Desaparecen tres italianos detenidos por policías en Jalisco; protestan en Napoles

Manta desplegada en estadio de Napoles. Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes
 
Destacados Lunes, 19 Febrero, 2018 08:21 AM

Raffaele y Antonio Russo, así como Vincenzo Cimmino, tres ciudadanos italianos originarios de Napoles, desaparecieron en Tecatitlán, al sur de Jalisco, desde el pasado 31 de enero, por lo que sus familiares interpusieron de inmediato una demanda ante la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas de aquella entidad, sin que haya resultados hasta el momento.

Ayer, una manta monumental con la leyenda “Liberate i napoletani in Messico” (Liberen a los napolitanos en México), fue desplegada en el estadio San Paolo, en Nápoles, durante el juego de fútbol entre los clubes Napoli y Spal.

Horas antes, decenas de personas marcharon con antorchas y realizaron una vigilia en el barrio de Mercato, donde vive la familia Russo, en la que se portó un mensaje en español urgiendo información a las autoridades mexicanas sobre los tres napolitanos desaparecidos, quienes se dedican a vender artículos chinos de importación, como generadores eléctricos.

LA DESAPARICIÓN DE LOS TRES ITALIANOS EN JALISCO

Protestas en Napoles. Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes

El primero en desaparecer fue Raffaele Russo, alrededor de las 13:15 horas de aquel día, cuando realizó una última llamada telefónica a su hijo Daniele, quien se encontraba en la Ciudad de México, en casa de su hermano, Francesco.

Sin embargo, el teléfono móvil de Raffaele Russo, de 60 años de edad, dejó de tener señal una hora después de esa última llamada telefónica con su hijo, por lo que Daniele y Francesco, a través de la señal GPS del vehículo rentado, lograron ubicar la última posición de su padre, sobre la carretera de Tecalitlán hacia Jilotlán de los Dolores, un municipio cercano.

Daniele y Franceso llamaron a Antonio -su otro hermano, de 25 años- y a Vincenzo -su primo, de 29 años de edad-, los cuales permanecían en un hotel de Ciudad Guzmán, a unos 40 minutos de Tecatitlán, para que fueran a buscar a su padre Raffaele.

Antonio y Vincenzo llegaron a Tecalitlán y empezaron a preguntar si habían visto a Raffaele o a su automóvil, una camioneta marca Honda modelo CRV, pero sin éxito. Al detenerse en una gasolinera fueron rodeados por dos motocicletas y una patrulla de la Policía municipal, cuyos agentes los obligaron a seguirlos sin dar explicaciones.

En un audio enviado por Antonio a Daniele, a través del servicio de mensajería WhatsApp, se escucha al primero avisar que los policías municipales los habían detenido y los estaban obligado a seguirlos.

Daniele afirmó que poco después intentaron llamar a Antonio y Vincenzo, sin embargo, sus teléfonos móviles tampoco contaban con señal. Ante ello, Francesco se comunicó desde la Ciudad de México con la Policía municipal de Tecalitlán.

“Inicialmente nos dijeron que no sabían nada de mi padre Raffaele, pero que mi hermano y mi primo efectivamente estaban siendo trasladados allí. Interrogados una segunda vez después de media hora los policías lo negaron todo”, acusó Daniele en entrevista con el diario Reforma.

LAS DENUNCIAS DE LOS FAMILIARES DE LOS DESAPARECIDOS

Ficha emitida por la Fiscalía General del Estado de Jalisco

Los familiares de los tres desaparecidos se comunicaron de inmediato con la Embajada de Italia en México, para denunciar los acontecimientos y pedir asistencia.

“Nos aconsejaron interponer de inmediato una demanda ante la Fiscalía de Guadalajara, pero no sirvió de nada”, recordó Daniele, quien días después salió de México de vuelta a Italia, dejando a Francesco la tarea de seguir investigando los hechos y solicitar más apoyo.

El sábado pasado, la Fiscalía de Roma abrió una investigación oficial para coordinarse con las autoridades mexicanas, y como Fiscal a cargo del caso fue designado el subprocurador Sergio Colaiocco.

Por su parte, la Fiscalía jalisciense informó en un comunicado que la desaparición de los tres italianos ocurrió en una zona del sur de Jalisco que tiene presencia del crimen organizado, por lo que se inició una investigación para dar con su paradero.

Los familiares solicitan que cualquier información que se tenga sobre el paradero de los tres ciudadanos italianos, se haga llegar al teléfono celular 98 4185 1939. Según medios, no se ha recibido ninguna llamada para solicitar rescate por lo que han descartado la posibilidad de que se trate de un secuestro.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), al corte de 2017 en Jalisco se contabilizaban 2 mil 917 personas desaparecidas, cifra que ubica a la entidad en cuarto lugar nacional.

– Con información de AFP, EFE, El Occidental, Mural, Reforma.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio