Las Adelitas y una nueva revolución. La paridad en los gobiernos

Foto: Cortesía
 
Opinionez Lunes, 22 Enero, 2018 12:00 PM

Planeta 50/50

 

 

 

Cuando hablo de las Adelitas me refiero a dos tipos: a las intelectuales, como Tatiana Clouthier; y a las que se levantan en armas, con tierra, lodo y hasta con piedras; me refiero a aquellas que valientemente se enfrentan hoy mismo allá en el Choropo, en el kilómetro 7 de la carretera Mexicali-San Felipe; a ellas, a las que con gran valor se enfrentan a las fuerzas policiacas que deberían resguardarnos, sin embargo, lo que hacen es resguardar los intereses de empresas trasnacionales, como Constellation Brands; aquellas que han cerrado tratos con el Gobernador de Baja California, “Kiko” Vega, comprometiendo y arriesgando el abasto de agua para uso agrícola y con ello el desarrollo del campo y de las familias que viven de ello. Ese gobernador, el mismo que fue electo para velar por los intereses de la sociedad y administrar las finanzas públicas, aquellas que también comprometió por hasta 50 años con las empresas de sus compadres.

Las Adelitas las encuentras actualmente en todas partes, mujeres valientes que se enfrentan contra todo y con todo. Te cuento…

Las Adelitas también son conocidas como las soladeras sedientas de justicia. Fueron una parte muy importante de la historia de México, por allá en el tiempo de la Revolución, en el periodo de 1910 a 1917. Madres, hijas, esposas y amantes, todas ellas valientemente que dejaron su rol doméstico para unirse a las filas de los soldados, cuidando a los heridos, enfermos y todavía a los hijos que llevaron consigo; también abastecieron de alimento, agua y armas a los ejércitos. Su papel no se limitó solo a esto, igualmente fungieron como espías; alzaron valientemente sus armas de fuego, pero también su inteligencia y con esto lucharon contra la injusticia social que oprimía a los jornaleros al tiempo que exigían derechos como mujeres y ciudadanas de la República Mexicana.

Hablo de ellas porque ahora, en pleno 2018, las recuerdo tanto como reconozco a nuestras Adelitas, las contemporáneas, las que han emprendido una nueva lucha, las de los derechos políticos de las mujeres y pienso en Tatiana Clouthier.

Debió haber sido por el año de 2008 que un grupo de amigos se reunió en torno a una iniciativa ciudadana llamada “Reforma Política Ya”. Para ello, se formaron grupos en todo el país, los cuales eran llamados “Sociedad en Movimiento”, “Tijuana en Movimiento” y así en cada ciudad que formaba parte de esto. Estos grupos impulsaban una reforma política electoral que contemplaba las candidaturas independientes, así como la paridad de género en los puestos de elección popular y todo ello se convirtió con el tiempo en una iniciativa del candidato presidencial que después se hizo realidad cuando se votó a favor por mayoría. Yo fui parte de ello, registrándome en 2012 como “candidato independiente” por el 04 Distrito Federal Electoral, fue un ejercicio ciudadano y logramos las 300 diputaciones, senadurías y el candidato presidencial, como dije, fue un ejercicio ciudadano que abonó y eventualmente derivó en una iniciativa de ley, votada y aprobada.

Ahora la lucha es otra, la disputa es por la paridad de género en los gobiernos, en la administración pública de México; que los espacios sean equitativos, tanto para hombres como para mujeres, porque como lo he mencionado antes, una verdadera democracia es aquella que es verdaderamente representada. De este modo no se puede hablar de democracia si no hay participación equitativa en la toma de decisiones, es decir, con la colaboración de las mujeres que son mayoría, pero que es tratada como inexistente porque considero que ni como minoría, es decir, nosotras las mujeres debemos y tenemos que tomar decisiones en nuestro país, elaborar desde nuestra perspectiva, las acciones que deriven en bienestar para nuestro género, en equilibrio dentro de la sociedad y sobre todo, que abone sustancialmente al desarrollo de este sector tradicionalmente discriminado.

La paridad de género sigue siendo agenda pendiente en este país, es por eso que algunas de nosotras tratamos e impulsamos la agenda de las mujeres. Celebramos que Tatiana Clouthier sea la coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador y también celebro que éste haya anunciado su gabinete como paritario. Avanzamos, pero no es suficiente, tendremos que ganar la elección para hacerlo realidad. Somos una nueva generación de Adelitas y encabezamos esta nueva revolución.

Pero esto no termina aquí, cambiaremos agua por sangre. Las Adelitas hemos iniciado una nueva revolución. Agenda pendiente…

 

La autora es Arquitecta, Catedrática, Maestra en Políticas Públicas, doctorante en Derecho Administrativo y Género y Dirigente Estatal de Mujeres del Partido Encuentro Social de registro nacional. Contacto: DeyaniraMelendez.net

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio