la posibilidad de cerrar el 2018 en un 8.9%.

De igual manera aprovechó para exigir al gobernador Francisco Vega de Lamadrid que saque las manos de los temas correspondientes exclusivamente de la Burocracia, refiriéndose específicamente al tema de Genaro Díaz, virtual líder sindical en Mexicali, al que los secretarios generales no reconocen.

“Genaro está en un proceso judicial, la respuesta del tribunal no ha causado ejecutoria. Existe una resolución, la cual no se cumplió con las formalidades. Una sentencia de un colegiado debes acatarla, no es como es; ellos se metieron en la vida interna. Esto no va a ser favorable porque no cumplieron a cabalidad. Aún no hay un dirigente como tal, que el Estado siga diciendo quién es, pues bueno”.

En caso de no resolver pronto esta situación, la dirigencia estatal no descarta nuevas movilizaciones e incluso paros de labores en las oficinas de gobierno, tema que se abordará durante las próximas asambleas.

El municipio donde la protesta fue más concurrida fue Tijuana, con dos mil burócratas, seguida de Ensenada con 500; Mexicali con 350, y San Quintín con 50, según las mismas cifras oficiales del sector trabajador.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio