Descargan energía con Residente

Fotos: Jorge Dueñes
 
Espectáculoz Lunes, 26 Marzo, 2018 12:00 PM

Luego de crear un álbum discográfico con el sonido de diversas culturas del mundo, bajo el pretexto de seguir la línea de sus genes, de acuerdo al origen de su ácido desoxirribonucleico, René Pérez Joglar, popularmente conocido como Residente, publicó dicha obra homónima, misma que presentó en vivo escoltado por seis músicos, el sábado 17 de marzo en las inmediaciones del estadio de futbol en Tijuana, donde siete mil seguidores atestiguaron el vaivén de emociones, cúmulos de euforia y pensamientos de lucha.

Compartiendo la esencia de temas como “Somos Anormales”, extraído de “Residente”, y “El Baile de los Pobres”, del disco “Entren los que Quieran” (Calle 13), el cantante boricua de 40 años de edad, saltó al templete insertado en uno de los estacionamientos para descargar su energía frente a una noche fría, en la que sus versos fueron singulares por su puntiaguda crítica social y certeros comentarios políticos que provocarían en infinitas ocasiones, la aprobación de los asistentes, quienes hicieron hincapié de vivir a plenitud el ceremonial encuentro, mostrando su contento al saltar y bailar.

“Buenas noches Tijuana, vamos a poner este lugar caliente”, señaló el cantante tatuado que interpretó temas de Calle 13,  banda que lo posicionó en el mapa de la industria de la música, tales como “El Aguante”, “Pal’ Norte”, “Adentro” y “Atrévete-te-te”, así como “Dagombas en Tamale”, la cual dijo, compuso luego de visitar una tribu al norte de Ghana, en ese viaje en busca del origen de su ADN.

Cercano a los convocados, el multipremiado René Pérez, sujeto al maniatar de las luces de colores, continuó su presentación hasta poco después de la media noche, hilando éxitos de su Calle 13 como “Muerte en Hawaii”, “La Vuelta al Mundo”, “El Futuro es Nuestro”, “No Hay Nadie como Tú”, y “Vamo’ a Portarnos Mal”, entre gráficos e íconos peculiares que acompañaron el recital, luego de una jornada lluviosa que asomó sus estrellas para cobijar el escenario de un choque de energías arriba y debajo.

Como una ola de juegos, lenguajes y realidades vueltas canción, el ciudadano del mundo, Residente, hizo eco a diversas batallas a través de sus líricas e ilustraciones del globo terráqueo, de China, Etiopía, Latinoamérica y la frontera tijuanense. Mostrando ese lado triste y alegre de la humanidad, el cantante puertorriqueño coloreó con énfasis su sentir, el que predica y recogió en su travesía para descubrir su origen.

Agradecido, esculpió en el aire su felicidad: “Desde aquí se ve un hermoso paisaje, si pudieran ver lo que estoy viendo… sus caras, su alegría y este hermoso paisaje que a la vez se mezcla con las casas…”, subrayó ilusionado de la gran fiesta con los tijuanenses, pese a la fría noche de 9 grados Centígrados.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio