Beatlemania, un tributo a las canciones del  cuarteto de Liverpool

Foto: Julieta Aragón/Convocaron a más de 700 personas
 
Espectáculoz Lunes, 12 Febrero, 2018 12:00 PM

Como un show que va “por la historia entera de los Beatles, desde el principio hasta el final”, se puede definir el homenaje que Abbey Road rindió al cuarteto de Liverpool el 3 de febrero en el Grand Hotel Tijuana.

Fue así como lo describió Axel Clarke, quien para esta propuesta musical, llamada Beatlemania, caracteriza a Ringo Starr. El intérprete agregó que se trata de un espectáculo en el que el público recuerda algunas canciones y algunas otras no, pero el cual ofrece “la mejor música de todos los tiempos”.

Según dijo, por parte de la banda tributo californiana, “solo tratamos de hacerle honor” a semejante repertorio.

La presentación de sábado por la noche, cuyas entradas para ese mismo día ya estaban agotadas, abarcó temas por demás conocidos de la agrupación británica, los cuales en su versión original llegaron a provocar frenéticos alaridos en la audiencia. “A Hard Day’s Night”, “I Should Have Known Better”, “Can’t Buy Me Love”, fueron solo algunos de esos éxitos, que en esta ocasión igualmente provocaron el clamor de la concurrencia, compuesta por alrededor de 720 almas.

Pero la lista de piezas a interpretar, también comprendió la música remota de los Beatles, “algo” de su “material verdaderamente temprano” (“Really early stuff”), mencionó Chris Overall (Paul McCartney) en una entrevista que Abbey Road concedió a ZETA poco antes de subir al escenario. Canciones como “Please Please Me” (grabada entre 1962 y 1963), “All my Loving” (1963), así como el cover que el conjunto británico hizo del tema de Meredith Willson “Till There Was You” (’63), a propósito del cual el bajista aprovechó para dedicarlo a “Todos los tortolitos” (“All the love birds”) en el mes de los enamorados. Y un refrito más: “Roll Over Beethoven”, de Chuck Berry; con Zak Schaffer en la voz de George Harrison.

No faltaron los temas de ritmo netamente bailable como “I Saw Her Standing There” y la icónica “Twist and Shout”. Para esta última, Overall pidió a los asistentes ponerse a agitar las piernas.

De los fanáticos que siguieron la indicación, Sergio Enríquez Avendaño, quien prácticamente no dejó de bailar durante el concierto, refirió a este Semanario sobre los intérpretes californianos de los Beatles: “Son los mejores que he visto”.

El programa de Beatlemania se compuso de otras etapas en las que el cuarteto de Liverpool destacó, siendo estas la psicodélica y la concluyente.

En correspondencia con la psicodelia de los Beatles, sonaron “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, “With a Little Help from my Friends”, con Axel Clarke a la voz y “A Day in a Life”, cuya lírica corrió a cargo de Nate Bott (John Lennon) y Chris Overall.

La última parte del recital comprendió éxitos como “Yesterday”, “Get Back”, “Come Together”, “Dear Prudence”, entre otros.

En cuanto a la calidad interpretativa, la actuación de Abbey Road resultó propiamente apegada al sonido y los registros característicos de los Beatles; ningún rasgueo o baquetazo fuera de ritmo, como tampoco ninguna voz desentonada se percibieron durante el concierto organizado por Producciones Gutiérrez Inzunza. Solo “música verdaderamente buena” (“Just really good music”), como Axel Clarke definió en su momento la oferta de la agrupación británica.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio