El MULLME: el único de todo México, y está aquí, en Tijuana


 
Cartaz Martes, 6 Marzo, 2018 12:00 PM

Una de las mejores maneras para que el individuo adquiera conocimientos culturales es visitando un museo. Museos hay de todos tipos en el mundo, en la capital del país ni se diga, pero en Tijuana tenemos nueve y uno de esos museos es único en México, es el Museo de la Lucha Libre Mexicana, también conocido como MULLME.

Se define al Museo como una institución dedicada a la adquisición, conservación, estudio y exposición de objetos de valor relacionados con la ciencia, el arte y/o de objetos culturalmente importantes para el desarrollo de los conocimientos humanos.

También se considera un museo al edificio o dependencia destinada a la exposición, convenientemente ordenada, de estos objetos. EL MULLME está en el segundo piso de un edificio de tres, destacando en el piso uno, el Museo del Coleccionista de Tijuana, conocido como MUCOTI.

Vamos por partes. El MULLME es el resultado del esfuerzo de Mauricio Limón, un tijuanense que en su tiempo portó la máscara y el traje de Darkiguana, en el Auditorio de Tijuana y otros cuadriláteros. Él es quien le dio casa a una de las mejores colecciones de todo tipo de artículos de la lucha en México. Sí, la lucha libre es uno los deportes más populares de México, se dice que está solo detrás del futbol. Desde que vas subiendo las escaleras al piso dos, te sumerges en el mundo de las máscaras, llaves y vuelos de la tercer cuerda; ahí encuentras todas o casi todas las máscaras de los luchadores, cabelleras perdidas en combate, literal, pedazos de  cabello de quien fue derrotado en una lucha Mascara vs Cabellera, boletos, contratos de luchas, posters de películas, cartelones anunciando vibrantes combates; también las clásicas figuras de plástico con capa y mascar, además de madera y resina de varios tamaños; butacas de la Arena México, fotos de luchadores, de la Arena Tijuana 72 y de todo lo que rodea ese mundo, así como mucha memorabilia.

Visitar el MULLME es bañarte de auténtica cultura mexicana. Recordarás tu infancia o la de tu papá, verás cortos de las famosas películas de luchadores, como: El Santo, Blue Demon y Mil Mascaras vs. Las Momias de Guanajuato; El Santo vs. Las Mujeres Vampiro; El Santo vs. La Invasión de los Marcianos, entre muchas otras.

Ahí se tiene la más completa colección de máscaras de los luchadores, hombres y mujeres, de México. En las vitrinas están las del Huracán Ramírez, Tinieblas, Mil Mascaras, El Matemático; Dr. Wagner, Rayo de Jalisco, Santo, Blue Demon, Cavernario Galindo; El Solitario, El Perro Aguayo, Copetes Guajardo, El Psicodélico; Octágon, Lizmark, Cien Caras, Mascarita Sagrada, Súper Muñeco, Místico, La Parka, entre muchos otros. A su vez hay también de mujeres luchadoras, como Irma González, Toña la Tapatía, Chavela Romero, la Jarochita Rivero y más.

Obviamente también resaltan en sus vitrinas las máscaras de los luchadores de Tijuana, tales como Rey Misterio, el popular 619, su tío Rey Misterio, Nicho el Millonario, hoy Psicosis; Halloween, Súper Astro, Kiss, Gronda, Atlántico, el Salvaje Flores y otros más.     No se les escapó ningún gladiador que hizo y sigue haciendo grande el deporte del pancracio.

Me parece muy atinado que se haya montado en esta metrópoli, el Museo de la Lucha Libre Mexicana, ya que, desde los 70, nuestra ciudad de Tijuana es una de las principales plazas para el deporte de las tres cuerdas. Tengan presente que aquí era el trampolín de los triunfadores y de los que hacían buen espectáculo para presentarse en el Olympic Auditorium de Los Ángeles, California.

Por su parte, el MUCOTI es un lugar donde se expone la colección de muchos objetos de varios coleccionistas de Baja California, ahí podrás ver todos los billetes que ha emitido el Banco de México; estampillas, tazos, sí, los famosos tazos que salían y aun salen en las bolsas de papitas; figuritas de todos los jugadores que han portado la playera de la Selección Mexicana de Futbol y muchas cosas interesantes que ya no les diré para que se den la vuelta.

Desde sus inicios, la vocación natural de Tijuana ha sido el turismo y el MULLME y el MUCOTI son un excelente lugar para llevar a los visitantes, aunque antes tiene que ir uno a conocer y disfrutarlos. Ambos están ubicados en la Calle 7ª, casi esquina con Avenida Revolución.

 

Álvaro Montaño Rubio

Autor del libro “Welcome to Tijuana”

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio