DOLORES O’RIORDAN, UNA MUERTE TEMPRANA

Foto: Internet
 
Caratulaz Lunes, 22 Enero, 2018 12:00 PM

La pobreza y el abuso sexual en su niñez, el éxito en la música y los trastornos mentales en sus últimos años de vida, fueron algunas situaciones que subsistió Dolores O’Riordan, cantautora y líder de la banda irlandesa The Cranberries, quien falleciera a principios de semana en un hotel en la Capital inglesa, a sus 46 años de edad. El deceso no está siendo investigado, dado que no vislumbra ser producto de extrañas circunstancias.

O’Riordan fue la menor de siete hermanos en la aldea rural de Ballybricken con un bienestar precario; de su matrimonio con Don Burton le sobreviven tres hijos: Taylor, Molly y Dakota Rain. En los noventas vivió su mejor época, en la que vendió millones de discos, en parte gracias a la aceptación de temas como “Zombie” y “Linger”. En Irlanda se le incluyó en la lista de las mujeres más ricas del país.

A Dolores no se le conocieron problemas de salud recientes, más que alteraciones físicas y mentales (anorexia, crisis nerviosas, abuso de alcohol y pensamientos suicidas),  o problemas de espalda que la obligaron a cancelar conciertos en los últimos años, pero se le recordará también por temas como “Animal Instinct”, “Just my Imagination”, “Dreams”, “When You’re Gone” y “Salvation”.

Junto a su entrañable agrupación, la cantante irlandesa se caracterizó por concentrarse en el desamor que en la euforia sentimental al escribir sus letras, y al imprimir un aroma distinto en esa especie de pop- indie-grunge que nunca brilló en el nuevo siglo como lo hiciera en los 90s.

Según reportan diarios irlandeses, la familia de Dolores se encuentra destrozada con la noticia, y han pedido privacidad. O’Riordan quedará en la historia como otra leyenda internacional de las últimas generaciones, cuya carrera queda truncada a temprana edad.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio