Los retos del México de las desigualdades

Fotos: Internet
 
Opinionez Lunes, 26 Febrero, 2018 12:00 PM

1. El accidente carretero de la comitiva del EZLN, con María de Jesús Patricio, donde lamentamos la pérdida de una persona y varios heridos, refleja las trampas y trabas del sistema político a los verdaderos independientes, y de paso, la indiferencia de la sociedad hacia las condiciones de vida de la población mexicana con raíces indígenas, que según el INEGI, son  24.4 millones de personas de tres años y más que se auto reconocen indígenas, cifra que representa 21.5% de la población mexicana en ese rango de edad. Este porcentaje constituye tres veces más al de la población hablante de lengua indígena (6.5 por ciento).

2. Un marcado rasgo de discriminación, inferioridad, marginación, acompañado de indiferencia al drama indígena, refleja el descuido de su propia condición social de la población mestiza mayoritaria. Marichuy es la única candidata independiente y no alcanzó a entrar en las boletas como testimonio de que hay un México y una política empobrecidas. Marcos, el “subcomandante”, no tuvo el valor de respaldar la candidatura para evitar correr riesgos del desprecio que una sociedad enajenada, que si bien califica a los partidos políticos como un lastre, no cuestiona al sistema en sus excesos, manifiestos en una política social al margen del Estado de Derecho. Un México desconectado de los avances democráticos del mundo; o bien, un mundo frío, calculador, salvaje, que solo ve en México una red de negocios, mientras que cierra los ojos ante un México dependiente, colonial y bárbaramente desigual.

3. Como sociedad debemos de cuestionarnos porqué nos indignamos con el racista “prietos” de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” y Enrique Ochoa Reza, “líder” del PRI, y no cuando se condena a la miseria a 24.4 millones de indígenas. La población originaria, con todos los derechos históricos arrebatados por el colonialismo blanco europeo y árabe.

4. La mancuerna de Miguel Ángel Mancera y Ricardo Anaya es una caricatura. En un acto de codicia sin límites, irresponsable, cobarde y sin capacidad de reordenar y reconstruir los graves daños de la CDMX sufridas por el temblor del 19 de septiembre, deja en manos de los legisladores priistas, que hicieron mayoría con PAN-PRD para su campaña electoral de 2018, la suma de 14 mil millones de pesos reunidos de buena fe por empresas y particulares para poner de pie a los damnificados. ¿Rendición de cuentas y transparencia?

5. No. Una infamia parecida a la de Anastasio Somoza, en Nicaragua (1973), que frente a un siniestro similar, dedicó las aportaciones internacionales para reconstruir Managua para sus negocios. Eso coronó el mayor repudio de la dictadura generacional, tipo PRI que aguantamos en México.

6. Por esas razones y muchas más, no se le puede creer nada a Ricardo Anaya ni a su “Frente Ciudadano”, su discurso hueco de combate a la corrupción, donde su partido está arrebatando esos recursos sagrados y desviados a un proceso electoral que negocia con el desamparo y dolor. La renuncia de los responsables que administrarían el dignificar esa ciudad, refleja el manejo espurio que debería retumbar en los medios de información.

7. Mancera, del peor corte independiente, deja a la ciudad penetrada en el narcotráfico y la violencia. Quien presumía de no estar afiliado a ningún partido, pero de facto ejercía la presidencia del PRD con “los Chuchos”, sale del gobierno para ser acomodaticio senador del PAN, junto a Josefina Vázquez Mota, con 100 millones de dólares por callarse en 2012.

8. El Clavillazo, heredero de Capulina Beltrones, y operadores del PRI de Peña Nieto, se va porque su jefe Meade no levanta en las encuestas, pero sí amenaza de que ganará como en el Estado de México. Como tienen patentadas prácticas de dinero negro, triquiñuelas, trampas, dinero de sus impuestos, compra del voto y apoyo de la maquinaria federal (INE) para alterar los resultados como convenga al imposible triunfo de la bandera más, repudiando por el enojo del 60% de los mexicanos que jamás votarían por el PRI.

9. Mal se vería López Obrador sin explicación ideológica, jurídica, política y sindical para arropar a Germán Martínez Cáceres y Napoleón Gómez en la bancada senatorial. La crítica generalizada se lanzó contra estas sorpresas. ¿Será que ahora el juego electoral de mapaches sucios y rudos del sistema electoral tendrá contrapesos?

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es Académico del Instituto Tecnológico de Tijuana. Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio