The Darkest Hour

Foto: Internet
 
Cinemazcopio Lunes, 8 Enero, 2018 12:00 PM

No es nada fácil interpretar a Winston Churchill, sobre todo después de caracterizaciones como las de Albert Finney, Richard Burton y Peter Sellers.

Además, está la personalidad avasalladora del legendario estadista, su temple inglés, su inteligencia incomparable, sumada a la idea que cada espectador puede tener de uno de los personajes más célebres de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora esa labor titánica descansa sobre los hombros de Gary Oldman y es su mejor actuación a la fecha, además de una de las más memorables de 2017.

Tal vez en sus silencios, sus pausas, su mirada feroz y brillante, es donde se evidencia más el carácter sobresaliente del actor responsable de asumir el rol del Primer Ministro británico en un momento en la historia donde a raíz de la situación de Dunkerque, la caída de Francia era un hecho y de ahí el paso lógico siguiente sería la invasión de Alemania liderada por Hitler.

Por cierto, vale la pena complementar esta cinta con el largometraje de Christopher Nolan que se estrenó hace unos meses, solo enfocado en los hechos de Dunkerque, cuando los británicos hicieron lo imposible por no sucumbir ante los nazis. Esto, claro, como nota al margen.

Cuatro semanas decisivas en 1940, ese es el enfoque de esta poderosa cinta dirigida por Joe Wright que refleja la hora más oscura para los británicos y para el mundo en general, probando así que la decisión del Rey Jorge VI fue la más acertada, a pesar de sus adversarios.

Oldman es un “tour de forcé” sobre todo en esos discursos que trazaron el camino de una nación en uno de los momentos bélicos más tensos de todos los tiempos. Por supuesto que son frases sabias y, por ende, memorables, pero el histrión logra recrearlas con tal convencimiento y pasión que pareciera que las escuchamos por primera vez.

De esta manera es como se atrapa al genio, se le entiende y se le interpreta como nadie antes lo había hecho. Ahí está la base de esta apuesta cinematográfica conmovedora y seductora a la vez, digna de nominaciones y premios, principalmente para Gary Oldman. Este, en definitiva, ha sido su papel y su momento. Esperemos que lo reconozcan. ****

Punto final.- Contando los días para “La forma del agua”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio