El renacer de Adán Jodorowsky

Fotos: Cortesía
 
Espectáculoz Lunes, 5 Marzo, 2018 12:10 PM

Sin alter egos de por medio y con un sonido más orgánico, el músico se reencontró consigo mismo en “Esencia Solar”, álbum de catorce canciones que ya está a la venta en tiendas físicas y plataformas digitales con sencillos en lo que se acompañó de Natalia Lafourcade y León Larregui 

Para llegar a la materialización de un nuevo disco, Adán Jodorowsky se despojó de todos sus personajes y emprendió un viaje físico y espiritual de dos años junto a Luna Nicole, la ahora madre de su primogénito y entonces guía anímica en el trajín de abandonar las máscaras que usó en el pasado. La experiencia resultó en un resurgir interno que le dio paz e inspiración para escribir canciones nuevas que hoy son parte de “Esencia Solar”, material que puso a la venta en febrero.

En entrevista con ZETA, el también productor relató cómo se enroló en ese proceso de cambio: “Fue un momento necesario para mí, estaba viviendo en Francia y sentía que había vivido todo, que estaba cansado de cantar, cansado de mis amigos y cansado de la vida que estaba llevando, entonces empecé a concentrarme, a meditar mucho y me acordé de una persona que era muy linda, la llamé y resultó que era curandera y estaba escribiendo poesía. Le dije que sentía algo muy fuerte con ella y que la debía ver. Llegué, me hizo una sanación y cuando puso las manos sobre mí, dijo el nombre Adán, ahí me reconectó con lo que era yo en verdad, algo que había perdido, un recuerdo de mí mismo”.

Al evocar que antes de recibir información de afuera se percibió como una persona muy pura y con alma buena, Adán, que confesó, la fama de su apellido le abrió la puerta a invitaciones de desenfreno, decidió no ver a más gente, convertir a esa curandera en su pareja y viajar a su lado por el desierto de Atacama en Chile, para hacer ceremonias y rituales de sanación.

Natalia Lafourcade lo acompañó en un tema

“Tuve un renacer, viajamos a Perú y otros países, fueron muchos viajes en un proceso de dos años de limpia de mí mismo, de cosas que no me correspondían porque de repente sentí que estaba listo para empezar una nueva vida. Luego tuvimos un hijo y empecé a componer canciones con esta nueva fuente de inspiración, me llegaban muchas letras a la mente, tenía mucha alegría y paz adentro e hice un nuevo disco”.

Compuesto por catorce temas que incluyen “Vivir con Valor” y “Vagabundos de Otro Mundo”, en los que colaboró con Natalia Lafourcade y León Larregui, respectivamente, “Esencia Solar” se dio a conocer con “Mi Fe”, sencillo en el que el artista resume cómo la relación con Luna lo ayudó a abrirse de nuevo y volver a ser él mediante un andar que empezó con dudas y que en la letra cita: No tengas miedo en demostrarme lo increíble que es tu amor / Tú no conoces el alcance de tu propio corazón.

“Ella fue un motor muy grande y mi hijo fue, como se dice en francés, la cerise sur le gateau (la cereza sobre el pastel), lo que me faltaba. La verdad es que estoy mucho más feliz ahora, aprendí a agradecer, cambié mi percepción de la vida. Creo que me estorbaba la vida protegiéndola, cuando empecé realmente a abrirme a la gente y dar todo, recibí el triple de amor, fue inesperado. Cambié de nombre, ya no me llamo Adanowsky, me llamó Adán Jodorowsky. Pensé que así me iban a olvidar y que quizás nadie iba a escuchar este disco, pero fue todo lo contrario. De repente llegué con mi verdadera personalidad, sin personajes ni nada, y me recibieron aún más fuerte que antes, y fue increíble”, compartió.

“Amor de Día y Noche”, “Hasta la Aurora”, “Solo Falta lo Mejor”, “Qué Bello es Envejecer”, “Abre tus Corazones” y “Alión”, como se llama su hijo, son otros temas que contiene el álbum que recién empezó la promoción de “Color Café”, un cover del clásico parisino de Serge Gainsbourg, Mientras tanto, Adán cerró su gira por Estados Unidos el viernes 23 de febrero y se prepara para su arribo a Ciudad de México el próximo 10 de marzo, con el fin de cantar en Plaza Condesa.

Satisfecho del resultado de su álbum

“He explorado mucho en la música, hay muchos estilos y vengo con una maleta aún más pesada de experiencia, está llena. Cuando no trabajaba como cantante, aprendí a producir discos, eso me enseñó mucho, también aprendí a ser ingeniero de sonido, a mezclar y a hacer arreglos. Este último disco lo hice yo solo, antes no hubiera podido hacerlo, pero los años y la experiencia me dieron ese regalo”, comentó sobre su crecimiento profesional quien a finales de los 90s perteneció a la banda The Hellboys y en 2006 presentó su primer material en solitario: “Étoile Éternelle”.

Fue con las propuestas para “El Ídolo” (2008), “Amador” (2010) y “Ada” (2014) que adoptó diferentes personalidades y estilos en su apariencia, hasta llegar al punto en el que, consideró, mató su esencia, se perdió y empezó a buscar luz interior. Para llegar a eso sabe que desbarató miedos y externarlo va ligado a su idea de que su historia puede importar para que otros realicen su propia búsqueda.

“Pensé: tengo que ser activista o no, tengo que dar un mensaje político o no. Sabía que no era político y no iba a empezar a entrar en ese mundo porque no me quería ensuciar, entonces decidí que le iba a transmitir cosas positivas a la gente con música, con canciones, con arte, algo que les haría bien al alma, que les sería tan útil o más útil que la política; porque la política no trabaja los sentimientos, no trabaja el corazón. Trabaja lo material y ahora solamente es lo económico. Todo es económico, no hay ideales, no hay sentimientos, entonces los artistas están ahí para eso, para transmitir algo emocional, fuerte, y decidí dedicarme al disco, a transmitir algo bello, dar esperanza, fe”.

Es hasta ahora, a sus 38 años de edad, que Adán Jodorowsky reconoce que siempre fue espiritual pero no había encendido la vela que lo conectaba a él, y le hizo darse cuenta que ser cantante y exitoso es una farsa: “Para mí todo eso no es lo más importante, o sea, me encanta y me divierte muchísimo, pero ya tengo otra finalidad e intento no ponerme en situaciones que me van a ensuciar la energía. Le doy todo a mi hijo, lo mejor que puedo tener de mí mismo y a mi mujer también, me concentro en eso y no salgo nunca y estoy feliz así, veo películas, leo libros, escucho vinilos, escribo canciones y ya, esa es mi vida… Me dedico a eso, no pienso en qué les tengo que decir, llego a hablar con mi verdad y creo que ahí es donde se sienten identificados conmigo y se emocionan más”, concluyó el músico que hace dos años protagonizó la película “Poesía sin Fin”, escrita y dirigida por su padre, Alejandro Jodorowsky, y que espera pronto tenga su continuación en “Viaje Esencial”, en la que abarcarían la vida del escritor chileno en México y Francia.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio