Nueva Inglaterra va por el bicampeonato

Foto: Cortesía
 
Deportez Domingo, 4 Febrero, 2018 12:45 PM

Tom Brady y los Patriotas salen por su segundo anillo consecutivo, pero antes deberán vencer a los Águilas de Filadelfia quienes intentan obtener su primer trofeo

Todo está listo para que el domingo 4 de febrero se dispute el Súper Tazón LII en el estadio US Bank de Minnesota, Minneapolis. Después de 17 semanas de temporada regular, la ronda de comodines, juegos divisionales y finales de Conferencia, ha llegado el momento cumbre de la NFL.

En esta edición, los actuales campeones, Patriotas de Nueva Inglaterra, se medirán a los Águilas de Filadelfia en busca de sumar su segundo anillo consecutivo y de esta manera convertirse en bicampeones.

Los “Pats” alcanzan su décimo “Súper Domingo”, siendo el octavo con Bill Belichick como entrenador en jefe y Tom Brady como mariscal de campo. Ambos han ganado cinco anillos en siete oportunidades, cayendo ante Gigantes de Nueva York en 2008 y 2012. Además, juntos han ganado 15 títulos divisionales y ocho campeonatos de la AFC. Belichick tiene más apariciones en súper tazones que cualquier otro entrenador en jefe en la historia de la NFL.

Por su parte, Brady podría  convertirse en el pasador más longevo en ganar un trofeo Vince Lombardi, al tener 40 años de edad y 184 días. Y no solo eso, sino que tiene la oportunidad de aumentar sus números al sumar récords en de pases de anotación, yardas por aire, pases completos y victorias en postemporada. El mariscal de campo y el head coach de los Patriotas, se han combinado para 27 victorias en postemporada, 13 más que ninguna otra pareja de entrenador en jefe y mariscal.

Mientras que Filadelfia tendrá su tercera aparición en este tipo de juegos, cayendo en las dos anteriores, en 1980 y 2004, esta última precisamente ante Nueva Inglaterra en el Súper Tazón XXXIX de Jacksonville, donde perdieron apretadamente 24-21.

Nueva Inglaterra llega hasta estas instancias luego de finalizar como el mejor sembrado de la Conferencia Americana con marca de 13-3. En los juegos divisionales despacharon sin  problemas a Titanes de Tennessee 35-14 y en la final de Conferencia batallaron, pero al final sacaron la experiencia para superar a Jaguares de Jacksonville 24-20.

A lo largo de la campaña regular tuvieron la segunda mejor ofensiva de la Liga, anotando 458 puntos para un promedio de 28 puntos por partido y tuvieron el mejor segundo promedio por partido en yardas por aire, con 278.

Brady fue uno de los mejores, finalizando con 4 mil 577 yardas totales al completar 385 pases de 581 intentos con 32 anotaciones y solo ocho intercepciones. Su mejor receptor fue el ala cerrada Rob Gronkowski, quien consiguió mil 84 yardas en 69 recepciones y ocho touchdowns. Aunque Brady cuenta con un cuerpo de receptores privilegiado con Danny Amendola, Bradin Cooks y Chris Hogan. Por tierra, el corredor Dion Lewis fue el mejor con 896 yardas, 180 acarreos y anotaciones.

Mientras que a la defensiva, los mejores hombres fueron el apoyador Trey Flowers con 6.5 capturas de mariscal de campo y el esquinero Duron Harmon, con cuatro intercepciones.

Los campeones de la Nacional

Por su parte, los Águilas fueron el mejor sembrado en la Conferencia Nacional con marca idéntica que los “Pats”, 13-3. En playoffs, el equipo de Doug Pederson eliminó primero a Halcones de Atlanta 15-10 en la ronda de comodines y en la final de la NFC a los Vikingos de Minnesota por 38-7, quienes intentaban hacer historia al ser el primer equipo en disputar un Súper Tazón en su estadio.

Las Aguilas tuvieron uno de los ataques más explosivos de la Liga, promediando 29 puntos y superando las 100 yardas  por juego gracias a Carson Wentz en los controles, quien salió lesionado en las últimas semanas de la temporada regular.

A pesar de que Filadelfia no ha contado con su pasador titular en toda la postemporada, el sustituto, Nick Foles, ha logrado un buen desempeño sin llegar a ser espectacular, pero sí eficiente al no cometer errores. En postemporada completó el 77.8 por ciento de sus envíos con tres anotaciones y cero intercepciones, para un rating de 122.1, el más alto de estos playoffs, incluso por encima de Tom Brady.

La buena racha de Foles deberá continuar ante los Patriotas si es que Filadelfia desea levantar el trofeo Vince Lombardi.

Cabe recordar que Nick Foles fue seleccionado por Filadelfia en 2012, donde estuvo por varias campañas hasta 2015, cuando fue cambiado por Sam Bradford a los Rams de San Luis; en 2017 volvió a la ciudad de la hermandad para fungir como reserva de Wentz.

Ahora el veterano pasador podría convertirse en el tercer elemento en su posición en jugar solamente dos partidos de campaña regular y convertirse en campeones de la NFL. Los otros dos son Doug Williams con Pieles Rojas Washington en 1987, y Jeff Hostetler con Gigantes de Nueva York en 1990.

El ataque emplumado tendrá que ser apoyado por el dúo de corredores espectaculares conformado por LeGarrette Blount y Jay Ajayi. En la campaña regular, el primero sumó 766 yardas por terrestres en 173 acarreos y dos anotaciones. Mientras que Ajayi, quien llegó al final del año procedente de Delfines de Miami, terminó con 70 acarreos para 408 yardas y una anotación.

Los receptores Zach Ertz, Alshon Jeffery y Nelson Agholor no son de renombre ni mucho menos, pero han cumplido con el trabajo.

Su defensiva es encabezada por el apoyador Brandon Graham, quien sumó nueve sacks en la campaña regular, además de  Patrick Robinson, con cuatro intercepciones.

El head coach Doug Pederson está consciente de que necesitará una mejor actuación de su defensiva para detener a Brady y compañía, pero no es imposible.

Por su experiencia en este tipo de partidos, el equipo de Belichick y Brady sale nuevamente como amplio favorito en un Súper Tazón, incluso en las apuestas los Patriotas son favoritos por 4.5 puntos, aunque solo en uno de sus cinco triunfos en el juego final lograron ganar por más de dicha cifra y fue en la pasada edición, cuando derrotaron a Halcones de Atlanta 34-28.


NFL disminuye acreditaciones para medios mexicanos

Tras los acontecimientos del Súper Tazón LI, celebrado el 5 de febrero de 2017 en Houston, Texas, donde el periodista Mauricio Ortega hurtó el jersey del mariscal de campo de los Patriotas, Tom Brady, la NFL realizó serias modificaciones en los requisitos para las solicitudes de periodistas que intentan acreditarse para la cobertura de este importante evento.

El ahora ex director del periódico La Prensa fue señalado por el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) como el responsable del robo, lo cual se confirmó por medio de un video en el que se aprecia el momento en que Ortega sustrae la camiseta del pasador.

El 12 de marzo, a solicitud del FBI, la Policía Federal y la Procuraduría General de la República (PGR) catearon la casa del periodista en el Estado de México y, días después, se vio obligado a dejar su cargo en el periódico perteneciente a Organización Editorial Mexicana (OEM).

En su domicilio se encontraron varios objetos de colección también robados de otras ediciones del Súper Tazón, como un casco del jugador Von Miller, de los Broncos de Denver.

El reportero de ZETA sin problemas en el vestidor

Si bien la Liga no levantó cargos, solamente obligó a Ortega a regresar los objetos sustraídos, pero estas acciones tuvieron serias repercusiones para los medios mexicanos.  Para esta edición  del “Súper Domingo” en Minneapolis, toda solicitud de medios de comunicación procedentes de México fue revisada exhaustivamente por el FBI. Pero no solo eso, sino que muchas de esas peticiones fueron rechazadas, incluso algunas organizaciones que anteriormente había recibido credencial para llevar a cabo su trabajo, en esta ocasión se les fue negada por la NFL, recibiendo solamente el acceso a las diferentes actividades que se celebran a lo largo de la semana en la sede, como conferencias y salas de prensa, no así para el Súper Tazón LII.

Aquellos que sí fueron acreditados, tendrán que acatar ciertas restricciones, ya que habrá varios tipos de credenciales con el propósito de limitar el acceso a los vestidores y de esa manera evitar  una situación como la que se dio el año pasado.

La NFL informó que habrá varios tipos de acreditaciones para los periodistas,  como la denominada Press Box, con la cual se tiene acceso al juego. Esta se dividió en tres partes: Working Press, Auxiliary Table y Auxiliary Press.

Los únicos periodistas que podrán ingresar a los vestidores al final del partido serán los marcados con la credencial Working Press, el resto solo lo harán  a la zona de conferencias.

Aunque la Liga se limitó a decir que este escándalo no tuvo injerencia en el proceso de acreditación y que todo es cuestión de espacios para medios, es una realidad que es lo contrario, prueba de ello es ZETA, medio que no tendrá acceso al Súper Tazón por primera ocasión en casi una década, ya que desde la edición XLIV, celebrada en Miami, Forida, donde Drew Brees y los Santos de Nueva Orleans lograron su primer título, hasta la histórica remontada de los Patriotas el año pasado en el Súper Tazón LI en Houston. No se había faltado a la cobertura de este evento que se ha convertido en uno de los más vistos en todo el mundo, pero el robo de artículos cambió las reglas.


Frente a frente

Nueva Inglaterra

Ventajas:

* Cuentan con un pasador confiable y con experiencia en súper tazones

* Fuerte línea ofensiva

* Cuerpo de receptores de calidad

* Pateador confiable

* Entrenador y jugadores con experiencia en súper tazones

 

Desventajas:

Carecen de una defensiva confiable

 

Filadelfia

Ventajas:

* Gran defensiva

* Efectivo ataque terrestre

 

Desventajas:

* Mariscal de campo suplente

* Falta de receptores confiables

* Inexperiencia del head coach y jugadores en súper tazones

 

Pronóstico: Patriotas

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio