Semifijos bajo la lupa por venta de pescados y mariscos


 
Ezenario BCS Martes, 27 Febrero, 2018 12:00 PM

Durante el periodo de cuaresma, que comprende del 14 de febrero al 31 de marzo, es evidente el alza en la venta de todos los productos provenientes del mar, como parte de la tradición del no consumo de carnes rojas.

En Baja California Sur son alrededor de tres mil 820 establecimientos que se dedican a su venta, es por ello que la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) ha iniciado ya su operativo “Semana Santa 2018”.

“Nos vamos a enfocar precisamente a todo lo que viene siendo todos los establecimientos de venta de mariscos, plantas también, de lo que es la planta receptora de todo lo que es pesca y producto marino; también de puestos fijos, semifijos, todo lo que implique venta de estos productos. Esta revisión implica, primero, de dónde viene el producto, las condiciones; revisamos también lo que es la bitácora de temperaturas, se les pide lo que es su factura de fumigación, se verifica lo que son tomas de temperatura en el momento para ver en cuántos grados está la conservación de este producto y aparte es la consistencia”, detalló Blanca Pulido Medrano, comisionada Estatal de Coepris en Baja California Sur.

Como parte de los protocolos, la Coepris avisa a cada uno de los verificadores si existen lugares de veda, esto con la intención de que puedan constatar de que ninguno de los productos que están a la venta provenga de esos lugares.

Asimismo, verificar en dónde se conserva el pescado y el marisco es parte esencial de este operativo, asegurándose que sea en refrigeradores y en el caso de las pescaderías, que lo tengan en planchas de hielo, confirmando que éste provenga de agua purificada.

La comisionada de la Coepris asegura que los principales comercios que reciben algún tipo de sanción o en su caso decomiso de producto, son aquellos que se encuentran de manera semifija en la vía pública.

“Con los que hemos tenido problemas son con aquellos establecimientos semifijos que están en la calle, que estos, pues, definitivamente tienen una posibilidad muy grande de que nos salgan contaminados, de que nos salgan con alguna situación especial”, explicó la comisionada.

Ante ello, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios reconoce el frecuente llamado que ha hecho al ayuntamiento para evitar, en la medida de lo posible, el proporcionar permisos para puestos ambulantes de venta de pescado y marisco, esto luego de que no tengan las medidas de seguridad adecuadas.

Por su parte, los comerciantes en el giro de la pescadería aseguran que debido a la escasez de producto, esta cuaresma es muy probable que el incremento de precios pueda darse.

“La verdad es que la venta en estos primeros días empezó un poco floja, esperábamos un poco más de venta, pero no, lo que sí estimamos es que el precio del producto pueda subir. Yo creo que sí se va a incrementar un porcentaje, no mucho, pero sí se van a incrementar los precios por la escasez del pescado”, dijo Cinthia Suarez Landeros, comerciante de pescados y mariscos.

Por su parte, la ciudadanía sigue comprando y consumiendo el pescado, principalmente adquiriéndolos en los mercados locales de la entidad, pero lo que más les preocupa es que, mientras más suban los precios, el sueldo en el hogar alcance para menos; por ello exigen a instituciones como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que intervenga.

La institución advirtió que todo aquel negocio que especule con los precios, será sancionado; por ello se realizan recorridos en los principales mercados municipales de Baja California Sur, así lo informó el delegado Erick Agúndez Cervantes.

“Comentó sobre la especulación y dijo que no se van a cerrar negocios, pero sí vamos a aplicar todo el peso de la ley a aquellos prestadores de servicios que estén vendiendo productos y que abusen y que suban de manera injustificada sus precios; vamos a aplicar todo el peso de la ley, lo estamos haciendo ahorita como es el kilogramo de la tortilla y no será una excepción los pescados y mariscos”, lanzó el delegado de Profeco en la entidad.

Indicó que será vital que la población esté muy al pendiente de los precios y la calidad de los productos, pues la institución no tiene ojos en todos los negocios, pero sí ve a través de los ciudadanos. En caso de que se perciba un precio excesivo, es importante crear una queja o denuncia ante las autoridades.

“No es un precio controlado, es un precio liberado, por eso exhortamos a la población, el que compare los productos, la calidad de los productos; recordemos que según el corte y según la calidad, la frescura del producto varían mucho los precios; por eso exhortamos a la población, exhorto a la población a que se informe, compare y tome la mejor decisión. Seguimos con el programa tradicional de la báscula del consumidor, con la cual el consumidor puede tener la certeza de que el kilogramo es el kilogramo que le están dando”, finalizó.

La especulación se da cuando comerciantes ven la escasez de ciertos productos y suben sus precios de manera injustificada para ganar más ante la demanda.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio