Kiko, “Corrupto”: Margarita Zavala

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón.- En el gobierno de Peña Nieto "se ha roto el estado de derecho".
 
Zoom Político Lunes, 22 Enero, 2018 12:00 PM

La precandidata independiente Margarita Zavala estuvo en Baja California, donde opinó que el gobernador Francisco Vega es corrupto, y que Andrés Manuel López Obrador es el candidato a vencer.  Consideró necesaria una Reforma Fiscal que trate especialmente a la frontera, y  habló de su propuesta de reducir el financiamiento a los partidos políticos y la inversión en gastos de imagen y publicidad para que el ahorro de esos recursos permitan eliminar el cobro de ISR a quienes ganen menos de 15 mil pesos

En su reciente gira por Baja California, en el proceso de recolección de firmas como candidata independiente a la Presidencia de la República, la abogada Margarita Zavala Gómez del Campo conversó con ZETA. Dijo que de llegar al gobierno sus planes contemplan la creación de una Secretaría de Ética, una Secretaría de Seguridad Ciudadana y un Sistema Nacional de Policía.

La ex panista que se ha desempeñado como diputada local del Distrito Federal,  diputada federal y esposa del ex Presidente Felipe Calderón, comentó que si llega a ser Presidenta hablará públicamente del tema de inseguridad, pero cuando se le preguntó por los cárteles que operan en el país dijo: “No podría nombrarlos, pero desde luego me preocupa que haya más cárteles”.

En cuanto a la economía y una Reforma Fiscal recaudatoria que ha bloqueado el crecimiento, explicó que su plan para revertir los efectos recesivos empieza por el combate a la corrupción: “El gran muro donde todos nos estrellamos, necesitamos un gobierno público, una vida pública honesta”, refirió sobre la necesidad de echar a andar los motores económicos para buscar un mayor ingreso para las familias, generar condiciones de seguridad y cambios a la Reforma Fiscal.

Registrando firma de apoyo

A continuación la entrevista con la precandidata.

— En los últimos años el gobierno cobra más impuestos y destina menos recursos a Baja California, se castiga al Estado por ser productivo. ¿Pueden los bajacalifornianos esperar algo diferente en su gestión, en caso de llegar a la Presidencia de la República?  

“Todo el corredor fronterizo, y lo digo hacia el norte como para el sur, aunque sean condiciones totalmente distintas, sí requiere de ser consideradas como Zonas Económicas Especiales. Sí vería una Reforma Fiscal que trate especialmente a la frontera, y si es necesario regresarlo, que se regrese, pero también la parte básica es cómo lograr unos incentivos para quienes menos ganan.

“De entrada quitaría el ISR a quienes ganan menos de 15 mil pesos, y ¿de dónde vas a cubrir ese hoyo? De la reducción al financiamiento de los partidos políticos, y la reducción de gasto en de la imagen y publicidad, que acaba siendo un motivo de discrecionalidad y también una tentación para coartar la libertad de expresión, como lo estamos viendo.

“Aparte el convenio hacendario, el convenio de coordinación fiscal, y a raíz de lo que está pasando en Chihuahua y de los reclamos que se tienen, es cierto que estos años hubo una mayor facultad o discrecionalidad en términos de Hacienda, y eso también ha trastocado la relación y el convenio federal”.

Más allá de modificar los indicadores para medir la pobreza, ¿cuáles serían sus tres principales estrategias para combatirla?

“Yo parto de una idea de un México solidario, fui formada en la opción preferencial por los pobres y  requerimos que los programas sociales se revisen, de plano, de presupuesto base cero, sí tienes que revisar cada peso a dónde va, y si hay una evaluación o no de los programas. Hay estos motores de crecimiento económico que nos pueden ayudar mucho a cerrar las brechas de  desigualdad, por ejemplo: todo lo que es, lo que llama la ONU la Economía Azul, que es un motor económico que no hemos echado a andar como país, que es el mar, y que ha servido de algún modo como turismo, pero que no nuestra industria naviera comercial ha sido mucho menor de lo que podría ser cuando tenemos once mil kilómetros de costa; y una industria naviera que tiene que transformarse de petrolera a por supuesto también comercial, independientemente de la industria turística en términos de mar. Un motor económico que puede ser también muy aprovechado, la Economía Verde, de desarrollo sustentable y de energía alternativa, que podemos generar en lugares donde hay muchos menores recursos”.

¿Cuál es su postura frente al Tratado de Libre Comercio de América del Norte y cuál sería su plan B si Estados Unidos sale del Tratado?

“El Tratado de Libre Comercio sin duda alguna trajo muchos beneficios, y yo haría todo lo posible porque no saliera, sin que se implicara también un retroceso que nos dejara peor que si fuera nada más la OMC. La alternativa espero que ya se haya trabajado desde hace por lo menos uno o dos años, porque finalmente se requiere de una diversificación en exportación, en la importación y revisar y reforzar todos los tratados de Libre Comercio; tenemos 44 tratados más que podemos revisar por qué no se ha exportado a donde se debe exportar, por qué no se ha importado como se debe importar, y un reforzamiento de las relaciones y de las medidas que podemos utilizar a través de la OMC”.

— ¿Ve algún cambio en la estrategia al combate a la delincuencia entre la de su esposo, Felipe Calderón, y el actual Presidente, Enrique Peña Nieto?

“Sí, claro, ahorita lo que hubo fue un abandono absoluto en las instituciones de la Policía y de justicia, no hay un solo policía más en la Policía Federal, no hubo un peso más de presupuesto, y creyeron que nada más era un tema de coordinación o de comunicación y que no se dijera, es una gran irresponsabilidad lo que vivimos con este gobierno. Han cambiado los retos, por supuesto, y es muy distinto 2006 a 2012, y a 2018. Yo hablaría realmente de 2018 en adelante, pero lo que tenemos ahorita es sobre todo un abandono en las instituciones de Policía y de justicia”.

“Yo hablaría de 2018 en adelante”.

—  ¿Cuáles serían sus estrategias principales en seguridad?

“Reestructuración de la administración pública, sacar a la Policía de la Secretaría de Gobernación, porque la metieron en medio de todos los asuntos y la convirtieron en un asunto más político que de seguridad, sácala de ahí y ponla en la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Yo la llamaría Secretaría de Seguridad Ciudadana para recordar que en el centro está el ciudadano, entonces.

“Segundo, fortalece a la Policía Federal. En términos de cantidad, estoy convencida que para ahorita debería haber ya 70 mil policías, más o menos el doble de lo que se dejó en 2012, pero tienes que crecerlo en capacitación de derechos humanos, de valores, pero también de adiestramiento, de tecnología. Y con ello estoy hablando también de innovación, de equipo, de control, de confianza, que me parece que es la clave.

“Tercero, un sistema nacional de Policía, que haya una certificación, homologación de la certificación y el país de todos modos ha entrado en una etapa que podría cooperar mucho más los estados y los municipios, para que el policía de Tijuana, de Mexicali, se sienta tan capacitado o tan certificado como el policía de Tapachula, de Álvaro Obregón”.

— ¿Los militares seguirán siendo parte importante del combate, cuál es su opinión de la Ley de Seguridad Interior?

“Pondría por un lado, las Fuerzas Armadas tienen todo un respeto, yo los vi jugarse la vida y un gobierno tiene que utilizar todos los instrumentos posibles para defender a los ciudadanos, todos y si para ello necesito al Ejército, necesito a la Marina lo haré, que es lo que tenemos que hacer con estas cuatro líneas, y les dije cómo fortalecer a la seguridad pública a través de los mandos civiles, paulatinamente tienen que regresar las Fuerzas Armadas a los trabajos que hacían siempre. Pero tenemos que fortalecer esa institución, esa Policía, si no, al que abandonamos es al ciudadano, a su seguridad. Pasa desde luego por la honestidad en la vida pública, no las complicidades y las angustias que se ofrecen. Ahora, de la Ley de Seguridad Interior, primero, sí hay marco jurídico que se requiere, y se requiere por las circunstancias en las que estamos. Yo lo hubiera regresado para que se revisara”.

— ¿Está Usted a favor del Mando Único o Mando Mixto?

“Yo soy de la idea que la clave no está en el Mando Único, sino en el control de confianza, de asuntos internos, porque hay lugares que hay mando único, el de Los Zetas. Porque un policía honesto en una corporación deshonesta, o deja de ser policía o deja de ser honesto, o deja de ser”.

¿Cuál es su opinión respecto a la nueva figura de Fiscalía General de la República y la forma en que se ha estado llevando el nombramiento del nuevo fiscal?

“Desde luego requiere de una independencia, de una autonomía que yo lo he llegado a proponer. Se retrasó el nombramiento, así que deberían  pasarlo después de las elecciones. El hecho de que no haya fiscal general, y el hecho de que no haya fiscal anticorrupción, es la expresión clara del nivel de injusticia que tenemos en nuestro país. Ahora, el fiscal general tiene que ser realmente un agente que conozca la materia y que dé una confianza que no tenemos ahora ni en el Gobierno Federal, ni en los gobiernos locales”.

— ¿Habría algún cambio en el plan de la Reforma Energética y la escalada de precios de la gasolina, el gas y la energía eléctrica?

“La Reforma Energética como tal, me parece que es necesaria, que se debió haber hecho desde antes, y que el problema ha sido la implementación y que ha faltado transparencia, ha faltado conocimiento, muchas poblaciones no saben lo mucho que pueden aprovecharse esa reforma en términos de energías renovables y no les ha dicho nadie que tiene, incluso, antes el valor de sus tierras por la posibilidad de estas fuentes de energía. Yo iría precisamente por la parte de energía renovable, por el desarrollo humano sustentable, haría mucho más énfasis en la economía verde y en las energías limpias”.

— Pero se habló que con esta reforma iban a reducir los precios, y es algo que no se ha visto y que no se ve a corto plazo con estos cobros…

“No, gran parte es el IEPS se recargó e hizo que cada litro aumentara, por ejemplo en el caso de gasolina, cerca de la mitad fue a impuestos, no, y lo hicieron de un momento a otro. Tenemos que revisar cómo se utiliza el IEPS y luego lo que está dañando a las familias en ese sentido”.

El gobierno que termina se ha caracterizado por una serie de escándalos de corrupción y conflictos de intereses, ¿qué mecanismos establecería Usted en transparencia y anticorrupción?

“Primero fomento de los valores, en las escuelas,  en la sociedad, en el propio gobierno. Segundo, cerrar los espacios a la corrupción y entre ellos el Sistema Nacional Anticorrupción, hay que fortalecerlo o lograrlo. Tercero, ser implacables con la corrupción, implacables. Hay que investigar a todos los del gobierno, del partido que sean, pero es importante que le devolvamos la confianza al país, si no, no vamos a crecer económicamente bien y no vamos a tener autoridad.

“Yo pondría una oficina de ética desde la Presidencia porque a mí me ha quedado claro que la transparencia no es el único requisito para evitar la corrupción, hay funcionarios transparentemente corruptos y están gobernando”.

En Plaza Río atendió a medios y buscó respaldo ciudadano.

—Retomando lo que decía del nombramiento del fiscal general,  ¿Usted cambiaría los mecanismos de designación de funcionarios? ¿Cómo elegiría este tipo de encargos?

“Bueno, son la justicia ha estado totalmente politizada y hay magistrados que se designan por cuotas, nadie sabe cómo nombraron a los jueces, esto habla muy mal de ellos; hay poca transparencia en ello, hay poco control de confianza. Una parte tendrá que ser nombramiento, buscando los mayores consensos posibles, reforzar la manera de nombrarlos y de consensuarlos mucho más fuerte”.

— ¿Cómo calificaría el gobierno de Enrique Peña Nieto, lo investigaría?

“Desde luego el fiscal general, todo lo que se tenga que investigar, que se investigue… sí, yo calificaría desde ahorita, desde un enorme gesto de corrupción y desde una desconfianza grande y además una falta de autoridad moral, de autoridad para aplicar la Ley, se ha roto el Estado de Derecho”.

—De las reformas planteadas, ¿daría marcha atrás en la Reforma Laboral?

“Yo revisaría, por ejemplo, una mayor transparencia en la conformación de sindicatos y buscaría fortalecer la transparencia y la libertades sindicales, pero en general, no es que las eches para atrás, lo que tienes que revisar es cómo se implementaron”.

— ¿Y en Reforma Educativa?

“Yo estoy convencida de que hay elementos subjetivos con los que puedes evaluar y uno de ellos son los exámenes, lo que ha faltado es acompañar, quizás, ha faltado acompañar a los maestros y ha faltado poner a los maestros, como decía Vasconcelos: el corazón es el estudiante, pero los maestros son el sistema y no son la contraparte, son parte fundamental de un sistema educativo y a lo mejor ha faltado acompañar a los profesores: La Reforma Educativa hay que trabajarla bien, más que echarla para atrás, trabajarla bien es lo que tenemos que hacer”.

— ¿Y la nueva Ley de Amparo y el Nuevo Sistema de Justicia Penal?

“Hay una puerta giratoria, la había desde antes, es decir, la inseguridad que teníamos o la impunidad, la padecemos desde antes de que crezca, no es la impunidad que tenemos ahorita o a causa de este Nuevo Sistema de Justicia. Yo lo que haría, sería fortalecerlo y capacitarlo bien, lo que pasa es que no le invirtieron dinero, pero ningún criminal debiera estar fuera si los gobiernos le hubieran metido presupuesto a las unidades de investigación, pero no le invirtieron al sistema de justicia, lo que tiene unas fallas enormes, pero esto no es por el sistema acusatorio, es porque se abandonaron las instituciones de justicia”.

— ¿Haría algún cambio a la reforma político-electoral?

“En primer lugar una segunda vuelta, porque le da más derecho a los ciudadanos y evita votos de pánico y amenazas, yo creo que evitaría muchas cosas hasta guerras sucias. En sus manos la tuvo el PAN, pero, pues decidieron no sé qué otras cosas, pero bueno.  Segundo, condiciones para ellas. Tercero, quitarle el financiamiento a los partidos políticos, no necesitan tanto, al contrario, se han pervertido por los miles de millones que reciben porque entonces las cúpulas partidistas  prefirieron deberse a sus propias maquinarias, aunque fueran un cascaron que a la honestidad y al contacto con la vida pública, que a los ciudadanos. Si hoy hay candidaturas independientes, es porque están fallando los partidos, y más ahora totalmente desdibujados en alianzas. Por supuesto, habría que fortalecer al INE, claro que hay que fortalecerlo”.

— ¿A cuál de los precandidatos visualiza como su principal opositor a vencer?

“A López Obrador, hay un enorme contraste ahí, él tiene un enorme desprecio por la vida democrática, por la legalidad, excluye a los otros y todo en él es como fanatismo. Yo estoy convencida de que es un adversario que además representa al PRI del pasado. Yo lo planteo entre pasado y futuro, y Andrés Manuel pertenece al pasado.

“El otro adversario sería al PRI. El PRI de la corrupción, el PRI actual. El PRI que abandona instituciones. El PRI que cambia las cosas electorales. El PRI que utiliza como nunca se había utilizado, una Hacienda política, y eso es lo que tenemos que dejar atrás”.

— ¿Cómo ve a Ricardo Anaya?

“Yo lo veo muy contento, siendo candidato del PRD y desdibujando todo, pues bueno”.

— ¿Qué papel desempeñaría Felipe Calderón como “primer esposo”?

“Eso ya veremos, porque, la verdad es que él tiene una vida, pues de un presidente, tiene otros caminos, tiene una presidencia internacional en términos de desarrollo humano sustentable, en términos de medio ambiente; internacionalmente tiene ahí una residencia, así es que lo importante es lo que haga yo”.

— El nombre de su marido le pesa en lo positivo, o en lo negativo.

“Bueno, yo me presento así, como soy en la vida, con mi historia, también con una vida acreditable y con honestidad y también con una experiencia en términos de lo que he hecho en mi vida. Yo conozco a México no exactamente por los planes de gobierno que sí he hecho, no por los escritorios, ni por el diseño de políticas públicas que he hecho desde el escritorio, también las he diseñado, pero siempre con el contacto de la gente que he tenido en toda mi vida. Mi vida pública ha sido muy larga y muy grande, he apoyado a muchas otras personas y he conocido al país desde un punto de vista de la oposición, de un gobierno en que he acompañado y también desde el punto vista personal. Así que es parte de mi vida, lo quiero mucho y eso es lo que soy. Ahora, yo creo que tener alguien que conoce tanto el país, pues sin duda alguna me fortalece, pero en las decisiones del gobierno, la responsable soy yo”.

— En esta etapa le pedimos una palabra o un monosílabo. ¿Nos puede decir que continuará la guerra contra el narco?

“Lo que tenemos que hacer es enfrentar al crimen organizado, con valentía y transparencia y con todo lo necesario”.

— ¿Está en contra de la legalización de la marihuana?

“A favor de que se legalice en términos medicinales y científicos”.

— ¿En contra del matrimonio igualitario?

“En contra de la discriminación y yo le dicho muy claro, yo tengo un concepto de qué es un matrimonio entre hombres y mujeres y podremos hablar de otra figura, pero voy a respetar la Ley y lo que decidan los congresos locales”.

— ¿A favor de establecer el aborto?

“A favor del derecho a la vida, absolutamente a favor del derecho a la vida”.

— ¿Qué haría la familia Calderón con dos pensiones vitalicias?

“Pues, una se está donando y otra, desde ahorita les digo, no la voy a recibir”.

— ¿Usted toma?

“¿Qué?”.

— Alcohol.

“Ah, sí”.

— ¿Fuma?

“No”.

— ¿Algún vicio?

“No”.

— ¿A qué le tiene miedo?

“A la hipocresía y a la mentira”.

— ¿No le da miedo volar?

“No”.

— ¿Le gustan los barcos?

“Me gusta el mar, me gusta el cielo, me gusta la tierra”.

— ¿Los veleros?

“No, me gusta más el mar”.

— ¿Cuántos años tiene?

“¿Qué? Cincuenta años”.

— ¿De qué vive Margarita?

“Pues de mis clases, de, pues… de mis libros y por supuesto, pues de lo que Felipe aporta a la casa”.

— ¿Aceptaría el apoyo así como universal?

“Yo le pido que en las propuestas no le mintamos a la gente”.

— ¿Amnistía?

“Con el crimen organizado, no se le ofrece amnistía; se le ofrece justicia”.

— ¿Y para ex presidentes?

“No debe haber amnistía para nadie”.

— Qué piensa cuando escucha estos nombres: Enrique Peña Nieto.

“Pues, el Presidente de la República”.

— José Antonio Meade.

“Ay, pues el candidato del PRI”.

— “El Bronco”.

“Pues, el gobernador de Nuevo León”.

— ¿Y Elba Esther?

“Pienso en sindicato”.

— La primera palabra que se le venga a la mente cuando escucha “Andrés”.

“López Obrador”.

— ¿Felipe de Jesús?

“Mi marido”.

— ¿Blake Mora?

“Un amigo”.

— ¿“Kiko” Vega?

“Corrupto”.

— Le cambió la cara. Muchas gracias.

 

Participaron en esta entrevista: René Blanco Villalón, Rosario Mosso Castro, Isaí Lara Bermúdez e Inés García

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio