Anaya llama a jóvenes a encabezar el cambio; Margarita dice que ganará “con valores”


 
Destacados Viernes, 30 Marzo, 2018 09:04 AM

En los primeros minutos de este viernes 30 de marzo, los aspirantes presidenciales Ricardo Anaya Cortés y Margarita Zavala Gómez del Campo dieron inicio a sus respectivas campañas políticas en la Ciudad de México, rumbo a las elecciones presidenciales del 1 de julio próximo.

En el evento “Arrancamos Innovando”, realizado en un centro de convenciones en Santa Fe, Anaya se dispuso a escuchar las propuestas y soluciones de las juventudes partidarias en materia de corrupción, desigualdad y violencia, principalmente. Y al otro lado de la capital del país, al pie del Ángel de la Independencia, Zavala habló ante decenas de personas que escucharon su mensaje de lucha a favor del desarrollo nacional.

Como en una suerte de espejo, ambos candidatos se refirieron a las juventudes mexicanas. Y de igual forma, los simpatizantes de los candidatos gritaron ¡Presidente! (a Ricardo Anaya) y ¡Presidenta! (a Margarita Zavala).

Ciudad de México, 30 de marzo (SinEmbargo).- Ciudad de México, 30 de marzo (SinEmbargo).- Ni bien despuntó el primer albor de este día en la capital del país, los candidatos presidenciales Ricardo Anaya Cortés y Margarita Zavala Gómez del Campo dirigieron sus primeras palabras como parte de su inicio de campaña política. A las 00:00 horas de este viernes, desde la Expo Santa Fe, el abanderado del “Frente por México” dijo que “nosotros no nos vamos a resignar al crecimiento mediocre y a la violencia […]. ¡De esta generación depende el cambio que necesita México!”

Por su parte, al pie del Ángel de la Independencia, la candidata independiente refirió amar “profundamente a México” y reiteró que “con honor y con valores vamos a ganar”.

Fue a partir de las 10 de la noche que simpatizantes y amigos de los candidatos presidenciales comenzaron a llegar a las locaciones. Con clamor y banderines agitados, la concurrencia manifestó su apoyo por sus respectivos contendientes.

Con estos actos de proselitismo político, Anaya y Zavala abren la contienda de 90 días consecutivos que culminará tres días antes de las elecciones del 1 de julio próximo.

Según el promedio de las más recientes encuestas de preferencia electoral –Buendía & Laredo, Consulta Mitofsky, El Financiero y Parametría– Ricardo Anaya se mantiene en la segunda posición con 10 o 12 puntos porcentuales por debajo del primer lugar, Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Sin embargo, el pasado 23 de marzo Bloomberg refirió que Anaya aún no logra desmarcarse de su opositor priista Jose Antonio Meade Kuribreña, quien lo empataría en 24 puntos, quedando ambos candidatos con 18 puntos porcentuales menos que AMLO.

En el caso de Margarita Zavala, su promedio en las encuestas oscila entre los cinco y siete puntos porcentuales, lo que la coloca en la cuarta posición de las preferencias electorales.

Ambos aspirantes inician campaña con retos y complicaciones.

Por un lado, Anaya tendrá dos tareas fundamentales: distanciarse electoralmente de Meade Kuribreña y vencer al candidato de las izquierdas, López Obrador.

Por su parte, Zavala inicia en momentos difíciles. Apenas el 28 de marzo pasado, el Instituto Nacional Electoral (INE) la multó con 377 mil 450 pesos por irregularidades en los informes de sus gastos durante el periodo de recolección de apoyos y firmas para lograr su candidatura independiente.

Sin Embargo, una semana antes el INE ratificó que Margarita Zavala era la única aspirante presidencial que logró el umbral de firmas requeridas para postularse de manera oficial.

Para lograr la candidatura, las autoridades electorales establecieron como requisito un mínimo de 866 mil 593 firmas. Zavala obtuvo 870 mil 168 rúbricas válidas de más de un millón que recabó. El problema, en ese sentido, fue que la ex panista presentó 219 mil 344 firmas inválidas, entre ellas 432 “simuladas”. En consecuencia, la aspirante presidencial fue cuestionada y criticada.

ANAYA, EL CANDIDATO DEL FRENTE

Con ánimos de contento entre decenas de copartidarios y simpatizantes, el candidato presidencial avanzó hacia el estrado. Lo tomó y elevó la mirada en ufano gesto; con la sonrisa dibujada y el decoro a toda flor, inclusive hasta en el ropaje. Los aplausos y algarabía callaron al silencio. Y cuando el ruido omitió, Anaya aclaró su voz para dar su mensaje.

“ Este evento no es un mitin político tradicional ni una tradicional concentración partidista. Este evento es un hackatón […], un maratón de 12 horas consecutivas”, explicó.

El panista mencionó que de llegar a la Presidencia de la República, combatirá la corrupción “para tener un gobierno honesto” y que buscará acabar con la desigualdad “para que haya oportunidades”. También, ante más de mil jóvenes partidarios de las tres fuerzas políticas, habló de acabar con la violencia.

Junto con Damián Zepeda Vidal, Manuel Granados Covarrubias y Dante Delgado Rannauro, líderes nacionales de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Anaya aseguró que tanto él como la coalición que representa trabajarán en beneficio de los jóvenes mexicanos.

En el evento “Arrancamos Innovando”, en el que también estuvo presente Alejandra Barrales Magdaleno, candidata del Frente al Gobierno capitalino, Anaya se dispuso a escuchar las propuestas y soluciones de las juventudes aliancistas en materia de corrupción y desigualdad, principalmente.

A pesar de que hoy inicia la batalla por la silla grande, Anaya -como los demás candidatos- ha venido maniobrando a trechos la difusión de su persona. Conforme la fecha se fue acercando, la agenda del panista se mostró cada vez más activa, llena de encuentros.

Lo más significativo empezó a principios de marzo con una gira por Estados Unidos, en donde estrechó lazos con la comunidad mexicana que radica en el extranjero. Días después, el panista viajó a Alemania para reunirse con la Canciller teutona Ángela Merkel. Luego sostuvo un encuentro en Chile con dos ex presidentes del país sudamericano (Ricardo Lagos y Eduardo Frei).

En la última semana, asimismo, Anaya se reunió con integrantes del Club Rotario y del sector empresarial mexicano; con jóvenes panistas, perredistas y naranjas para capacitarlos para las elecciones; con integrantes de la organización Reporteros Sin Fronteras; con representantes de la sociedad civil (como Emilio Álvarez Icaza de la iniciativa Ahora), además de presentarse en Nuevo León para apoyar el registro de Rebeca Clouthier como aspirante a la presidencia municipal de San Pedro Garza García.

Inclusive mañana, al mediodía, el político queretano tendrá otro mitin en la Ciudad de México. Posterior a ello, el domingo 1 de abril, Ricardo Anaya hará presencia en las ciudades de San Juan de los Lagos (Jalisco) y Celaya (Guanajuato). Un día después, el 2 de abril, regresará a la capital del país para seguir con sus actos de propaganda.

Aún no es tiempo de debate, aunque pronto lo será. Pero las promesas ya inundan el aire.

Entre las principales propuestas de Anaya para cambiar a México -según lo ha destacado en los últimos meses- están atacar la corrupción, empezando por investigar a los integrantes de la actual administración, incluido el Presidente Enrique Peña Nieto; reconstruir los cuerpos civiles de policía para combatir la inseguridad; garantizar un ingreso básico universal para todos los mexicanos; reordenar las políticas sociales, o bien, analizar y mejorar los programas de gobierno; eliminar gastos burocráticos, además de promover a los emprendedores y generar empleos de calidad con buenos salarios.

Cálida de gesto, como siempre, la ex panista sonrió a las decenas de personas presentes que la aguardaron desde horas antes. Y allí, donde los ánimos bulleron entre el jolgorio y la esperanza, sobre el pedestal escalonado del Ángel de la Independencia, la candidata profirió sus primeras palabras al lado de integrantes de su equipo de campaña.

“Hoy iniciamos el camino hacia la victoria […]. Y lo empezamos aquí en el monumento a la Independencia”, dijo Zavala. “Aquí en el Ángel los mexicanos venimos a celebrar nuestros triunfos y alegrías […]. Empiezo mi campaña bajo la victoria alada”, recalcó.

Entre lo proferido, Zavala aseguró haber “defendido la causa de los débiles ante la justicia” y enfatizó que será “la innovación, el mérito y el trabajo lo que nos saque adelante a todos”.

Hoy, la aspirante presidencial se ve confiada. No obstante, el pasado 26 de marzo afirmó sentirse en una evidente desventaja con sus contrincantes Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade Kuribreña y Ricardo Anaya Cortés. Desde su salida del Partido Acción Nacional (PAN) en octubre del año pasado, la aspirante presidencial ha batallado por mantenerse en la contienda electoral.

Sin la estructura partidaria que la arropaba y con un presupuesto mucho menor que el de los partidos políticos, la única candidata independiente deberá luchar contra viento y marea para salir a flote. A pesar de estar muy atrás en las preferencias electorales, Zavala advierte que “no hay que subestimar al electorado”. Ella podría ganar.

De acuerdo con su coordinador de campaña Fausto Barajas Cummings, si por algo Margarita inicia en la Ciudad de México es porque ahí tiene más fuerza, siendo el lugar donde radica y hogar de 7.6 millones de votantes con credencial para votar.

A pesar de sus desventajas, Zavala no inicia de cero. Su equipo de trabajo incluye a ex militantes del PAN y a personas cercanas a su esposo, el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa. En ese respecto, Margarita deberá lograr desmarcarse del sexenio de Calderón, quien en 2006 hundió al país en la denominada “guerra contra el narcotráfico”.

Al igual que su contendiente Ricardo Anaya, Zavala comenzó a movilizarse a inicios de este mes. Se reunió con integrantes del Congreso Nacional de Ingenieros Civiles y participó en la octogésimo primera Convención bancaria. Además, hace unas semanas, tuvo un encuentro con politólogos de la Universidad Iberoamericana y con representantes del Consejo nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (INDEX), entre otros.

Entre sus propuestas para mejorar el país están acabar con la corrupción a partir de mecanismos de mayor fiscalización; aumentar las condiciones de seguridad al interior del país fortaleciendo a los cuerpos de policía e implementando políticas de prevención, además de garantizar el Estado de derecho con valores, reglas y un sistema de justicia imparcial.

También propone mejorar la economía con financiamientos a negocios, capacitación y educación, sumarse a las energías alternas, apoyar al campo y a los sectores con alto valor agregado, además de innovación tecnológica, reducción de los impuestos, aumento en los salarios y economía con equidad de género.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio