La campaña del miedo contra AMLO

Foto: Internet/Otra vez la propaganda negra contra Andrés Manuel
 
Opinionez Lunes, 22 Enero, 2018 12:00 PM

Era 2006, AMLO parecía un seguro ganador, lo habían desaforado de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México en medio de un escándalo y aun así, aventajaba en las encuestas. Parecía seguro ganador.

No sé a quién del gobierno de Fox o a alguien del PAN, o lo recomendaron los gringos, les dijeron “contraten a Antonio Solá”. Es un mercadólogo español experto en propaganda negra. “¿Qué es la propaganda negra?”, preguntaron los calderonistas. Es un especialista en difamar, avergonzar o tergiversar la naturaleza real del adversario. En lenguaje común, sacarle sus trapitos al sol, si los tiene o de inventártelos si no los tiene. Ésta no propone, destruye.

La propaganda negra es un ataque psicológico, un atentado al análisis lógico de las personas. Es una guerra encubierta en donde el verdadero emisor no aparece. Solá es un terrorista electoral, es experto en fabricación de rumores malignos, infundios y calumnias para crear una histeria colectiva de miedos, de polarización social, pues es especialista en el uso de las redes sociales, boots y trolles. “Nos parece muy bien”, debieron decir los foxistas y calderonistas ya desesperados por la derrota que se les avecinaba, ¡entonces, contratémoslo!

Así llegó la propaganda negra a tierras mexicana. Solá hizo tan buen trabajo que Calderón lo premió y le otorgó la ciudadanía mexicana. Solá fue el que creó la famosa frase: “AMLO, un peligro para México”. La frase tuvo efectos demoledores, utilizaron a la Coparmex, porque ésta es otra de las bases de la propaganda negra, quien la emita, tenga prestigio y credibilidad. Así empezaron a difundirla en una gran campaña mediática que incluso, violando la ley electoral, la emitían el mismo día de la elección.

La gente de bien se asustó. “Va a ser otro Hugo Chávez”, decían. “Lo apoyan los rusos”, aventuraban otros. La guerra negra hizo sus efectos. Ese era el efecto buscado, influir en los electores más informados y estructurados de la sociedad.

Bien, ahora intentan lo mismo, es la misma propaganda, las mismas ideas, solo que ahora desde el PRI y sin el español-mexicano Solá. Lo que estos torpes no analizan es que la sociedad cambió, que quiere un cambio más profundo, que ya no desea a esta clase política gobernante; que está dispuesta a aventurarse por Andrés Manuel, por su tozudez, por su tenacidad y su nacionalismo. Ya poco les importa que cambien la fecha para seguir negociando el TLC con los gringos y Canadá, en un intento de decirles a los empresarios mexicanos que si gana AMLO, no habrá tratado. Otra vez el miedo, otra vez la propaganda negra.

También los comentarios del vocero de Trump se incorporaron al juego, cuando afirmó que habían detectado que los rusos intentaban influir en las elecciones mexicanas. ¡Ja!, seguramente esta fake news fue a solicitud de Videgaray con el yerno del Presidente Trump, a quien dicen muy allegado. ¡Pero que vende patrias! Son capaces de todo con tal de ganar la elección, de mantener sus privilegios, sus negocios y sus corruptelas.

Seguramente oiremos otras sandeces como las arriba narradas y todavía habrá incautos que las creerán de buena fe; pero tal como lo afirmé en mi anterior artículo, la mayoría de los mexicanos, eso dicen las encuestas, ya decidió a apoyar a AMLO, digan los que digan. Me dicen mis fuentes que tratarán de comprar conciencias, que invertirán más de 15 mil millones de pesos en empleo temporal; que es un programa que regala mil pesos por persona, buscando comprar su voluntad política, pero el pueblo ya aprendió, recibirá el dinero y votará por quien su conciencia le diga.

Yo veo y leo un electorado distinto al de otras elecciones, las redes sociales y los medios modernos de comunicación les han abierto los ojos, difícilmente se los cegarán con dinero. La gente quiere un cambio de fondo, de políticas. Así, tan simple. No puede salir AMLO más malo que Peña y su gobierno, concluyen. Así que démosle la oportunidad, a pesar de los gringos, las campañas negras, los miles de millones para comprar votos. AMLO 2018 y ya, afirman.

 

Amador Rodríguez Lozano, es tijuanense. Ha sido dos veces diputado federal y senador de la República por Baja California; fue también ministro de Justicia en Chiapas. Actualmente es consultor político electoral independiente y vive en Tijuana. Correo:amador_rodriguezlozano@yahoo.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio