Más huecos que un socavón…

Foto: internet/Campañas electorales plagadas de descalificaciones
 
Opinionez Lunes, 29 Enero, 2018 12:05 PM

De Trez en Trez

 

 

 

Así se oyen los spots publicitarios de los “precandidatos” de todos los partidos políticos que están en busca de alguna posición electoral; desde la más modesta de las alcaldías, hasta las senadurías y diputaciones, pasando desde luego por la presidencia de la República.

Y es que no hacen sino repetir los mismos mensajes de los que ahora están en esas posiciones, a los que pretenden relevar; aquellos, en su momento, también hablaron del combate a la corrupción, de luchar contra la delincuencia, de garantizar seguridad a la ciudadanía, de procurar justicia para todos; dijeron ser parte del “pueblo” tan golpeado y manipulado, siempre con fines electoreros.

Ya ve usted los resultados…tan malos, obligados a repetir promesas.

En esta “competencia” de a ver quién sale más en la tele, se promueve mejor en la radio, o sale mejor en las fotos de los diarios nacionales y locales; o quién gana más “likes” o “me gusta” en las ahora tan activas redes sociales, pues las audiencias y lectores pasan a ser perjudicados porque, en cada corte comercial, tienen que padecer todo un rosario de “comerciales electoreros” que pretenden convencerlos de votar por éste, ese o aquél.

Por otra parte, los mensajes se escuchan falsos, las poses también y algunos de plano provocan a la vez risa, coraje y ganas -la mayoría de las veces no reprimidas- de darle una sacudida al árbol genealógico del (pre)candidato o (pre)candidata. Otra gran simulación.

Para acabarla de amolar, estamos siendo testigos de campañas electoreras plagadas de descalificaciones, de chanchullos y traiciones, de alianzas contra natura; el “pirateo” de “activos políticos” está a todo lo que da. Aquellos que de pronto se dieron cuenta que estaban del lado equivocado, cuando no les cumplen una candidatura prometida; o bien, por así convenir a sus intereses, “cambian de piel”, el color no importa, lo mismo azules que rojos, amarillos, verdes, naranjas, tricolores o morenos.

Es tiempo ya de un cambio en la forma de comunicar su mensaje, que no sea molesto; dándole un giro para hacerlo atractivo, que por lo menos suene sincero y no den ganas de cambiarle de canal al televisor, de apagar la radio, pasar la página o taparse los oídos para no escuchar los estribillos pegajosos, pero sin contenido, de las tonadas con las que promueven a tal o cual partido o candidato.

Por favor, que lo hagan sin hartar a los ciudadanos, quienes, por cierto, cada día creen menos lo que les dicen y ya se están dando cuenta del despilfarro de dinero -suyos y míos- que las famosas campañas representan, porque el presupuesto que el INE les entrega, ciertamente no sale de los bolsillos de ese Instituto, sino de los millones de mexicanos que preferirían ver su dinero mejor invertido que gastado sin ton ni son y en algunas ocasiones, desviado para beneficio personal de algunos.

P.D.1.- ¿Quién cree que Juana “hace el súper” en mercados populares? ¿Aprovecha el día de frutas y verduras? ¿O el de carne y salchichonería?

P.D.2.- ¿De verdad usted cree que los “independientes” son independientes?

Adéndum.- ¿Los rusos tendrán verdadero interés en la sucesión presidencial en México?

Otro si digo.- ¿Por qué los partidos políticos no practican a su interior la democracia que dicen personificar?

 

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana. Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio