“El de Peña Nieto, el gobierno más corrupto”: Javier Corral, gobernador de Chihuahua

Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.com
 
Edición Impresa Lunes, 22 Enero, 2018 12:00 PM

En entrevista con ZETA, el panista y mandatario del Estado más grande de la República Mexicana, señaló a los culpables de la corrupción y el desvío de recursos en su entidad. Acusó:

* “Estamos muy preocupados por la investigación. Por eso no hemos depositado”, le dijo el titular de Hacienda

* “Vamos a llegar hasta donde tope la investigación (si es Manlio Fabio o Videgaray)”

* “Peña decidió castigarnos. Castigar a Chihuahua”

* “Quienes están protegiendo a Duarte son Peña y Videgaray”

* Investigan una nómina secreta de Duarte, 5 millones de pesos al mes para cien personas, “con la que construyó el pacto de silencio. No solo era un corrupto, Duarte era sobre todo, un corruptor”

* Sin el apoyo de gobernadores, Corral asegura: “Estoy pensando dejar la Conago”

Chihuahua, Chihuahua.- En la oficina del gobernador Javier Corral Jurado, tras la silla de su escritorio destaca una pintura de gran formato. Se trata de Abraham González Casavantes, un chihuahuense destacado, líder del Partido Nacional Antirreeleccionista, hombre de confianza de Francisco I. Madero, reclutador en la Revolución Mexicana al servicio del General Francisco Villa.

Frente al escritorio del mandatario, otra pintura. Francisco Villa en tres cuartos de perfil, y del lado izquierdo la imagen de Luis H. Álvarez. Son los próceres de Javier Corral. Ni en esa ni en ninguna oficina de gobierno hay fotografías oficiales del Presidente Enrique Peña Nieto o del propio Corral. Nada. Ninguna. El marco en que estaban las obras pictóricas fue ocupado por una copia del Código de Ética del gobierno panista.

Al igual que sus héroes, Abraham González y Francisco Villa, Javier Corral Jurado arma su propia revolución. En estos momentos enfrenta al Gobierno Federal de Peña Nieto, lo denuncia de complicidad con el ex gobernador César Duarte, prófugo de la justicia de Chihuahua, lo señala de corrupto, de un régimen desgastado; considera  que Peña o alguno de sus colaboradores debería terminar en prisión.

La administración federal ha respondido enviándole toda la maquinaria de presión. Para empezar, le regatearon los recursos federales. No hubo dinero para él en diciembre como parte del acuerdo para saneamiento financiero. Le negaron 700 millones de pesos por haber iniciado la investigación contra Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, quien está preso y fue el artífice del desvío de recursos a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), delitos que en el ámbito federal no se investigan, pero que en Chihuahua han generado diez órdenes de aprehensión contra el ex gobernador César Duarte, mantienen a doce ex funcionarios en prisión y 39 investigaciones abiertas.

El mandatario reflexiona sobre el grupo político priista que lo presiona desde el centro del país: “Estamos viendo una evolución hacia lo peor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que es, por cierto, una involución. En realidad este grupo, el de Hacienda, se ha constituido en una aristocracia hacendaria trasversal a gobiernos, a partidos, y que hasta hoy por hoy está intocado, pero en realidad es el grupo político más importante y poderoso del país”.

De donde sale José Antonio Meade…

“De donde sale Meade, porque además, estos jóvenes de Hacienda, Meade, González Anaya, son extraordinariamente buenos para reciclar sus lealtades, ellos reciclan sus lealtades en cada sexenio y caen siempre parados. Es el grupo más acomodaticio del país que ha sido trasversal a PRI y a PAN, y ahí vinieron con Salinas, luego con Zedillo, luego pasaron por Fox, por Calderón y se volvieron a caer parados con Peña, y es un grupo que ha sido muy poco visibilizado en términos de la responsabilidad que tiene en la corrupción de México, porque es imposible que no se hayan enterado y no hayan sido copartícipes de todo el problema del país, pero no solo en eso: no solo en la corrupción del país, sino son los responsables del modelo económico, de la política económica, que no es el gran éxito que podamos decir, ¿verdad? El país es un modelo de concentración”.

Un día antes de la entrevista con ZETA, funcionarios de Hacienda arremetieron contra Corral, presumieron que le habían entregado 43 mil 056 millones de pesos, “es lo que le corresponde a Chihuahua por Ley”, dice el gobernador, y agrega:

Foto: Adela Navarro

“Está determinado en una fórmula, que afortunadamente no la pueden cambiar, es la gran lucha que dio el PAN y otros partidos para llevar el mayor número de aportaciones y participaciones federales mediante fórmula, y que ha habido un aumento en las participaciones y las aportaciones, también es cierto, fruto del aumento de ingresos en el IEPS, por el aumento de la gasolina, donde también Chihuahua participa de una manera importante y por supuesto, tanto nos aumenta, pero por otro factor que es muy importante: el aumento de ingresos propios del Gobierno del Estado de Chihuahua.

“La propia Secretaría de Hacienda nos reconoce como la tercera entidad que más creció en ingresos propios en el país el año pasado. De eso no estamos hablando, ellos siguen manejando, tratando de confundir peras con manzanas, no hemos terminado de gestionar los recursos que por Ley nos corresponden, lo que hemos reclamado son cuatro convenios que firmamos con la Secretaría de Hacienda, de recursos extraordinarios que son adicionales, que se manejan dentro del Ramo 23, que es el gran ramo de la discrecionalidad política en México. El poder político de nuestro país, en la relación con gobernadores, con alcaldes, con secretarios de Estado, con instituciones, con organismos autónomos, con poderes, con órganos constitucionales autónomos, no está en Gobernación, no está en Los Pinos; está en la Secretaría de Hacienda, y su instrumentación es el Ramo 23, es una bolsa que Hacienda maneja a discrecionalidad”.

Que proviene de dónde, ¿de excedentes?

“De excedentes, fundamentalmente de ingresos de la recaudación. El Gobierno de la República tuvo en 2017 ingresos superiores a 200 mil millones de pesos de lo que presupuestó, y es ese el gran ramo con que se reparten también fondos del programa de Saneamiento Financiero”.

¿También fue fórmula? O ahí es lo que pidan.

“No, ahí es según el sapo, la pedrada, pero es también la zanahoria y el garrote. Te portas bien, ahí está tu zanahoria, te doy más recursos y te aumento. Te portas mal, pues te los quito o te doy muy poco. En Fortafin, en Fortalecimiento Financiero, Chihuahua es la última entidad en ese programa, está en el último lugar documentado por México Evalúa, estamos en el último lugar. Al Estado de México le dieron 5 mil 200 millones de pesos y a Chihuahua le dieron 61”.

El 20 de diciembre de 2017, las autoridades de Chihuahua detuvieron a Alejandro Gutiérrez, el mismo que como secretario adjunto del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, había orquestado un plan que incluía una de sus empresas, en la que tiene participación su hijo, para con otras cuatro compañías fantasma, sacar 250 millones de pesos que la SHCP pagaría a las compañías seleccionadas por el gobierno de César Duarte por servicios que no se prestaron.

Ahí empezaron los problemas para el gobernador Corral. que le apuesta al combate a la corrupción como arma pacífica en la revolución que encabeza… solo. El resto de los gobernadores han hecho mutis de un tema que también les afecta, pero que, como es evidente, despertó la ira del Gobierno Federal y castigó recursos a Chihuahua.

Para justificar la no entrega de recursos, en la administración de  Peña Nieto dieron varios motivos: “Una sucesión de tonterías, de absurdos, la primera respuesta telefónica que tuvimos del secretario de Hacienda fue ‘Se nos cayó la recaudación’. La segunda, ‘Estamos teniendo problemas con el cierre, también nosotros’. La tercera respuesta frente a la pregunta directa de Gustavo A. Madero, delante de mí: ‘A ver, aquí se está revolviendo otra agenda’, y entonces el secretario aceptó, dijo ‘Hay que platicar’, pero entonces ¿qué?, ¿nos van a depositar o no? ‘No les vamos a depositar, hay que platicar’. ¡Pues queríamos irnos cuanto antes a la Ciudad de México! Era 26 de diciembre, ¡queríamos irnos de ahí! Nos dijeron ‘Hasta el próximo año’ y nos citaron hasta el 4 de enero. Nunca creímos que iban a hacer tan ostensibles en decirnos de qué se trataba, porque yo creo que ellos calcularon muchísimo la trascendencia de este asunto, y pienso que ellos dijeron ‘Vamos a pagar el costo con Corral, pero con ningún otro gobernador más, no vaya a ser que a alguien se le ocurra abrir el capítulo dos de lo que se ha dado a llamar Operación Zafiro’, que ese es el tema”.

De hecho, Corral explica cómo José Antonio González Anaya, el secretario de Hacienda, les dijo de frente y directo que el problema era por la investigación del desvío de recursos:

“Cuando hablamos con el secretario, nos dijo ‘Pues sí, estamos muy preocupados por la investigación, por eso no hemos depositado’, ¿por qué? ‘Porque queremos conocer el alcance de la investigación, y queremos también saber si se están cuestionando o no en la investigación las facultades de la Secretaría de Hacienda y si están cuestionando la validez del mecanismo de transferencia’. Ahí mismo les dijimos ¡claro que no!, y nosotros no nos hemos metido con eso, no estamos cuestionando las facultades de Hacienda ni el mecanismo. Estamos cuestionando el destino ilegal de los recursos”.

¿Entonces la investigación no va a llegar hasta el secretario de Hacienda?

“La investigación tiene varios responsables. El conjunto de las investigaciones dirá quiénes son los responsables, mientras avanza la investigación, tendrán que ir deslindándose esas responsabilidades, porque la investigación está en curso, Alejandro Gutiérrez es una de las detenciones que tiene la investigación fijada, pero hay otro universo de responsables, hay otras investigaciones aledañas, pero serán las investigaciones -no será el gobernador- quien diga ‘Este es responsable o el otro, o aquel’; no. Es lo mismo que hemos dicho en el caso de Manlio: hasta dónde está la conexión de Alejandro Gutiérrez con el presidente nacional del PRI, es Alejandro Gutiérrez el operador de este mecanismo de triangulación”.

Dentro de una investigación ¿es probable que se llegue hasta Manlio Fabio, hasta Luis Videgaray?

“La investigación lo dirá, y si llega hasta ahí, ¡hasta ahí hay que actuar! Aquí nadie tenga duda que nosotros vamos en serio, hasta donde tope, pero con elementos, con pruebas, con investigaciones técnicas, eso sí es lo que vamos a hacer”.

¿Y sí puede topar al PRI y al Gobierno Federal?

“Así es; claro. Donde tope, pero además, esta es una investigación, tenemos en curso otras investigaciones sobre desvíos millonarios también a campañas políticas”.

¿Vamos a ver detenciones?

“Vamos a ver muchos temas más de esto, por eso quieren conocer el alcance de la investigación. Hay un momento muy ilustrativo de la reunión con González Anaya, al que obviamente en esa reunión le gana la soberbia, ser el dueño de la chequera, dice ‘A ver, están hablando con el dueño de la chequera’, digo, no lo dice así, pero interpreto que esa soberbia con la que nos habló, esa pedantería con la que nos habló, tiene que ver con creer que el cargo le da atribuciones adicionales, cuando en realidad el cargo no te da muchas cualidades para dimensionar las cosas, eso te lo da la cabeza.

Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro.com

“Cuando dice Gustavo Madero ‘Es gravísimo lo que están planteando, es muy delicado, en ese tema van a hacer muy grande esto, cuando está encapsulado en Chihuahua’, dice González Anaya: ‘Ah bueno, eso es lo que queremos saber, si está encapsulado en Chihuahua, entonces ese puede ser el inicio de una solución, y si está encapsulado en Chihuahua, queremos saber cuál es el estatus jurídico de este señor que está aquí, en esta mesa’, y yo pregunté: ¿Y quién es este señor? ‘Isaac Gamboa, el jefe de la Unidad de Política y Control Presupuestal de la Secretaría de Hacienda, el que firmó el convenio que se le depositó a Duarte, y el que firma esos convenios’.

“La preocupación de Hacienda es por saber si Chihuahua está investigando toda la Operación Zafiro, o solo Chihuahua, y pues nosotros solo estamos investigando lo que nos corresponde a nosotros, nada más”.

¿No le extraña que a otros gobernadores no lo estén investigando?

“No, no me extraña”.

¿Están cooptados?

“No, simplemente no creo que tengan el compromiso que yo tengo con el combate a la corrupción como yo lo planteé durante mi campaña”.

Pero ni siquiera los panistas, vaya. También Francisco Domínguez, de Querétaro, que es el presidente de la Comisión de Hacienda de la Conago, declaró que no tiene ninguna queja, de ningún gobernador, en cuanto a la emisión de recursos federales.

“Bueno, pues efectivamente creo que a ninguno de ellos les han recortado o les han limitado, creo que así es. Creo que solo conmigo, Peña decidió castigarnos, castigar a Chihuahua”.

-¿Y exclusivamente por el tema de Alejandro Gutiérrez? ¿Hay otro tema?

“Ahí empezó la bronca, tenemos quince personas vinculadas a proceso, durante todo un año, tenemos cinco sentencias condenatorias, pero todo cambió en cuanto la investigación trascendió a nivel nacional, en cuanto tocamos a un operador fundamental del actual grupo gobernante, del PRI. Sería ingenuo pensar que Alejandro Gutiérrez, que era el secretario general adjunto, con funciones de finanzas, actuara solo en el caso de Chihuahua o hubiera hecho esto solo en el caso de Chihuahua”.

-O sea, el último eslabón…

“Así es. Entonces, es muy difícil pensar eso, y por eso mismo yo creo que la preocupación de Hacienda es el alcance de decir ‘la operación la estamos investigando nosotros nada más’. ¿Por qué con Chihuahua, por qué? Te lo voy a decir abiertamente: porque yo sí rompí el pacto de impunidad. Hay otros estados que han detenido y tienen en la cárcel a sus ex gobernadores, ¿eso significa haber roto el pacto de impunidad? ¡No!”.

En el caso de Yunes.

“O sea, puedes detener a tu ex gobernador, y tenerlo en la cárcel y no romper el pacto de impunidad. El detener a un ex gobernador, llevarlo a la cárcel, no es romper el pacto de impunidad. Romper el pacto de impunidad es lo que hizo Chihuahua, ¡por eso todavía no tenemos al ex gobernador! Porque este les ha mandado mensajes”.

-¿Lo han amenazado, gobernador?

“No, todavía no”.

Los abogados de Duarte o Duarte mismo, ¿han intentado comunicarse con Usted?

“No, yo no recibo aquí a abogados de ninguna parte de estos juicios, nunca he recibido a ni uno solo, nunca es nunca. Aquí hemos formado un grupo de ministerios públicos expertos en el juicio oral, en investigación de la corrupción política, que en serio, ya la quisiera Washington”.

Las órdenes de aprehensión, ¿me puede decir los diez delitos?

“Son peculado agravado, enriquecimiento ilícito, peculado electoral, daños al patrimonio del Estado… hay de todo ahí, son peculados. Tenemos logradas treinta ordenes de aprehensión, pero contra Duarte son diez, una del fuero local, otra del fuero federal, por otro peculado electoral, que fue la retención indebida de cuotas de todos los trabajadores del Gobierno del Estado, al PRI estatal”.

¿Y todo eso se lleva a la Procuraduría General de la República, está en la PGR para que se genere la orden de extradición?

“Todo, todo. Así es”.

Como en el caso de las cuentas, ¿ahí qué le ha fallado, o dicen que ha fallado?

“Nada. Ahora sí puedo decir que el encargado del Departamento de Extradiciones, cuando conoció las carpetas de investigación, dijo ‘Están elaboradas como para manual’. No nos han impugnado una sola orden de aprehensión, no han dicho ‘Oye, esto está mal integrado’, ¡nada! ¿Por qué a Duarte de Veracruz, a Borge y a otros, se los han traído con una o dos órdenes de aprehensión? Nosotros presentamos diez, trajimos quince cajas que el Ministerio Público y este grupo trasladó directamente de Chihuahua en avión a la Ciudad de México en un operativo especial y llegar directamente a la PGR, porque temíamos que pudiera haber alguna cosa”.

Foto: Adela Navarro

¿Quién habló personalmente con el encargado de extradiciones?

“Yo”.

¿Qué le dijo para no generar la orden?

“Ah no, yo ahí sí estaba insistiendo directamente con el procurador”.

Es encargado de despacho.

“El encargado de despacho es el especialista en extradiciones. Él a mí siempre me ha manifestado que va a haber la extradición y esto y lo otro, hace como dos meses me dijo que iban en el 95 por ciento, entonces, calculando el día en que nosotros entregamos las órdenes de aprehensión, pues por una regla de tres dije, pues la van a solicitar pasado mañana, pero ya se han tardado más de dos meses de retraso de aquello, un poco más. Creo que no está en él la decisión, lo digo sinceramente”.

-¿Está en el Presidente?

“De acuerdo. Yo creo que está, que quienes están protegiendo a Duarte son Peña y Videgaray, ahora, yo no puedo dejar de decirte que el amigo-amigo de Duarte, se llama José Antonio Meade, no quiero hacer propagando con, eso, ¿verdad?, pero fue amigo de él, es amigo de él, él a mí me lo confirmó así”.

¿Cuál de los dos?

“Meade, pues claro, porque yo le dije, a ver, ¿por qué nos estás dando este trato?”.

¿Por qué le llama a Usted “torturador”?

“Porque dicen que aquí se le sacó, por parte del Ministerio Público, una confesión bajo tortura a Alejandro Gutiérrez. Es una declaración también muy ignorante de lo que pasa en Chihuahua, porque el proceso de Alejandro Gutiérrez se lleva en juicio oral, han podido escuchar todo los medios de comunicación, por cierto.

“Para un estudio del problema que traemos con los medios, vale la pena que los investigadores de la comunicación vean cómo los medios, los de aquí y algunos nacionales, cubrieron los procesos orales, abiertos, de otros casos, ¡y cómo cubrieron el de Gutiérrez!, un control de daños tremendo. En una de las comparecencias, de uno de los testigos, que por cierto también es imputado, dice que Gutiérrez le preguntó a uno de ellos que Corral ya tenía las facturas del tema de la triangulación, que se las dio fulanito de tal, y dice ese testigo que Gutiérrez dijo, ‘Y ese por qué sigue vivo’. Todo ha salido al público, la audiencia es oral. Esta amenaza fue para el que me dio las facturas, ‘Y por qué sigue vivo’”.

¿Cuál es la ruta de la corrupción y la impunidad en la Operación Zafiro?

“Es un depósito que de manera extraordinaria hace el Gobierno Federal a Chihuahua, completando con ese depósito un apoyo de mil 183 millones de pesos para el saneamiento financiero, cantidad que por sí misma ya era superior a cualquier otro apoyo”.

Son los 700 millones de pesos que no lo quisieron dar a Usted en el último año.

“Ajá. Fue en el último año, para cerrar 2015, y esta parte se la dieron de manera extraordinaria en 2016, en febrero. Es entonces un depósito extraordinario que entra un día y a las pocas horas sale para pagar cuatro facturas de cuatro empresas fantasma por servicios que jamás se prestaron en el Estado de Chihuahua, por 250 millones de pesos. Entró y salió muy rápido. Facturas seguidas a empresas distintas. Luego los que participan nos explican toda la planeación, ahí es donde se menciona en uno de los testimonios de un imputado que en la planeación participa, Isaac Gamboa”.

-¿A cuánto asciende el peculado de Duarte hasta la fecha?

“Ahorita de lo que tenemos ahí, por un monto de más de mil 200 millones de pesos. Va a ser mucho más, mucho más, porque tenemos un universo de investigaciones en curso. Mil 200 en diez órdenes de aprehensión, pero tenemos 39 averiguaciones abiertas”.

¿Por qué no se supo antes de los desfalcos y desvíos de Duarte cuando era gobernador?

“Claro que sí, yo lo denuncié en el Senado y aquí hicimos un movimiento muy fuerte, que se llama Unión Ciudadana. Incluso el fundador de ese movimiento presentó en la PGR una denuncia en contra de César Duarte por diversos delitos, y cuando él decidió ser socio del Banco Unión Progreso, de Chihuahua, y por el que adquirió el 14.7 por ciento de las acciones de ese banco, había un control absoluto de medios. Chihuahua le daba a los medios de comunicación mil 109 millones de pesos al año, yo reduje 900 millones de pesos, y así me va”.

¿Y la sociedad, los grupos de la sociedad organizada?

“Las sociedades están muy conscientes… ah, de por qué no se denunciaba. Mira, Duarte no solo fue como yo lo llegué a llamar en la campaña, un vulgar ladrón, sembró el terror, el miedo, ¡híjole!, pero también instauró una red de corrupción y de complicidad tremenda”.

Con el Congreso, con la Auditoría Superior…

“Cooptó a quien tú no te imaginas. En uno de los cateos que realizamos a una de sus fincas, de sus propiedades, de su casa, nos fuimos directamente a encontrar documentos muy valiosos que Duarte tenía como su seguro de vida”.

– ¿Que son…?

“Toda la nómina secreta por la que construyó todo el pacto de silencio”.

-¿Y Usted la hizo pública?

“No, todavía no. Estamos investigando”.

¿Quiénes están en esa nómina? ¿Cuántas personas son?  

“Los que no te puedas imaginar. Hay como… muchas personas, como pues fácil más de cien”.

Empresarios, políticos, organizaciones de la sociedad civil…

“De todo, de todo. No solo era un corrupto, Duarte era sobre todo un corruptor. Su familia, partidos, trasversal a partidos, ¿eh?, a partidos, a todos. ¡A todos! A todos…”.

-¿De dónde salía ese dinero?

“Son recursos públicos, el manejo de una partida mensual que se usaba para eso, entonces, por eso te explicas, todo mundo por qué tan callado, por qué no pasa nada. Y luego le aprobaron el endeudamiento, y nadie… bueno, los medios no lo tocaban ni con el pétalo de una rosa”.

Vivimos en México un parteaguas en combate a la corrupción, obviamente Usted está siendo parte por las denuncias que ha hecho. ¿Cree que estamos ante la posibilidad de que por primera vez el Presidente de la República o alguno de sus colaboradores termine en prisión?

“Yo creo que sí”.

¿Enrique Peña Nieto va a terminar en prisión?

“No sé qué suerte tenga, pero yo sí creo que el agotamiento de este régimen es de tal manera que sí vamos a ver ya juicios a ex presidentes, yo creo que sí”.

¿Existen los elementos para enjuiciar a Peña Nieto?

“No sé si lo de la ‘Casa Blanca’ dé para eso realmente”.

La “Estafa Maestra”, Odebrecht

“Este es el régimen no solo el más desprestigiado por su ineficacia, el de Peña Nieto yo creo que ha sido uno de los gobiernos más corruptos en la historia de México, y cuando digo esto, ya pasamos por Salinas incluso, por Díaz Ordaz, por López Mateos. La corrupción llegó a límites demenciales en el gobierno de Peña”.

Foto: Adolfo Vladimir/Cuartoscuro.com

¿Quién tiene que investigar al Presidente?

“Lo tiene que hacer una fiscalía autónoma, y lo tiene que investigar el Congreso de la Unión para que pueda haber realmente viabilidad política y jurídica de saber si el Presidente estuvo o no involucrado en todos estos casos de corrupción.

“Como Chihuahua, nosotros aportaremos los elementos necesarios para deslindar esas responsabilidades en el ámbito federal, y si las investigaciones en Chihuahua llegaran incluso hasta el Presidente, si ese fuera el resultado de una investigación no inventada, sino rigurosamente llevada a cabo y llegara hasta allá, yo no titubearía, ¿eh? Yo en eso no voy a… yo no tengo compromisos oprobiosos con Peña Nieto.

“Hay muchos casos de corrupción en el país que están en manos de la PGR, pues no va a pasar nada mientras esté Peña Nieto. Lo importante sería saber si la transición mexicana o el cambio de México lo harían, si en el caso de que ganara Anaya realmente se atreverían. Andrés ha ofrecido una amnistía anticipada, ahí no hay muchas esperanzas. No, bueno, si ganara Meade, lo mismo, ¿no?”.

Se amplía el pacto de impunidad.

“Se amplía. Fíjate, lo interesante es cómo ahora ha salido el verdadero rostro de la Secretaría de Hacienda, esta aristocracia que siempre se quiso mostrar como técnicos, alejados de lo político y de estas cuestiones, ¡son el brazo político del PRI, por eso tienen candidato! Por eso, por qué la tecnocracia o esta aristocracia hacendaria ha podido ganarle al PRI tradicional, la candidatura: porque terminaron sometiendo a todos con la chequera, ¡pues claro! A Osorio no lo desplazó Peña; lo desplazó el manejo que hicieron en la Secretaría de Hacienda con relación al presupuesto de Gobernación en materia de seguridad. ¿Qué le hicieron Meade y Videgaray a Osorio en los dos últimos años? Le pusieron en ceros la asignación presupuestal para prevención, hablando en el discurso de la prevención, ¡cero! Cero recursos hubo para 2017 en prevención, ¡cero! Entonces hacen, y por eso ya tienen candidato también. Es el grupo más intocado en México, esta aristocracia”.

Como gobernador, ¿va a negociar?

“Jamás. Jamás, jamás… Yo se lo dije al Presidente de la República desde el primer día que yo lo vi tras mi elección como gobernador del Estado, dos temas le traté en mi primera reunión, larga reunión: la situación financiera de bancarrota y latrocinio de Chihuahua, y el tema de la corrupción de César Duarte, y le dije: Presidente, el tema del combate a la corrupción es un tema innegociable en mi caso, quisiera que lo tuviera muy claro, este es por el tema que yo llegué a ser gobernador de Chihuahua, la elección de Chihuahua fue un plebiscito popular contra la corrupción política. Incluso miles de miembros de su partido votaron por mí en la Capital del Estado, ¡miles! Siempre les dije eso”.

El subsecretario Galindo dijo que ya no le iban a dar más dinero de 2017. ¿Qué va a pasar con Chihuahua? 

“Sí. Me dijo ese día, ‘Pues no hay más, hágale como quiera, pero pues ya estamos a horas de cerrarse, gobernador’. Está bien -le dije-, no se preocupe, no voy a cerrar, no voy a firmar; voy a buscar al Presidente. ‘Pues como Usted quiera, pero nosotros vamos a cerrar ya’, o sea, ‘hágale como quiera, nos vale madres si consigue al Presidente o no, aquí ya vamos a cerrar’. Busqué al Presidente tres, cuatro días, no me recibió y se fue, y yo no firmé. Fui el único gobernador de todo el país que no firmó, que no cerró el presupuesto con Hacienda, y entonces en el presupuesto pues no solamente no me dieron más de lo que yo pedía, sino que me castigó. De lo que me habían ofrecido, de los 300, pusieron solo 235, y de los 120 que habían ofrecido para el aeropuerto de Creel pusieron nada más 50, y le dijo el coordinador del grupo parlamentario, Marko Cortés: ‘Oye, pero no le vas a dar siquiera lo que le ofrecieron’. – ‘No’. ‘¿Y por qué? – ‘Para que aprenda’. Lo dejé pasar. No denuncié el hecho, pero seguí buscando a Peña, ya no me quiso recibir. Entonces le mandé una carta el 5 de diciembre, una carta muy extensa, de cuatro o tres cuartillas, exponiéndole todo, el maltrato de su gobierno a mí. Dónde se la entregué: en el acto de la Asamblea del Infonavit. La saqué de aquí y le dije: como ya sé que no me recibe, aquí está esta carta. ‘No, no, sí lo voy a recibir’. Aquí está esta carta, léala con detenimiento. Nos volvimos a ver en la Conago, era así un momento medio tenso, la reunión previa que se tiene, porque todos habían salido a defender la Ley de Seguridad Interior, y yo fui el único que me opuse públicamente y que no quiso firmar el desplegado de la Conago. Y bueno, el Presidente dijo ahí que gracias a todos por participar y apoyar la Ley de Seguridad Interior.

“Si en algún lado existe el PRIAN es en la Conago, ¡es un horror!”.

– ¿Y tiene que ser forzosamente miembro de la Comisión Nacional de Gobernadores?

“Bueno, en realidad estoy pensando dejar la Conago”.

¿Hacerlo públicamente?

“Sí, yo ya estoy pensando en salirme de la Conago y no darle un centavo más a como están en la Conago. Es una entelequia, no sirve para nada”.

Es donde menos solidaridad obtuvo Usted…

“No he obtenido la solidaridad de ningún gobernador, ¡de ninguno solo, ni uno! Ni siquiera para decir ‘Atiendan al compañero’, no que diga Peña, no; ‘Atiendan al compañero’. Uno solo, ¡uno, no hay! La Conago no delibera, no discute, no sirve, nada. La Conago se utilizó para impulsar el federalismo. Pensé que en el Senado había visto ya todo, a ver, el PRIAN está ahí, ¡oh no! En el Senado el PRIAN es de niños, el PRIAN-PRIAN, está en la Conago, como el PRIRD, ahí están el PRIAN y el PRIRD, ahí está Aureoles, ¿no?, porque también hay PRIRD, y hay PRIAN. Lo que es increíble que no halla en la Conago es lo que hay afuera, el Frente, o sea…”.

— Ahí se reparte el dinero.

“Es increíble. Entonces, en el seno del Sistema Nacional de Seguridad, que también es otra entelequia, las discusiones sobre el tema de la inseguridad pública del país, de los gobernadores con el gabinete de seguridad, dura 50 minutos y se apura ya porque va a empezar el evento público con el Presidente. Esa es la gran mentira. El mecanismo donde se discuten las estrategias de seguridad, donde los gobernadores ¡dura 50 minutos y órale, rápido, rápido, rápido!, porque ya viene el acto público con el Presidente, la lectura de los discursos. Escogen a los gobernadores, con los que no tienen problema, para que intervengan. A mí nunca me ha tocado, ¡nunca!, poder hablar en la Conago o en el Consejo Nacional de Seguridad, nunca, y créeme que no soy tan malo para hablar en público”.

¿Ningún gobernador del PAN le ha hablado?

“Solo uno, no quiero meterlo en problemas, y eso solo para mostrarme solidaridad en el WhatsApp. Está muy restringida la cosa, yo incluso lo he tratado de convencer de que le entre a este tema. Me mandó un mensaje, pero creo que lo hizo más bien para ver si yo quería que él fuera un intermediario, un interlocutor acá, y yo le dije: no, me interesa tu posición púbica, un posicionamiento público, y no lo ha hecho”.

Dice Usted que este régimen tiene que acabar, ¿cómo acabarlo?

“La gran oportunidad es 2018, esa es, pero no sé si con la sola elección será suficiente acabar con el pacto de impunidad. Creo que hay que llevar a la campaña de todos los candidatos el compromiso de romper con el pacto de impunidad, ese tendría que ser el eje de las campañas electorales en México, porque es además, hoy por hoy, la mayor preocupación de los mexicanos. Antes era el empleo, la inseguridad; ahora perciben la corrupción como un problema muy grave”.


 

Gobierno Federal: cómplice de las transas de César Duarte

 Las cuatro empresas fantasma que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Gobierno del Estado de Chihuahua, utilizaron para desviar 250 millones de pesos del presupuesto de aquella entidad, están boletinadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como EFOS, es decir, Empresas Facturadoras para Operaciones Simuladas. De hecho la dependencia federal alerta a no hacer negocios con ellas.

Efectivamente, en la SHCP saben de la irregularidad cometida durante el gobierno de César Duarte, el prófugo priista, y las transacciones para distraer el dinero a cuatro empresas que comparten características irregulares:

* Fueron creadas unos meses antes de firmar los contratos con el Gobierno de Chihuahua y el pago por parte de la SHCP.

* Proporcionaron el mismo domicilio para recibir notificaciones.

* Hicieron el pago por los proyectos el mismo día, 6 de abril de 2016.

Aquí la razón social de las compañías para operaciones simuladas:

  1. Servicios y Asesorías SAMEX, SC, a la cual se le entregó proyecto por 55 millones de pesos.
  2. Sinnax, SA de CV firmó y cobró contrato por 55 millones de pesos.
  3. Sisas, SA de CV, con un contrato por 46 millones de pesos.
  4. Despacho de Profesionistas Futura, SA de CV, donde cobraron 90 millones de pesos.

Los contratos fueron otorgados para la “prestación de servicios de capacitación y asesoría en materia educativa”, y para la “adquisición de un sistema integral de trámites y movimiento de personal del subsistema estatal”.

En el inicio de la investigación que llevó a cabo la secretaria de la Función Pública, Rocío Olmos Loya, el total de dinero desviado por el gobierno de César Duarte y la Secretaría de Hacienda, y Crédito Público, entonces encabezada por Luis Videgaray, fue por 246 millones de pesos.

Foto: Moises Pablo/Cuartoscuro.com

El modus operandi de lo que la investigación arrojaría más adelante, es el manejo de recursos oficiales para campañas del Partido Revolucionario Institucional: a partir de la Secretaría de Educación y Deporte de Chihuahua, se solicitaron recursos para la contratación de servicios. Un comité de adquisiciones del mismo gobierno autorizó las contrataciones, y la Secretaría de Hacienda federal realizó los pagos.

Al avanzar la investigación tanto en la Secretaría de la Función Pública como en la Fiscalía de Chihuahua, apareció una quinta empresa a la cual se le entregó un contrato por 4 millones de pesos, para ascender a 250 millones de pesos el dinero desviado. Esta compañía, Jetcombustibles SA de CV, es propiedad de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, quien fungía como secretario adjunto del Comité Ejecutivo Nacional del PRI cuando lo dirigía el sonorense Manlio Fabio Beltrones Rivera. A Jetcom, como se conoce a la empresa, la SHCP le pagó a través del Hangar de Gobierno, 4 millones de pesos para desarrollar un manual de aeronaves, que encima de todo -confió un funcionario del actual Gobierno de Chihuahua- ni siquiera realizó. De hecho, personal del mismo Hangar de Gobierno se encargó de elaborar material hechizo para justificar el pago. Así fue como se dieron cuenta de la irregularidad.

En total son 39 investigaciones las que lleva a cabo la Fiscalía de Chihuahua, en una de ellas, Ricardo Yáñez Herrera, ex secretario de Educación en la administración de César Duarte y hoy detenido, declaró sobre el proceso de la transa que incluía al ex colaborador del PRI, y de cómo el dinero iba a parar a las campañas políticas de 2016.

De las investigaciones en Chihuahua, jueces del Poder Judicial han entregado a agentes del Ministerio Público local, diez órdenes de aprehensión contra César Duarte, el ex gobernador, quien se sabe está prófugo en El Paso, Texas, Estados Unidos. Una orden de aprehensión más fue otorgada en otro juicio en el ámbito federal.

Sin embargo, a pesar que en la Procuraduría General de la República (PGR) tienen conocimiento de las órdenes de aprehensión y desde septiembre de 2017 el Gobierno de Chihuahua solicitó generara orden de extradición por los diez cargos de peculado agravado y distracción de recursos públicos, el entonces director de extradiciones de la PGR, y hoy encargado de despacho de la institución, Elías Beltrán, se había negado a cumplir con el trámite. Hasta hace unos días, cuando la presión que ha emprendido el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, ha hecho mella en el Gobierno Federal, pues Beltrán anunció que trabajan en los últimos detalles para generar la orden de extradición por tres órdenes de aprehensión, no por las once que existen.

A la incompetencia de la PGR para resolver sobre la petición de extradición, se suma la inacción para abrir una investigación federal, dado que los recursos desviados provinieron de ese Poder Ejecutivo, además, en el SAT, que depende de la SHCP,  tienen conocimiento pleno y oficial de las cuatro compañías creadas para hurtar el dinero federal.

De hecho, en un listado de empresas inexistentes que publican en la SHCP para alertar a empresarios y gobiernos a no hacer negocios con estas, aparecen las cuatro utilizadas en Chihuahua.

En el apartado de EFOS,  donde están enlistadas las cuatro utilizadas para el desvío de 246 millones de pesos, se especifican las características de las compañías fantasma: “Tienen un amplio objeto social, emiten CFDI por operaciones no realizadas, no tienen personal para realizar las actividades que amparan los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet, no cuentan con los activos para llevar a cabo las operaciones que facturan. Los ingresos que reciben son desproporcionados, basados en las características de su establecimiento. Abren cuentas bancarias y las cancelan pasando un periodo de tiempo. Su domicilio fiscal no es el mismo que el que manifiestan en su Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Comparten domicilios fiscales con otros contribuyentes”.

Además advierten: “Si estás en alguno de los supuestos anteriores, podrías ser objeto de revisión por parte del SAT. Pero eso no significa que ya seas considerado un EFO, primero se debe realizar la investigación por parte de la autoridad; esta dará oportunidad al contribuyente de deslindarse”.

Sin embargo, en el caso de la transa Hacienda-Gobierno de Chihuahua-PRI, a pesar de contar con los suficientes elementos de prueba de la irregularidad ni la PGR ni Hacienda han abierto investigación alguna, supeditándose todo a las indagaciones que el gobierno de Javier Corral ha emprendido desde aquella entidad. Adela Navarro Bello

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio