El lado multifacético de Sergio Mur

Fotos: Internet/De “Las Chicas del Cable” a “Papá a Toda Madre”
 
Espectáculoz Lunes, 1 Enero, 2018 12:00 PM

Repartiendo su vida profesional entre España y México, el madrileño regresó a Netflix el 25 de diciembre con la segunda temporada de “Las Chicas del Cable”, mientras que en Las Estrellas se le ve como uno de los protagonistas de “Papá a Toda Madre”

Sergio Mur no tiene problema en aceptar que los actores poseen poco poder de decisión  sobre sus carreras. Sabe que algunos tienen más libertad de ello, pero acepta que no es su caso, así que funciona conforme a lo que le van ofreciendo y mide su éxito con relación a que su teléfono siga sonando para hablarle de nuevas propuestas. Ahora mismo se concentra en “Papá a Toda Madre”, telenovela de Las Estrellas en la que interpreta a Jorge Turrubiates, padre de cuatro adolescentes caracterizado por ser conservador.

“Su mujer lo abandona al inicio de la historia y desconocía que tuvo dos hijos con Yuridia hasta que cumplen siete años, ahora por su amor a ella los tiene en casa con los otros dos. En este momento debe afrontar la gestión de los cuatro, algo que es ajeno a su vida, formación y educación. Este es su viaje y momento vital, por delante le lloverán innumerables problemas que sin duda alguna serán espejo para el espectador por su realidad, independientemente que estén solos o en pareja”, explicó Mur sobre su personaje.

Los símiles a los que se refiere son sus prejuicios relacionados con la fe católica entendida de una manera estricta, en la que no estará cómodo por la llegada de una pareja homosexual a la zona residencial en la que vive y donde transcurre en su mayoría la trama que explora la visión de cuatro padres de familia muy distintos entre sí.

“Para él algo muy chocante tiene que ver con su padre e historias ocultas en su familia. En ese sentido también tendrá una evolución muy grande de aprender que las etiquetas y prejuicios en esta vida, que muchas veces no te dejan ver a la persona que tienes delante”.

¿Qué te aporta eso como actor?

“Como actor es muy rico tener un personaje como Jorge porque tiene muchos matices y aristas, no está en el blanco ni en el negro, está en el gris. Es un personaje real como la vida misma. Hace bien y mal, tiene ideas acertadas y equivocadas. Son un montón de matices y colores como los tenemos todos en la vida y tiene un bagaje que le afecta y determina”.

¿Cómo trabajaste su esencia?

“Siempre plantee a Jorge en mi cabeza, y con los directores, como un personaje absolutamente real. No me interesaba hacer una especie de homófobo-neonazi-radical, no; me interesaba muchísimo más dibujar a cualquier  señor de la calle, uno de tantos que conocemos, uno de nosotros mismos. Esos que dicen ‘yo no tengo ningún problema con los gays, pero no quisiera que mis hijos fueran gays’; o ‘no quisiera que mis vecinos sean gays, pero no soy homófobo y no tengo ningún problema con eso’. ‘Yo no tengo ningún problema con las mujeres, ni soy macho, machista o misógino, pero que la comida, compras, cena y limpieza la haga mi mujer’. Ese tipo de discurso que está en la calle y existe, y de personas que conocemos todos, era lo que me interesaba para ponerle un espejo al espectador y diga ‘me resuena eso, me siento así’”.

Que el público acompañe a Jorge en el viaje de quitarse la coraza que tiene, es parte de los objetivos de Sergio Mur, aunque reconoce que ese proceso tiene muchas capas más allá de sus prejuicios, ya que también tiene complicaciones de índole filial: “Aprender a decir ‘te quiero’, a escuchar emociones, sentimientos y no huir de eso, son cuestiones aparentemente muy obvias pero en la vida real no lo son y no son fáciles de asumir. No tenemos una educación emocional suficientemente grande y profunda  para aceptar todas esas cosas con facilidad, me interesaba retratar a ese tipo de persona que representa a una grandísima parte de la sociedad”, complementó.

¿De qué forma ayuda a la trama el ser comedia?

“Me parece que es un acierto enorme la manera en que se gestionó y se está contando,  no es desde la perspectiva de un drama social, es una comedia y no por eso tenemos un mensaje menos potente, simplemente usamos un canal de comunicación diferente. La sensación que tengo es que la gente empatiza mucho con él justo por eso. A mí me gusta este camino vehicular porque lo disfruto muchísimo, es un personaje muy alocado que dice cosas muy gruesas tal cual y una manera digerirlo todo es con la comedia. Personalmente si lo hago desde la comedia es porque creo que la comedia es hilar fino, denunciar cosas y tener un trasfondo. Estamos mucho más allá de contar un chiste o de una cosa básica, estamos tocando temas de profundidad y acabado social a través de la comedia, eso me parece que está ‘padrísimo’”.

En “Las Chicas del Cable” abordan la violencia de género. ¿Quieres mantener tu carrera con temas universales para tener mayor proyección?

El rumbo de mi carrera ha sido constante en los últimos años, que es trabajar dentro y fuera de España. Para mí México se está convirtiendo en una base sólida laboral, un lugar que quiero y tiene un sitio muy especial en mi corazón, en él he tenido oportunidad de hacer cosas muy ‘padres’ que me gustan. Siendo español para mí todo eso (la cultura e idioma) es enriquecedor como actor y mi planteamiento es seguir trabajando donde se me valore y estén las oportunidades”.

Satisfecho de que su papel de Jorge no gire en torno al acento, sino a su vida misma y la representación que hace de un mexicano, Sergio Mur espera que “Papá a Toda Madre” siga en el puesto número uno del canal y marque un antes y un después en sus historias. Por lo pronto cierra el año con el estreno de la segunda temporada de “Las Chicas del Cable”, y en marzo llegará a salas ibéricas con “El Aviso”, de Daniel Calparsoro.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio