Primer trasplante de riñón en el IMSS


 
Ezenario BCS Martes, 6 Febrero, 2018 12:00 PM

La falta de cultura en la donación de órganos en México sigue siendo un impedimento para salvar la vida de cientos de personas que buscan una segunda oportunidad, sin embargo, esto en Baja California Sur poco a poco ha tomado mayor relevancia. Según los datos proporcionados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), este Estado se ha colocado en los primeros lugares en cuanto a donación y trasplantes en los últimos años.

En esta institución se tienen un promedio de entre nueve y 10 trasplantes de órganos al año, aunque en 2017 solo se tuvieron cinco.

Prisciliano Cabrera, un joven originario de Chiapas y que actualmente es residente de Los Cabos, de 35 años de edad, es la primera persona trasplantada en este 2018 en el Estado, esto gracias a que fue compatible con su donador, quien le salvó la vida dándole no solo un riñón, sino la oportunidad de quedarse con su familia muchos años más.

“Mi problema fue en el año 2012, me detectaron que mis riñones estaban pequeños y yo creo que con el tiempo se fue acabando, y ya tuve un protocolo para el trasplante, después de todo me siento muy bien; los primero días era muy batallosos por la herida, pero ahorita gracias a Dios, estoy bien, ya casi salgo de aquí”, comentó el paciente trasplantado.

El trasplante de riñón refiere al procedimiento quirúrgico que funciona como el tratamiento ideal de cualquier persona que padece insuficiencia renal, misma que significa una falla completa de los riñones; sin embargo, con este trasplante, la persona recupera su calidad de vida prácticamente a 100 por ciento

Conseguir un trasplante de riñón implica un proceso largo y complejo, la médico encargada del trasplante de Prisciliano, comparte cuales fueron los pasos a seguir para la  cirugía.

“Cambia su vida, aumenta su calidad de vida y las dificultades en sí posteriores al trasplante son los cuidados higiénicos que debe de tener para evitar infecciones, ya que el trasplante trae por consiguiente que se bajen las defensas para que el cuerpo pueda tolerarlo, por así decirlo, y eso lo pone en riesgo de que pueda ser infectado de cualquier otra cosa”, comentó Ariadna Romero, encarga de trasplante renal en el IMSS.

En este tipo de situaciones, lo que implica mayor dificultad para el proceso es que, tanto el paciente como el donador, sean compatibles, puesto que ha habido casos en que los mismos familiares del enfermo no son donadores idóneos.

Tal cual fue el caso de Prisciliano, quien recibió el trasplante de riñón de Yolanda Meza, su cuñada, quien viajó desde Chiapas hasta San José del Cabo.

“Todo empezó cuando mi esposo decidió hacerse los estudios, él se vino para acá y un día me llamó y me dijo que no había salido bien nada, que no era compatible con su hermano, pasaron los días y yo lo miraba muy triste, entonces un día que me llamó, le dije que si yo podía darlo, lo iba dar y ahí fue donde empezó todo; me vine de Chiapas para acá, iniciamos todos los estudios, hasta hoy”, expresó Yolanda Meza, donadora de riñón.

Yolanda comentó que no sintió miedo, esto pese a tener dos pequeños hijos, pues desde un principio, siempre estuvo segura que de estar sana lo haría más fácil.

“Nunca tuve miedo, significa mucho poder salvarle la vida a mi cuñado, porque la verdad no me gustaba verlo sufrir, ver  como se sentía, pasaban días y se sentía mal; pues eso a mí no me gustaba, por eso yo dije, ‘yo estoy sana y según a como salgan los estudios, yo voy a hacerlos, y según como salga, yo se lo voy a donar’, y así fue”, comentó Yolanda Meza.

Prisciliano lo único que ha hecho es agradecer a los médicos y enfermeros que lo han atendido, pues para salvarle la vida, fue necesaria la atención de ocho profesionales.

“La verdad no sé qué es lo que venga después de esto, quizá una vida cotidiana, pero ahora sí cuidándome mejor, comiendo mejor, ahora solo sé que estoy muy agradecido y creo que Yolanda fue un ángel enviado por Dios, porque no cualquiera hace un sacrificio así”, expresó agradecido Prisciliano.

Los datos proporcionados por el Instituto Mexicano del Seguro Social indican que actualmente en BCS hay una lista de espera de por lo menos 50 pacientes que requieren un trasplante, mismos que pueden durar al menos cuatro años en la expectativa de que alguien quiera y pueda ser donador, razón por la cual es necesario hacer conciencia respecto a la donación de órganos en el Estado.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio