Las ambiciones de Gina

Foto: Cortesía
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 26 Febrero, 2018 12:00 PM

En Acción  Nacional todos lo saben, particularmente en Mexicali, de donde la señora es originaria y representante legislativa con licencia de la Cámara de Diputados federal: lo que realmente quiere Gina Cruz Blackledge, es convertirse en la primera alcaldesa de la Capital de Baja California. Sus bonos panistas están altos ahora que fue seleccionada como número uno de la fórmula al Senado de la República por el PAN en el Estado. Mientras llega 2019 (año de proceso electoral local), y asumiendo que en la elección del 1 de julio de 2018, su partido logre el triunfo en Baja California, o pierda en el segundo lugar, le aseguraría un escaño en la Cámara alta; la mexicalense desea convertirse en la primera mujer en encabezar la Comisión de Hacienda en el Senado de la República. Nada, pescadita. Los panistas creen que Cruz ya se vio en el Senado y, considerando que “solo va” por un año (si es que gana o pierde en segundo), varias se frotan las manos en busca de ser seleccionadas por el Comité Ejecutivo Nacional como suplente de la número uno de la fórmula, pues eso les aseguraría cinco años en el Senado. Y efectivamente las suplencias serán por imposición de la cúpula panista, y debe ser mujer para evitar a los “Juanitos”, aunque en este caso y con la ambición política de Gina, todas quieren ser su “Juanita”. Particularmente, dicen, la esposa del gobernador, qué importa que ni experiencia tenga en Poder Legislativo al no haber sido ni regidora, ni diputada local, ni diputada federal ni nada, solo esposa de quien -aún lo asegura- controla el padrón azul en BC.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio