Desfachatados

Foto: Internet
 
Sortilegioz Lunes, 1 Enero, 2018 12:00 PM

De acuerdo a su diario transitar por las redes sociales, José Antonio Meade, precandidato del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia de la República, ha realizado desde el 14 de diciembre, cuando iniciaron las precampañas, giras en siete estados de México. Visitó Chiapas como acto proselitista inaugural, de ahí a Puebla, luego al Estado de México, para después dedicarle tiempo a Campeche y seguir por Yucatán. Con escala en Ciudad de México, siguió hasta Sonora y, el 26 de diciembre, le tocó a Nuevo León, para un día después trasladarse a Jalisco. Esto sin contar los múltiples actos proselitistas que ha realizado en la Capital de la República, donde reside.

Sin embargo, de acuerdo con Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Meade, “el candidato ciudadano” priista “para acabar con la desconfianza”, únicamente ha reportado ante las autoridades electorales y al 26 de diciembre, haber realizado tres actos de precampaña, haber ingresado 0 pesos y haber gastado 54 mil pesos. ¿Cómo es posible? Las fotografías que el equipo de campaña del ex secretario de Hacienda publican por ejemplo en su página de Facebook, registran actos masivos, con templetes, sistema de luz y sonidos, sillas, refrigerios (lonches, pues, para los acarreados), sin contar que Meade viaja con escoltas del Estado Mayor en camionetas blindadas (independientemente si hace o no la finta de ir solo con su esposa por los aeropuertos del país), y es de suponer que varios de sus ya nombrados colaboradores de campaña, como su secretario o el de giras, o el coordinador, le acompañen.

Entonces ¿cómo es posible que en redes sociales dé cuenta de siete estados visitados, y en algunos más de una ciudad atendida? Córdova aclaró que las cuentas mochas que él ha dado a conocer para hacer un llamado a los “precandidatos” a rendir en tiempo y forma cuentas claras en relación sus ingresos y sus gastos, son los números reportados al 26 de diciembre, justo el día que Meade se paseaba por Monterrey, agarrando el micrófono frente a miles de escuchantes.

La opacidad en los gastos de campaña de Meade ante el INE, es solo equiparable a la sospecha de actos de corrupción en el Gobierno Federal para el cual trabajó. Acostumbrado a ser parte de una administración federal que no rinde cuentas, que se gasta el recurso a discreción, si dividimos lo que ha gastado a esa fecha, 54 mil pesos en siete viajes, resultaría que solo ha utilizado 7 mil 714 pesos por salida a un Estado, lo cual es imposible, dado que, por ejemplo, paga su boleto de avión y el de su esposa… por lo menos.

Ricardo Anaya Cortés  el panista “precandidato” del PAN- PRD-Movimiento Ciudadano a la Presidencia de la República, ha sido algo menos desfachatado en su informe ante el INE. Hasta el 26 de diciembre, día que Lorenzo Córdova les pidió rendir cuentas claras a los tres, Anaya reportó haber realizado 19 actos de campaña, ingresado 6 mil 900 pesos, y gastado 553 mil pesos en actos proselitistas.

Según información que Anaya actualiza en sus redes sociales, del 14  al 26 de diciembre, realizó cinco giras en entidades federativas, iniciando por Querétaro, donde abrió la precampaña para seguir por San Luis Potosí, Michoacán, Guanajuato y después a Yucatán, con sus escalas y actos en Ciudad de México. Si confiamos en los números de Anaya, habría dedicado poco más de 105 mil pesos por entidad federativa, o 29 mil pesos por gira registrada ante el INE.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, el candidato de Movimiento Regeneración Nacional-PT-PES, reportó ante el INE y al 26 de diciembre, haber realizado 19 actos proselitistas, ingresado 654 mil 900 pesos, y haber gastado 654 mil pesos. Es el único cuyos ingresos y egresos están parejos.

Según consta en las redes sociales del “Peje”, inició campaña en Ciudad de México, de ahí partió a Oaxaca y posteriormente a Tabasco, anunciando además, antes que concluya el año, visitas a Hidalgo, Campeche, Yucatán y Quintana Roo; y si consideramos los ingresos reportados, significa que cada acto le costó 34 mil 468 pesos. En lo que se incluye, o debería, costes de avión, de hospedaje, alimentación, instalación y todos esos etcéteras que conlleva un acto de campaña.

Para Lorenzo Córdova, ninguno de los tres aspirantes a la Presidencia de la República ha rendido cuentas claras, ni en tiempo ni en forma, a pesar que AMLO y Anaya podrían, de acuerdo a los egresos, estar ligeramente más apegados a la realidad de los gastos de campaña, y Meade, alejadísimo con los 54 mil pesos invertidos en giras por siete estados. La cuestión es que los tres están siendo acusados de no cumplir con la Ley ¡en la precampaña!

Y esa es otra cuestión: siendo cada uno en su partido o alianza, el único aspirante registrado, resulta por demás ventajoso y desfachatado, por no decir cínico, que hagan precampaña cuando sabemos que serán los candidatos, no tienen competencia, nadie más se registró, los tres fueron impuestos, y aun así, deben ocupar tiempo, dinero y espacio en “convencer” a la militancia ¿de votar por ellos? Por Dios, esa es simulación pura, y abuso de los recursos públicos.

Y pensar que esta es solo la “precampaña” que concluirá el próximo 11 de febrero, y a como vamos, con cuentas mochas, nada claras, harto opacas. Y después, la campaña.

Por eso, ojo… mucho ojo en la rendición de cuentas de los candidatos, porque como van, pueden llegar a Peña.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio