“Nos oyen, pero no creo que nos escuchen”: Fimbres

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón.- Si ven participación de estado, pero no ven resultados.
 
Edición Impresa Lunes, 8 Enero, 2018 12:00 PM

En entrevista con ZETA, el dirigente de la Coparmex Tijuana, Gilberto Fimbres, refirió la falta de entendimiento por parte de los gobiernos Federal y estatal para combatir la inseguridad; del apoyo que empresarios dan a las Policías locales, y cómo se coordinan el Ayuntamiento. Criticó a los jueces por no encarcelar a los delincuentes, y a los diputados porque aún no han definido al Comité de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción

En el año con más ejecutados en Baja California, 2 mil 279, mientras Tijuana registra mil 744 y ante la ineficiencia del Gobierno del Estado y del Gobierno Federal para acabar con la impunidad y combatir al narcotráfico, respectivamente, quienes han sacado la casta para denunciar, exigir y emprender acciones, son los grupos ciudadanos y los organismos empresariales.

Gilberto Fimbres, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Tijuana, explicó a ZETA cómo buscan al gobierno, hablan con ellos, los atienden, pero no ven resultados:

“Nos oyen, pero no creo que nos escuchen, porque yo creo que cuando te escuchan, en principio hay resultados. Sentimos que sí ha habido buena disposición de escucharnos o de recibir información por parte de los sectores empresariales, especialmente de Coparmex y del CCE, pero pues no vemos resultados en números importantes”.

De hecho, considera que han tenido mayor recepción por parte de  autoridades de Seguridad Pública de Tijuana que del Estado, e informó sobre la participación del organismo que encabeza: “Participamos en la cuestión de las casetas móviles, donde el gobernador aportó algunas, el sector empresarial aportó otras. Se están empezando a instalar, ya llevamos creo que seis de veintitantas programadas, y esas estarán en las zonas de mayor impacto, con más problema de seguridad. Conforme se vayan instalando, pensamos que va a empezar mejor vigilancia y control en esas zonas, pero va a tomar tiempo.

“Traemos el programa de la instalación de cámaras, sector empresarial y Municipio, estamos en el proceso de comprarlas, se puedan conectar al C4 para que ahí tengan la información directa de estas cámaras. Ya inició con algunos centros comerciales, donde las cámaras se están poniendo en partes exteriores para estar pendientes de la vialidad, de los estacionamientos. Creemos que eso también nos va a ayudar, toma tiempo, lamentablemente”, complementó.

El sector empresarial también contribuye con la adquisición de botones de pánico para entregarlos a comercios, empresas y ubicarlos en lugares públicos, esperando con ello una reacción más rápida por parte de la Policía Municipal para la atención de denuncias y la captura de criminales en flagrancia.

Lamentablemente, asegura Fimbres, esa participación no la tienen por parte del Estado: “Vemos que, aunque sí hay participación, no hay la respuesta que tenemos con el Municipio; aunque Gerardo Sosa está empezando a participar con nosotros, pues también está recién desempacado, ¿no?, esperamos que haya la misma respuesta que ha habido con el Municipio en cuanto a definir qué podemos hacer conjuntamente para resolver la situación de seguridad”.

De la procuración de justicia, Gilberto Fimbres prefiere referirse al ámbito judicial. Se queja de la actitud de los jueces al liberar delincuentes: “Ahí tenemos un grave problema con los jueces, la famosa puerta que nomás de entrada y salida, revolvente. (Es necesario) Que los jueces tomen decisiones basadas en más y mejor información, aunque sí, la Ley establece que no son delitos que causen cárcel, el juez tiene la facultad con base a los antecedentes del delincuente, de decidir si se queda o no se queda, aunque la Ley dice que no, pero si es reincidencia, sí causa prisión cuando menos preventiva, y es donde andábamos un poco fallos en ese sentido, en impunidad. Si entran, salen a los 15 minutos, es muy triste”.

Reflexiona sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal: “Nuestra opinión es que no se le aplicó la atención correcta. Tenemos diez años que supuestamente tuvimos para implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, en los que debió haber salas, jueces, capacitación, una serie de cosas que había que hacer o antes del proceso para que tuviera éxito; pues vemos que nuestros policías no están capacitados al cien por ciento en el llenado de la forma, sobre todo los primeros que atienden el evento delictivo.

“Número dos, el mismo formato, creo que son 40 hojas que tienen que llenar los policías, el primer respondiente tiene que llenar para que ese documento pase al Ministerio Público, pues en esas 40 horas cabe la posibilidad de, si no estoy capacitado, causar muchos errores, y como consecuencia llega el Ministerio Público a revisar y ‘está mal, está mal’. Sale sin problema el delincuente.}

“Creo que el Gobierno Federal, estatal y municipal tienen que hacer acciones para que realmente sea efectivo el procedimiento, si no va a tener mucha debilidad como lo tiene ahorita, y sí, los jueces tienen que ser menos protectores… protectores no es la palabra… menos cuidadosos de la Ley, y contemplar que si tienen una responsabilidad donde ellos pueden tomar la decisión de retener al delincuente, lo deban hacer. ‘Es que no dice’, pero sí dice, lo que pasa es que tienes la facultad, cuando es reincidente, de encarcelarlo”.

Aparte de la inseguridad, 2017 es el año que también se ha distinguido por los actos de corrupción, aun cuando particularmente en el Gobierno Federal, en Baja California las autoridades no escapan al mismo.

“No hay duda que tenemos un problema serio de corrupción a diferentes niveles, y un gran problema de corrupción a nivel muy alto, se refleja en el sistema legal y penal que tenemos, que será corrupción, error o falta de capacitación, hay muchas interrogantes. Sí estamos trabajando en la cuestión de corrupción, de transparencia, de impunidad, porque también estamos convencidos que esas tres variables se reflejan en la comisión delictiva: Como no me hacen nada, hago lo que quiero; como robo como funcionario y no me dicen nada, eso hace que desconfiemos de las instituciones.

“La corrupción está aquí en el Estado de California y a nivel federal, pues traemos el programa del Sistema Nacional, y aquí en particular el Sistema Estatal Anticorrupción. También los legisladores, tanto locales como federales, se están haciendo cochis con el seguimiento, porque ya se hizo la Ley, ya se aprobó, pero hay un sinnúmero de elementos que hay que desarrollar para que esa Ley sea efectiva”.

Para concluir, del Sistema Estatal Anticorrupción, donde fue aprobada la Ley por el Congreso del Estado, Fimbres critica que los propios diputados vayan a concluir el año sin haber nombrado a los integrantes del Comité de Selección Ciudadano, donde hay candidatos, ha habido entrevistas, pero no se han elegido, “y el Congreso pues bien, gracias, no avanza. Es más, teníamos el día de hoy programada una reunión con los diputados, los representantes del sector empresarial, precisamente para ver el tema. Se suspendió la reunión hasta creo la segunda semana de enero, pero seguiremos picando piedra porque es un tema muy importante. Lógicamente qué podemos pensar: pues que de los mismos funcionarios, muchos le tienen miedo al Sistema Anticorrupción, entonces, vamos a seguir trabajando nacional y localmente, porque sí es una Ley muy importante”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio