Vigentes y evolucionando

Fotos: Internet
 
Espectáculoz Lunes, 12 Febrero, 2018 12:10 PM

Sin necesitar el aval de las discográficas, Café Tacvba publicó “Jei Beibi”, álbum que traerán a Baja California en su visita el 17 de febrero, demostrando su goce de salud, experimentando sin tener que seguir tendencias y alejados de las modas de la industria

“Son muchos años desde la primera vez que fuimos a Tijuana. Estamos contentos de regresar a tocar en el Jai Alai (El Foro) porque existe una larga y grata historia con la ciudad, Café Tacvba tiene un gran camino recorrido, estamos saludables en términos de todo, en nuestra relación y la forma creativa; percibo una banda con mucho deseo de tocar, de salir de gira, y plenamente satisfecha con su última producción, ‘Jei Beibi’. Hemos visto que las canciones funcionan, las piden y cantan en los conciertos, por tanto me siento más en una banda no tanto del recuerdo, sino una que está viva, generando música y con ganas de experimentar con ritmos, de componer y explotar las herramientas del internet”, señaló Joselo, guitarrista de la banda, en entrevista telefónica con ZETA.

Harán vibrar a sus fans

José Alfredo Rangel Arroyo dijo que por vez primera Café Tacvba publicó el disco de forma independiente, logrando resultados positivos: “Nosotros estuvimos en dos disqueras (Warner y Universal), pero ahora que se terminó el contrato decidimos revisar las ofertas y nos dimos cuenta que no nos ofrecían nada que no pudiéramos hacer nosotros, tomando las herramientas que existen en estos momentos, de tal manera que podemos grabar en nuestro estudio, o en alguno que nos guste, y la distribución también la podemos hacer, evitando que las disqueras se vuelvan los dueños de la obra grabada, por lo que tomamos el camino de la independencia pero no como una bandera, sino de manera funcional”.

Temas como “1-2-3”, “Matando”, “Automático”, “Enamorado”, “Futuro”, “Resolana de Luna”, “El Mundo en que Nací”, “Me Gusta tu Manera”, “Vaivén”, “Que No”, “Diente de León”, “Disolviéndonos” y “Celebración”, conforman la nueva placa discográfica de Café Tacvba, pretexto perfecto para reencontrarse con la frontera, sujetos al destino de un álbum construido como su carrera, sin prejuicios, sin líneas, experimentando.

“Eso ha sido desde el primer disco, en realidad nosotros cuando creamos a Café Tacvba pensábamos que nos iban golpear, teníamos una idea de hacer cierto tipo de música, con una formación atípica, sin baterista, con una caja de ritmos e instrumentos acústicos. Siempre, por ello, hemos estado al filo, en la línea, nos odian o nos aman, siempre tomamos el riesgo de no gustar. Nacimos en la tradición del punk, pero versionando nuestra manera de ver la música mexicana”, subrayó Joselo, quien recuerda su primera presentación en Tijuana junto a su hermano Quique, Rubén y Meme, en la que tuvieron que ganarse el gusto de un público que calificó de aguerrido.

“Recuerdo esa primera vez en Tijuana en la que Rubén empezó a hablar como ‘chilango’, y lo empezaron a joder, pero Rubén se los ganó, se los echó a la bolsa, desde entonces nos aman en consecuencia. No me acuerdo dónde fue, ya no puedo con tanto. Tocaron varias bandas, existía el riesgo de que no nos aceptaran y siempre fue así, cuando publicamos ‘Re’, nuestro segundo disco, no gustó en México, pero en Chile sí, y nos la pasamos 94 y 95 tocando allá, luego sacamos la ‘Avalancha…’ y ese no les gustó a los chilenos, pero sí a los argentinos, y nos la pasamos tocando en Argentina, y así nos ha pasado. La verdad es que nunca hemos sido complacientes, no podemos, aunque queramos no nos sale, no es algo que se haya dado a partir de, porque puede sonar como que ya estamos en la fama y hacemos lo que queramos, pero desde siempre hemos hecho lo que queremos, a riesgo de no gustarle a la gente.

“Sabemos que hay ese riesgo, pero es mejor vivir ese riesgo que tratar de complacer, aparte, cómo complaces a la gente parece fácil, pero no hay forma de medir eso, ni fórmula, realmente no existe eso, ojalá la supiéramos, porque sería un negocio muy fácil de prever, nadie sabe lo que va a pegar el próximo año, hay grupos y artistas que se gastan millones de pesos y no pasa nada. Entonces pues sí, nosotros estamos haciendo nuestra chamba, realmente desde un lugar, mostrando lo que somos, esperando que conecte, y si ha pasado, está buenísimo, por eso seguimos aquí”, relató.

Sobre su reencuentro discográfico con el productor argentino Gustavo Santaolalla y que ha acompañado la carrera artística de varias agrupaciones latinoamericanas en las últimas tres generaciones, Joselo apuntó que Santaolalla trabajó en “Jei Beibi” no como una institución, sino como un amigo productor: “Tenemos una relación personal con Gustavo, cada uno de los tacvbos, relación a diferente nivel, y hay una relación profesional donde él es una visión externa que en el grupo nos hace falta, nos hemos visto en momentos en que hacemos el disco, vemos que ya están las canciones, se las mostramos y él nos dice si le falta o no, si las canciones aún están mediocres, o si les falta experimentar algo, es la única persona a la que le confiamos y que nos pueda decir algo así; entonces lo vemos más en ese sentido, es una persona que conoce al grupo, que ha visto cómo hemos crecido tanto en lo individual como lo grupal. Es lo que uno quiere de un productor, no alguien complaciente que te diga que sí a lo que haces, al contrario: Gustavo nos dice lo que opina, lo que podemos dar y eso yo lo aprecio mucho, es algo que busco con la gente que yo trabajo, honestidad”.

Joselo feliz de regresar a Tijuana

Referente al por qué publicar “Jei Beibi” en una era en la que dominan las canciones y no los álbumes, el guitarrista señaló que pensaron en ir publicando canción por canción, pero decidieron no seguir la moda, sino recurrir a las bases que soportan su carrera.

“Nosotros venimos de una generación que hizo álbumes, por ello decidimos no cerrar esa posibilidad porque seguramente hay un público que desea se engloben las canciones en una obra. Vimos cuál era la tendencia actual, pero esa no era nuestra manera de funcionar, percibimos que las canciones podían conformarse en un álbum. Creo que tenemos un abanico de posibilidades, el disco sobre todo me interesa que funcione, no en termino económicos, ventas, sino que lo pones y que de principio a fin sea una obra que sí puedas oír, que sí puedas escuchar por separado, pero si lo escuchas completo te puedas meter en un universo, estamos felices que sí se puede”, comentó.

Para concluir, con relación al panorama político por el que atraviesa México, Joselo enfatizó en que “no hay ni a quien irle”: “Las preguntas del universo, quién y cómo resolver los grandes dilemas que tenemos como nación, está muy cañón, soy músico, no soy político, pero de México lo que me preocupa es lo más cercano, a mí me caga que mucha gente diga que hay que unirnos, o que busquemos la paz, pero están peleados con su hermano, entonces la gente dice que habla de que no quiere políticos corruptos, pero practica la corrupción todos los días. Me gusta pensar en el microcosmos, cada quien debería pensar qué realmente está haciendo en su vida y hacerlo bien, pero a lo mejor eso es lo que dicen los curas, y me vale madre lo que digan; yo hago bien las cosas en mi microcosmos, hago lo mejor que puedo no como mexicano, sino como ser humano. Más allá de eso, darle mi voto y pensar que un Presidente va a cambiar la nación, no es así, es del día a día, lo que haces; revísate lo que haces bien y mal”.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio