Tesorero de Vega “confesó” una simulación fiscal

Foto: Archivo
 
Cuentahiloz Lunes, 22 Enero, 2018 12:00 PM

En mayo de 2017, Bladimiro Hernández Díaz llegó a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado. Es quien parte y reparte los dineros de Baja California. El mismo trabajo que hacía Antonio Valladolid antes que él.

La prueba de fuego para el tesorero de “Kiko” Vega fue antes de concluir 2017. Compareció frente a los diputados para presentarles el plan de gastos del gobierno del mandatario. Salió con la mirada al suelo.

Las observaciones de los diputados fueron de todo tipo, incluso cuando Bernardo Padilla le hizo ver que su idea en el tema de deuda pública configuraba una simulación fiscal y un delito. Se trató sobre la partida de Deuda Pública, misma que el Gobierno del Estado aumentó del año pasado a este, de 982 millones a más de mil 896 de pesos, el doble. Pero el destino de esa bolsa, confesó Bladimiro, estaba pensado para pagar sueldos y financiar al Issstecali y otras deudas que el gobierno posee. Es decir, pagar una deuda con otra deuda.

Lo peor del asunto es que al funcionario se le advirtió, y quedó exhibido, que su operación estaba siendo justificada en el Decreto 195, donde se autorizó al gobierno adquirir deuda en 2014, ya no era vigente, que contradice la nueva Ley de Disciplina Financiera. Que era ilegal usar deuda pública si no es en inversión.

El diputado del PRI, quien señaló la maniobra en la administración, no tiene duda: “La explicación del secretario fue una confesión sin querer de una gran simulación fiscal”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio