Anuncios parroquiales


 
En Zerio Lunes, 26 Marzo, 2018 12:00 PM

Fueron escritos en los murales de algunas parroquias. Son reales y aunque fueron hechas con muy buena intención, tienen muy mala redacción.

  1. Para los que tienen hijos y no lo saben, tenemos en la parroquia una zona arreglada para niños.
  2. Esta noche, el párroco dará la charla “El matrimonio cristiano: lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”. Para las mujeres a las 7:30, para los hombres a las 8:30.
  3. Este viernes, los monaguillos representarán la obra “Hamlet” de Shakespeare. Se invita a toda la comunidad a presenciar esta tragedia.
  4. Estimadas señoras, ¡no se olviden de la venta de beneficencia! Es una buena ocasión para liberarse de aquellas cosas inútiles que estorban en casa. Traigan a sus maridos.
  5. Tema de la catequesis de hoy: “Jesús camina sobre las aguas“. Catequesis de mañana: “En búsqueda de Jesús“.
  6. El coro de los mayores de 60 años se suspenderá durante todo el verano, con agradecimiento por parte de toda la parroquia.
  7. El campeonato de fútbol interparroquial se reanuda este sábado. ¡Acompáñenos a derrotar a Cristo Rey!
  8. El precio del curso “Ayune con provecho” es de 10 dólares (almuerzo incluido).
  9. Por favor, pongan sus limosnas en el sobre, junto con los difuntos que deseen que recordemos.
  10. Esta noche celebraremos a nuestro santo patrón con una cena. Tendremos guiso de frijoles, seguido por un concierto de trombones.
  11. Recuerden que el jueves empieza la catequesis para niños y niñas de ambos sexos.
  12. El mes de noviembre terminará con un responso cantado por todos los difuntos de la parroquia.

Autor: Un párroco observador.

 

El perro policía

Un chico que está paseando a su perro, se encuentra a un amigo:

— ¿Te gusta mi perro policía? Le pregunta. El amigo se queda estupefacto.

— ¿Perro policía? ¡Pero si parece un chucho callejero!

El otro le guiña un ojo y le dice:

—Claro, porque va de incógnito…

Autor: Entrenador de chuchos.

 

Un borracho inspirado

Un marido llega borracho a casa y le dice la mujer toda enfadada:

— ¡Pero vamos a ver hombre! ¿Se puede saber de dónde vienes?

— ¡Hip…hip… Pues según Darwin…hip…hip…del mono!

Autor: Un antropólogo.

 

El que se decidió a probar el caviar

Un señor entra por primera vez en un restaurante muy refinado. Consulta el menú, le hace una tímida señal al camarero y le dice:

—Nunca he probado el caviar, y hoy me he decido a hacerlo… ¿Podría decirme qué es?

—Son huevos de esturión, señor.

—Estupendo… ¡Entonces tráigame dos y que sean estrellados!

Autor: Un nacatitlano.

 

Los gallegos y la apuesta de monedas

Estos eran dos gallegos muy tontos que iban de camino a casa después del trabajo, uno le dice al otro:

—Mira Juan, en el bolsillo tengo unas monedas, a ver si aciertas las que tengo.

—Vale Pepe, pero si acierto, me quedo con una.

—Ya, je, je, es más, si aciertas, te puedes quedar las dos.

—Okey, pues… ¡cinco!

Autor: Un contador.

 

Reunión de amichochas

— ¿A quién le toca?

— ¿A quién le toca qué?

— ¿Tocan? Pues abran.

— ¿Quién es Abraham?

— ¿Quiénes son ustedes?

— ¡No sé!

Autor: Un muchocho.

 

Gato perdido

En 2004, Perry Martin, residente de Fort Pierce, Florida, perdió a su gato luego de que se escapara de su casa. Dos años antes, este hombre le había implantado a su mascota un microchip para facilitar su localización, pero nunca funcionó o al menos eso fue lo que creyó.

El 9 de marzo, Martin recibió una llamada del Martin County Animal Services. Resulta que el minino había aparecido en dicho refugio para mascotas en Palm City. ¡En ZERIO! 14 años después.

Ahora, el felino y su dueño se encuentran de nuevo juntos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio