Claves y cronología para entender el caso del joven estudiante Marco Antonio Sánchez Flores


 
Destacados Lunes, 29 Enero, 2018 05:20 PM

La madrugada de este lunes 29 de enero, el joven estudiante Marco Antonio Sánchez Flores, de 17 años de edad se reencontró con su familia, luego de 5 días desaparecido, tras arrestado por cuatro policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX), el pasado martes 23 de este mismo mes, en los alrededores de la estación El Rosario del Metrobús de la capital de la República.

LA DETENCIÓN DE MARCO ANTONIO

El estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria Miguel E. Schulz, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fue detenido por cuatro policías capitalinos, mientras tomaba, junto a un amigo suyo, fotografías de un grafiti en la calle, cerca del Metrobús El Rosario, en el norte de la capital de la República.

Según relata su amigo, el joven estudiante pidió a una persona que pasaba por allí que les tomara una foto. Cuatro policías se acercaron y acusaron a Marco Antonio Sánchez Flores de querer atracar al hombre al que le habían solicitado el favor.

El amigo de Marco Antonio Sánchez Flores dice que este contestó que no se trataba de un asalto. Los agentes insistieron en que había cometido un delito y revisaron su mochila. El joven estudiante se asustó y se echó a correr hacia la estación del Metrobús, por lo que los policías lo alcanzaron, lo maniataron y lo golpearon, tanto con un casco, como con una macana.

Los policías apostados en la parada de Metrobús solo reportaron el incidente como “un percance”, sin otorgar más detalles. Sin embargo, el amigo que lo acompañaba logró tomar una fotografía en la que Marco Antonio Sánchez Flores se ve tirado con cara de dolor, inmovilizado por dos de los agentes que lo acostaron en el piso. Dichos uniformados de la SSP-CDMX declararon que lo habían liberado poco después de detenerlo, pero nadie supo de su paradero por 5 días.

Las cámaras de seguridad de la estación del Metrobús El Rosario no funcionaban y no captaron el momento de la detención, sin embargo, el amigo de Marco Antonio Sánchez Flores narró a los familiares del joven estudiante de preparatoria, todos los detalles de lo ocurrido.

LA BÚSQUEDA DE MARCO ANTONIO

Los familiares de Marco Antonio Sánchez Flores marcaron al número móvil del joven estudiante, pero las llamadas dejaron ser recibidas alrededor de las 19:00 horas de ese mismo martes en la noche. De ahí se dirigieron al Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea), dependencia gubernamental en donde les pidieron que esperaran 48 horas antes de tramitar la ficha de desaparición. Fue hasta el jueves 24 de enero que la obtuvieron.

Cientos de personas protestaron en la Ciudad de México para exigir la reaparición del joven, además de pedidos de miles de usuarios en las redes sociales al Jefe de Gobierno de la capital de la República, para que Marco Antonio Sánchez Flores fuera regresado con vida a su familia.

EL HALLAZGO DE MARCO ANTONIO

Fue hasta ayer domingo, en una conferencia de prensa, que Miguel Ángel Mancera Espinosa informó que fue la llamada de un ciudadano que vio “deambulando a un joven” con las características de Marco Antonio Sánchez Flores, lo que llevo a dar con el paradero del estudiante de preparatoria.

Los padres de Marco Antonio Sánchez Flores se dirigieron al Estado de México, y en el C4 de Tlalnepantla, vieron videos de cámaras de seguridad durante cuatro horas, y reconocieron a su hijo. Se trataba de las grabaciones de un juez cívico mexiquense, a donde el joven estudiante fue llevado la noche del sábado, supuestamente porque policías estatales del Edomex lo habían encontrado en un puente con la intención de suicidarse.

Marco Antonio Sánchez Flores estuvo alrededor de una hora en el Ministerio Público de Tlalnepantla, pero, según dicen los policías estatales mexiquenses, el joven estudiante no quiso dar su nombre. Al no haber delito que perseguir, lo dejaron libre a las 23:45 horas de ese mismo sábado.

Según los padres de Marco Antonio Sánchez Flores, ni siquiera existía el registro del joven estudiante al Ministerio Público, además de que nadie intentó auxiliarlo, a pesar de que cojeaba y se encontraba en un visible estado de confusión. Tampoco intentaron localizar a la familia del menor de edad.

Tras la “llamada ciudadana” y después de conocer su paradero, los padres de Marco Antonio Sánchez Flores fueron a su encuentro ayer domingo por la noche, al municipio de Melchor Ocampo, en el Edomex, a 40 kilómetros de distancia de la colonia El Rosario, en la Ciudad de México, donde fue visto por última vez.

Según las fotografías y videos que se han hecho públicas el estudiante presenta golpes en la mejilla derecha y cojea al caminar. La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México, Nashieli Ramírez Hernández afirmó que “Marco Antonio fue encontrado golpeado, desorientado y con un grado importante de deshidratación”, pero no puede asegurar que fuera maltratado por la Policía capitalina o la del Estado de México.

La madrugada de este lunes Marco Antonio Sánchez Flores durmió en un hospital. Estaba desorientado y no pudo hilar frases coherentes. Fue sometido a una valoración médica durante casi tres horas, pero aún requiere de una tomografía y otros estudios para determinar la afectación física que sufrió tras la detención y para que pueda rendir declaración sobre lo ocurrido en las últimas 120 horas para continuar con la investigación de su caso.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX), Hiram Almeida Estrada, dijo que los policías identificados como Ubel Mora Gallardo, Ricardo Trejo Juárez, Ricardo de la Rosa Guzmán y Martín Jesús González Martínez, quienes detuvieron al joven estudiante, serán sancionados por no cumplir “con algunos protocolos”.

Sin embargo, al igual que Mancera Espinosa, el funcionario rechazó que este caso se tratara de una desaparición forzada, como la calificó en un principio la Comisión de Derechos Humanos capitalina. No obstante, la tarde de este lunes, cientos de estudiantes de la “Prepa 8” se concentraron en el Ángel de la Independencia, para exigir el esclarecimiento sobre la detención arbitraria de Marco Antonio Sánchez Flores.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio