El nuevo show de la NBA

Fotos: Internet
 
Deportez Lunes, 26 Febrero, 2018 12:15 PM

El Juego de Estrellas se disputó en Los Ángeles, California, dejando a un lado el formato de competencia entre conferencias por un novedoso enfrentamiento “entre amigos” que dieron gran espectáculo. Lebron James se lució frente a lo que dicen, será su nuevo público

La temporada 2017-18 de la NBA está justo a la mitad del camino. Siguiendo con la tradición anual, los equipos tuvieron una pausa para celebrar el Juego de Estrellas, que en esta ocasión, la número 67, se disputó el domingo 18 de febrero en el Staples Center de Los Ángeles, California.

La casa de los Lakers (y Clippers) albergó por tercera vez este partido, siendo las anteriores en 2011 y 2004, mientras que la ciudad angelina se convirtió en la sede con más “All Star Games”, con seis, algo que ninguna otra localidad puede presumir.

Por primera ocasión en la historia, el encuentro que reúne a los mejores jugadores de la Liga se realizó bajo un nuevo formato, el cual funcionó al resultar un juego más equilibrado, con mayor estrategia y entrega de los jugadores, ya que las últimas ediciones habían sido un total circo. La NBA eliminó el duelo de la Conferencia Oeste ante el Este, dejando un partido entre dos equipos comandados por un capitán, el cual se encargó de elegir a su plantel. Este tipo de formato ya ha sido utilizado por la NFL y la NHL, creando mayor atractivo entre los aficionados.

En este caso, LeBron James de los Cavaliers de Cleveland y Stephen Curry, de los Guerreros de Golden State, fueron los jugadores que más votos recibieron, por lo cual se encargaron de crear los equipos.

Los diez titulares fueron elegidos por una combinación de votos de fanáticos, jugadores y periodistas. La quinteta de LeBron fue integrada por Giannis Antetokoumpo,  de los Bucks de Milwaukee; DeMar De Rozan, de Raptors; Joel Embiid,  de 76s de Filadelfia; y Kirie Irving de Celtics de Boston.

Mientras que Curry estuvo acompañado por James Harden, de Rockets de Houston; Demarco Cousins y Anthony Davis, de Pelícanos de Nueva Orleans; así como Kevin Durant de Golden State.

LeBron James dando show

Desde horas antes, los alrededores de la arena comenzaron a atiborrarse de fans del mejor deporte ráfaga del mundo.  Era notoria la presencia de seguidores de todos los equipos de la Liga, aunque predominaron las jerseys de los locales Lakers.

El público se dio cita en la plaza central del Staples Center y del Teatro Microsoft, donde se ubicó una zona con diferentes atracciones para los aficionados a este deporte y con acceso libre.

Una vez dentro del inmueble se pudo apreciar la presencia de diferentes estrellas tanto del mundo deportivo como del cine y televisión, quienes ocupaban los lugares más cercanos de la duela. Luego de una vistosa ceremonia inaugural con personalidades hollywoodenses,  las estrellas de la NBA saltaron a la cancha luciendo uniformes de la marca propia del astro del Basquetbol, Michael Jordan.

El duelo arrancó equilibrado con jugadas de fantasía, sobresaliendo el capitán LeBron James y el “Barbas” James Harden.

Transcurridos los minutos, el equipo de Curry fue tomando una ligera ventaja sobre los amigos de LeBron.  Al final de la primera mitad, Curry terminó al frente 78-76.

Para el tercer cuarto, el juego continuó cerrado, incluso con ventaja de un punto para la quinteta del jugador de Golden State. En el cuarto  periodo, James logró empatar el partido en los últimos minutos, con un espectacular triple a 144 puntos y, segundos después, su quinteta tomaría la ventaja por primera vez en el duelo para terminar ganando 148-145.

A diferencia de otras ediciones, donde los juegos concluían por gran diferencia de puntos como el triunfo del Oeste 192-182 el año pasado, este fue parejo y desde el arranque se dieron jugadas vistosas, sobresaliendo la defensiva de algunos jugadores, algo que regularmente no se da en este tipo de partidos.

El Staples Center lució majestuoso

En ese renglón estuvo Joel Embiid, de Filadelfia, quien tuvo una gran actuación a la defensiva, con escandalosas bloqueadas, una de ellas a Russell Westbrook, y hasta se dio el lujo de encestar triples largos. Lo que motivó a los jugadores con este nuevo formato, fue que la Liga aumentó la cifra de dinero como premio a los ganadores y las donaciones a organizaciones no lucrativas del cuadro triunfador.  En este caso, LeBron escogió After-School All-Stars y Curry a Brotherhood Crusade, las cuales se ubican en el condado angelino.

Para muchos aficionados también fue una oportunidad  única de observar a LeBron  haciendo equipo con Durant y Westbrook, cosa nunca antes vista, ya que son jugadores que militan en diferente Conferencia. James fue nombrado como Jugador Más Valioso justo en medio de los fuertes rumores de que “El Rey” cambiará de trono para la próxima temporada, teniendo como nuevo palacio la casa de los Lakers.

“Fue bueno para los jugadores, fue bueno para los fans, fue bueno para la Liga, para todos. Fue un gran fin de semana y lo culminamos de la mejor manera”, comentó la estrella de los Cavaliers.

Mientras que Curry afirmó que la modificación fue acertada al resultar un juego equilibrado: “Fue un juego muy competitivo. Pienso que se hizo de la manera correcta, mostramos nuestro talento y nuestras habilidades, y a la vez dimos un buen espectáculo, por lo que fue divertido. Pienso que establecimos el tono desde temprano jugando defensa, creando el ambiente competitivo, que fue un gran cambio para los fans en el estadio y en la televisión”.

Kevin Durant, su compañero de equipo pero rival en el Juego de Estrellas, coincidió al asegurar lo bien que cayó el ajuste de formato.

“Queríamos cambiar la narrativa de que el Juego de Estrellas era una broma, hoy queríamos hacer un verdadero juego de Basquetbol. Los entrenadores Duane Casey y Mike D’Antoni hicieron un gran trabajo al enviarnos un mensaje en la práctica de cómo queríamos jugar. Los fans en todo el mundo querían ver a los mejores jugadores mostrar sus talentos. Por eso, los últimos minutos fueron extremadamente divertidos. Es bueno jugar con los chicos de tu Conferencia, la mezcla de jugadores fue genial”, subrayó.

Tras el éxito de este nuevo formato, todo apunta a que la próxima edición del Juego de Estrellas, que se disputará en la Arena de los Abejorros de Charlotte,  se repetirá la fórmula de este nuevo show de la NBA.


México cae en duelo histórico ante Estados Unidos

La selección mexicana fue superada por el equipo norteamericano 88-67 en el encuentro amistoso que se disputó el domingo 18 de febrero, previo al Juego de Estrellas de la NBA, en la Arena Verizon del Centro de Convenciones de Los Ángeles.

Un buen escaparate para la quinteta nacional

El equipo azteca de los denominados “12 Guerreros”, fue integrado por jugadores de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP), mientras que los estadounidenses pertenecen a la denominada Liga de Desarrollo (G League) de la NBA.

La quinteta mexicana estuvo dirigida por el español Francisco Olmos, entrenador de Fuerza Regia, actuales campeones de la LNBP.  El roster fue encabezado por el jugador de Soles de Mexicali, Luke Martínez, máximo anotador con 22 puntos, además de Jordan Glynn, Juan Toscano, Jerime Anderson e Israel Gutiérrez.

Por su parte, el plantel de Estados Unidos, dirigido por Jeff Van Gundy, estuvo integrado por Rodney Purvis, Larry Drew II, Alonzo Gee,  Devin Williams y Aaron Harrison, este último, verdugo del equipo tricolor, con 13 puntos.

Después de este histórico duelo, la selección mexicana tendrá que ponerse a tope para encarar la eliminatoria para el Mundial de China 2019 de FIBA.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio