Por el boleto al Súper Tazón

Fotos: Internet
 
Deportez Domingo, 21 Enero, 2018 12:10 PM

Los duelos entre Patriotas de Nueva Inglaterra y Jaguares de Jacksonville, así como Águilas de Filadelfia y Vikingos de Minnesota, serán parte de las finales de Conferencia de la NFL

Todo está listo para que el domingo 21 de enero se disputen las finales de Conferencia de la NFL. Los cuatro mejores equipos se mantienen en busca del boleto que los lleve a pelear por el trofeo Vince Lombardi dentro del Súper Tazón LII, a celebrarse el domingo 4 de febrero en el Estadio US Bank de Minneapolis, Minnesota.

En la Conferencia Americana (AFC), Patriotas de Nueva Inglaterra reciben a los sorpresivos Jaguares de Jacksonville en el Estadio Gillette. A lo largo de la historia, los actuales campeones han dominado a los Jaguares, ya que en diez partidos, solamente han caído en una ocasión, aunque esa derrota fue en la postemporada de 1998.

En la ronda divisional de 2007, Nueva Inglaterra superó en casa a Jacksonville por 31-20 y, en la misma ronda pero de 2005, cayeron por 28-3. Mientras que en el Juego de Campeonato de la AFC de 1996, los “Pats” despacharon a los felinos 20-6 en Foxboro. Los antecedentes favorecen al equipo de Bill Belichick, el mejor sembrado en la campaña regular con récord de 13-3.

Nueva Inglaterra arriba a su séptima final de Conferencia de manera consecutiva. La racha inició en 2011 y desde entonces han dominado la AFC, ganando tres y perdiendo la misma cantidad de finales. Vienen de eliminar fácilmente a Titanes de Tennessee 35-14 en la ronda divisional, con una tremenda actuación de su pasador Tom Brady, quien a sus 40 años y 163 días de edad, sigue demostrando grandes habilidades en el terreno de juego.

El mariscal de campo se convirtió en el pasador más veterano que gana un partido de postemporada, superando a Brett Favre, quien tenía 40 años y 99 días. Brady también llegó a diez partidos de postemporada lanzando tres o más pases de touchdown, dejando atrás al legendario Joe Montana. Con su triunfo, también mejoró su marca a12-2 en ronda divisional, superando a Steve Young y Troy Aikman -que sumaron cuatro- y a Dan Marino con tres.

A lo largo de la campaña regular, Tom Brady finalizó con 4 mil 577 yardas totales, al completar 385 pases de 581 intentos con 32 anotaciones y solamente ocho intercepciones, guiando a su equipo a ser el mejor en el departamento de ataque aéreo. Pero se prevé tenga un partido con mayor dificultad al enfrentar a una defensiva intensa y explosiva como es la de los Jaguares, pero para ello contraatacará con sus mejores armas.

En la temporada regular, su principal blanco fue el ala cerrada Rob Gronkowski, además de los receptores Danny Amendola, Chris Hogan y Brandin Cooks. Así como los corredores Dion Lewis y James White.

Del otro lado, los Jaguares, que apenas alcanzan la tercera final de Conferencia en su historia, ambas perdidas,  vienen de derrotar a domicilio a los Acereros de Pittsburgh, con un sorpresivo 45-42. Previamente, en la ronda de comodines y de manera apretada, eliminaron 10-3 a Bills de Búfalo.

Filadelfia buscará detener a Vikingos

Los felinos contaron con una gran actuación de su defensiva, que logró una intercepción y un balón perdido de Ben Roethlisberger para convertirlos en 14 puntos que a la postre marcaron la diferencia. Además del sólido desempeño de su pasador Blake Bortles, quien a diferencia de una semana antes, en la ronda de comodines, tan solo pasó para 87 yardas, números modestos, pero sin cometer equivocaciones. Sin olvidar el ataque terrestre del corredor novato Leonard Fournette, clave al terminar con tres anotaciones y más de 100 yardas terrestres.

Para este duelo, los Jaguares necesitarán de una actuación casi perfecta de su pasador y de que su defensiva genere presión sobre Tom Brady para obligarlo a cometer errores.

En el encuentro de la Conferencia Nacional (NFC), Vikingos de Minnesota visitarán a Aguilas de Filadelfia en el Lincoln Financial Field. En el último enfrentamiento entre estos dos equipos, disputado en 2016, Águilas derrotaron 21-10 a los Vikingos.

Los “emplumados” fueron el mejor sembrado en esta Conferencia, con marca de 13-3 y, tras despachar 15-10 en la ronda divisional a Halcones de Atlanta, contarán con la ventaja de la localía. A pesar de no tener a su mariscal de campo titular, Carson Wentz, que fue baja por lesión desde el final de la temporada regular, el sustituto Nick Foles no lo hizo mal y cumplió al no cometer ningún error. Será nuevamente vital para sus aspiraciones. El ataque de los locales tendrá que ser apoyado por los corredores LeGarrette Blount y Jay Ajayi.

Esta será la séptima final de campeonato para Filadelfia, de las cuales ha ganado solamente dos y perdido cuatro.

Por su parte, Vikingos fueron el segundo sembrado de la NFC con marca de 13-3 y llegan a la final tras un cardíaco triunfo de 29-24 sobre Santos de Nueva Orleans en la ronda de comodines, y con el sueño tangente de convertirse en el primer equipo en alcanzar el Súper Tazón en su estadio, hazaña que nadie en la historia de la NFL ha consumado.

Tuvieron la defensa más efectiva de la Liga, aceptando solamente 15 puntos por partido y será crucial que sus jugadores jueguen como lo hicieron a lo largo de la campaña regular para generar pérdidas de balón que podrían marcar la diferencia en el partido. En el ataque, será clave que el pasador Case Keenum tenga un juego limpio sin pérdidas de balón y que el corredor Latavius Murray pueda darle un respiro por tierra a su equipo, de esta manera podrían conseguir el ansiado boleto al “Súper Domingo”.

En su historia, Minnesota ha ganado tres campeonatos de la NFC y, aunque desde hace 35 años juegan en un estadio techado, en postemporada solamente han podido obtener tres triunfos jugando en calidad de visitantes.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio