“El Patas” busca concesionar segunda fase del Sistema de Transporte

Fotos: Jorge Dueñes
 
Ezenario Lunes, 12 Febrero, 2018 12:00 PM

Sin operar al 100% la Ruta 1 del Sistema Integral de Transporte de Tijuana, el gobierno de Juan Manuel Gastélum analiza concesionar la fase dos del proyecto, la cual establece como itinerario Santa Fe-Otay. El demandado ordenamiento del transporte lo delega a la aún inexiste Secretaría de Movilidad

Preocupado porque el Sistema Integral de Transporte de Tijuana -SITT- pueda ser “atractivo y realmente redituable” para las empresas concesionarias, el gobierno de Juan Manuel Gastélum Buenrostro analiza ampliar concesiones de ruta e implementar la Ruta Troncal 2, cuyo recorrido comprende Santa Fe-Otay.

“No es un tema fácil, está sobre la mesa poder ampliar las rutas para que pueda ser realmente redituable. Obviamente que entre más rápidamente podamos ampliar, esto será más atractivo a la propia Empresa -de Empresas-, para que también pueda recuperar la inversión que está haciendo”, asentó Leopoldo Guerrero Díaz, secretario de Gobierno Municipal.

Para abril operará sistema de recaudo, dicen

El funcionario reconoció que en la implementación de la primera etapa, “falta trabajar en varios esquemas, uno es el de cobro para implementarlo de manera oficial; tenemos que trabajar en rehabilitar algunas terminales dañadas, rehabilitarlas con el sistema de cámaras, cobro y de seguridad para que todas funcionen”.

Para ello, el gobierno de Tijuana busca cómo darle mantenimiento al tiempo que determina nuevas rutas para “echar a andar la Ruta 2”, aunque, aclaró, no se ha establecido una cantidad de permisos a liberar, tampoco se invertirá en equipamiento, pues utilizarán el ya existente, dijo.

Respecto al ordenamiento en el sector, expuso que ese tema “correspondería a la nueva Secretaría de Movilidad”, la cual está en proceso de ser instalada.

 

PREVÉN MÁS GASTO EN REHABILITACIÓN

En vez de entregar el equipamiento a la Empresa de Empresas que conforma el Sistema Integral de Transporte de Tijuana, S.A. de C.V., como lo establecía el contrato de concesión, el XXII Ayuntamiento optó por hacerse cargo de su mantenimiento y vigilancia, empezando por una costosa rehabilitación de las 47 estaciones vandalizadas.

Para ello, el primer año del gobierno de Gastélum Buenrostro se dispusieron 96 millones de pesos para rehabilitación, monto del que el Fondo Nacional de Infraestructura -Fonadin- aportó el 60% y el 40% restante el municipio, cantidad que estaba etiquetada para infraestructura de la Ruta Troncal, no para reparación.

Pero ni esa cantidad fue suficiente para dejar las estaciones en condiciones de operar conforme al proyecto; por lo que a principios de noviembre de 2017 se aprobó, en sesión de Cabildo, una ampliación presupuestal de un millón 438 mil pesos, producto de un remanente del 2016.

Estaciones continúan vandalizadas

El recurso se etiquetó para reparar la destrucción causada por los actos de vandalismo, contratar vigilancia policiaca en cada una de las terminales y paraderos, así como para la contratación de personal -seis trabajadores- que operara el sistema de monitoreo del transporte público a través de pantallas del centro de control del SITT.

Adicional a ese presupuesto se aprobó la transferencia de un millón 132 mil pesos, para la adquisición de cámaras de seguridad, las cuales apenas se colocan en las estaciones. También se autorizó una partida de 655 mil pesos para la adquisición de baños portátiles y el pago de difusión para promover el uso del transporte del SITT.

A la fecha, de los 47 paraderos dañados, la totalidad de ellos carecen de fibra óptica, mientras en algunos apenas se instala el sistema de recaudo y solo en un tercio se observa rehabilitación de las paredes dañadas, en las cuales se ha colocado lámina y acrílico para sustituir los vidrios quebrados.

Sin poder culminar la reparación, el gobierno de Juan Manuel Gastélum no descarta volver a asignar otra partida para restitución.

“Obviamente, las instalaciones deben estar en buenas condiciones. Tenemos que ofrecer que las instalaciones sean seguras, estén en buenas condiciones. Ahorita ya hay seguridad en las instalaciones, y para buscar que éstas no sean nuevamente vandalizadas, tenemos que rehabilitarlas. No sabría decir cuánto más tendría que invertirse en la rehabilitación, no soy especialista en temas de presupuesto, lo que sí sabemos es que se tienen que rehabilitar”, adelantó Leopoldo Guerrero, secretario de Gobierno Municipal.

 

MANTENIMIENTO ERA RESPONSABILIDAD DE EMPRESA DE EMPRESAS

De acuerdo al contrato original, informó Roberto Sánchez, ex secretario de Desarrollo Urbano y Ecología -SDUE-, el mantenimiento de las estaciones y su entorno sería responsabilidad de la Empresa de Empresas, sociedad que se aglutina a 10 concesionarias del transporte masivo.

“¿Con qué personal? ¿Con qué recursos se va a hacer cuando no se cuenta con los recursos suficientes para dar el mantenimiento necesario para limpiar las calles de la ciudad?”, cuestionó el ex funcionario.

En respuesta a ese cuestionamiento, Ricardo Chavarría Morales, tesorero Municipal, indicó que para ello, el XXII Ayuntamiento acordó con la Empresa de Empresas que el 6% de lo recabado del pasaje fuera entregado al municipio para que, a su vez, lo canalice al mantenimiento de la infraestructura del sistema.

Aunque el acuerdo se suscribió a mediados de febrero de 2017, fue hasta el 2 de noviembre de ese año cuando la Empresa de Empresa inició la entrega de una aportación que nada tiene que ver con el porcentaje pactado.

Debido a que no ha sido instalado el equipo para el cobro automatizado, tanto los BRT como los camiones alimentadores realizan el cobro manual a los aproximadamente 20 mil usuarios que los concesionarios del SITT, S.A. de C.V., dicen movilizar a diario.

Sin embargo, de lo recaudado por ese pasaje, reunido a través de los12 autobuses BRT y 60 alimentadores -de 30 BRT y 120 alimentadores establecidos en el proyecto al Ayuntamiento de Tijuana-, no le ha sido compartido el 6% que le corresponde, entregando los transportistas un promedio de 60 mil 500 pesos por mes, reportó Ricardo Chavarría, cantidad que solo equivalente a la movilización de 2 mil 500 pasajeros diarios.

De la instalación del sistema de recaudo, el cual debió estar en operación desde marzo de 2017, la directora de la paramunicipal SITT, Kenya Hijar Portillo, aseguró que será para abril de 2018 cuando todo el equipamiento se encuentre instalado y para mediados de este año prevé se integre al SITT la ruta Santa Fe-Otay. “Vamos avanzando poco a poco, pero avanzando”, acotó.

 

“NO QUIEREN QUE EL SISTEMA FUNCIONE”: ASTIAZARÁN

Al respecto, el ex alcalde Jorge Astiazarán Orcí expuso: “es una tristeza, me da mucho coraje ver en qué condiciones tienen las estaciones”, de las cuales dijo, solo faltaban detalles en puentes peatonales y estaciones, así como la instalación del recaudo, porque la fibra óptica ya estaba instalada. “Yo lo que creo es que no quieren que ese sistema funcione, finalmente no es un proyecto de la actual administración municipal, pero es un proyecto de Tijuana, con recursos locales y federales, y no se vale haber inyectado tanto recursos y que no quieran apoyarlo; están bloqueando a las rutas alimentadoras que son las que van a alimentar la Ruta Troncal”, advirtió.

 

SECTORES URGEN ORDENAMIENTO

A dos años de que el Reglamento de Transporte fue reformado, ni el gobierno de Jorge Astiazarán, ni el de Juan Manuel Gastélum han resuelto el caos en este sector, tema que, tanto Coparmex como el Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana -CDT-, han demandado considerar como una prioridad, imponiendo mano firme a las incumplidas empresas concesionadas.

“En el tema de poner orden al transporte, ha faltado voluntad”, anotó Gilberto Fimbres, presidente de Coparmex, quién demandó al gobierno municipal presentar un esquema de ordenamiento del transporte.

El tema de movilidad es uno de los 10 temas contemplados en el Plan Estratégico Metropolitano, en el que se establecen proyectos que deben concretarse al 2034, uno de ellos es el SITT y su crecimiento a través de diferentes fases de ruta, refirió por su parte Gabriel Camarena Salinas, presidente del CDT.

Aunque el argumento para la reforma fue concretar el ordenamiento del servicio para adecuarlo a la operación del Sistema Integral de Transporte de Tijuana, en la realidad solo sirvió para la liberación de 870 nuevos y la ampliación de 17 rutas en la modalidad de masivo, originando que los recorridos de las nuevas concesiones se empalmaran a las asignadas antes de la reforma.

Las rutas deben estar dentro del SITT, si no en la troncal, “no puede ser competencia”, agregó Camarena al indicar que tiene que ser compromiso de las empresas del SITT sacar sus unidades de las rutas que ya se encontraban concesionadas antes de la reforma.

Para el presidente del CDT, tanto las diferencias existentes entre las empresas transportistas, como el cambio en la administración municipal y del secretario de Gobierno, Raúl Felipe Luévano -quién los mantenía informados-, ha afectado el avance de la Ruta Troncal y ha alejado a los sectores del proyecto.

Respecto a la Ruta 2, comentó que no la descartaría, ya que quedan dos años de gobierno, tiempo en el que pudiera concretarse, pero urgió un avance contundente en la implementación de la Ruta 1. Y reiteró, “estadísticamente no tenemos información, ni por parte del gobierno, ni de la Empresa de Empresas, mucho menos de la concesionaria del recaudo”, apuntó.

Del incumplimiento en la instalación del recaudo -Soproes Baja, S.A. de C.V.-, consideró que el municipio debe imponer a la empresa concesionada del recaudo, una fecha para cumplir, porque de ese equipamiento depende el funcionamiento de la Ruta Troncal; caso contrario, demandó necesario revocarle el contrato.

“Es frustrante que no podemos tener un transporte integral; por lo que el gobierno municipal debe ser firme, tanto en lo que corresponde a su responsabilidad, como hacia las empresas concesionarias del transporte o del recaudo, porque éste es un tema de ciudad, no es un tema del Ayuntamiento en turno, con la empresa en turno, con las concesionarias en turno, es un compromiso con la ciudadanía”, acotó.

“Se invirtió en este proyecto para que el ciudadano tuviera una buena experiencia en viaje, que se pudiera mover en forma más digna, eficiente y económica, y eso no está sucediendo”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio