Carestía desde enero, salario raquítico

Fotos: Antonio de Jesús Cervantes G
 
Ezenario BCS Martes, 9 Enero, 2018 12:00 PM

Fue el 1 de diciembre cuando entró en vigor el aumento del salario mínimo, mismo que durante 2017 comprendía 80.04 pesos y que ahora equivale a 88.36 pesos, según lo informó la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami).

Sin embargo, con la entrada de 2018 y la conocida “cuesta de enero”, las cosas se complican aún más, pues el aumento de 8.32 pesos no logra costear los incrementos que se presentan en los primeros meses del año, sobre todo en lo que refiere a los artículos de primera necesidad y canasta básica.

Una de las mayores preocupaciones que refiere la ciudadanía es el posible aumento del precio de las tortillas. Actualmente, en Baja California Sur, según datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM), el coste de este producto básico, hasta su última actualización, es de 17 pesos por kilogramo, de acuerdo a la cantidad promedio en las tortillerías de la entidad. Sin embargo, comerciantes del rubro estiman que para este 2018, la tortilla podría pasar de 17 a 19 pesos por kilogramo.

Lo anterior es derivado del aumento aparente a la materia prima de la tortilla de maíz y el Gas Licuado de Petróleo (LP). “Los aumentos ya nos repercuten, incluso tengo la primer factura de 2018, donde ya se incrementó en 9.80 pesos cada saco de maseca. El gas, la última toma que hizo fue la semana pasada, ya también subió; entonces es insostenible ya con el proveedor de grupo Gruma, y no me explica. Yo le comenté que si en que se basaba para un aumento, pero no nos dicen más”, dijo Rosa María Ríos Sánchez, locataria de tortillería en Mercado Olachea.

Según los datos ofrecidos en las facturas de la compra de maíz, en lo que fue 2017, el precio del costal se mantuvo en 229. 12 pesos; mientras que al iniciar 2018, éste ya había incrementado 9.80 pesos, posicionándose en 238.92 pesos.

Pero eso no es lo único, las variantes en el precio del gas también influyen para considerar el posible aumento de dos pesos en la tortilla de maíz.

“Yo pienso que con dos pesos que aumentemos, es decir, a 19 pesos; pero la verdad es que yo le pediría a las autoridades, a Profeco principalmente, que hicieran un sondeo del cómo fue que se dio el aumento en el maíz. Siempre se nos quieren ir a nosotros a la cabeza, pero realmente los invito a que vayan con el grupo Gruma para que nos expliquen en qué se basaron para el aumento. Esto no solo depende de nosotros”, mencionó Rosa María.

Sobre esto, pese a los aumentos ya manifestados, aún no se tiene un aumento oficial en la tortilla de maíz. La Paz es la cuarta ciudad con el precio de tortilla más cara del país, según los datos del SNIIM.

Junto a este incremento, lo que mayormente preocupa a la ciudadanía es el incremento del combustible, esto debido a que de éste se desprenden los costos en la mayor parte de los servicios, y por consecuencia, los productos. Sin embargo, los datos proporcionados por Petróleos Mexicanos (Pemex), el día 2 de enero de 2018, aseguran que “se va a mantener la política de precios graduales de combustibles, la cual se aplica exitosamente desde hace un año en nuestro país y rechaza categóricamente cualquier comentario especulativo al respecto”.

“La verdad es que el precio del combustible es alto, muy alto para mí y para la población en general; es más barato cuando lo compro en los Estados Unido. Aquí, desde el año pasado está muy elevado, muy elevado, de hecho, no tiene ni por qué costar eso; Pemex en Estado Unidos vende la gasolina a siete y fracción y aquí la vende en 16 pesos”, dijo Jorge Martínez, conductor, ante la carestía ya registrada.

“La verdad, ahorrarle nos hemos acostumbrado a ahorrarle un poco, porque si no está difícil estar llenando a cada rato, a veces hay que caminar también. Hay que ahorrar porque si no, no nos damos abasto. Además muevo menos el carro. La verdad trato de ir lo más cerca posible, de ahí me voy a los lugares cercanos. Organizo mis vueltas y por otro lado, en lo que respecta a mi familia, a veces nos turnamos, ‘te toca a ti, luego a mí’, él guarda su carro, así le hacemos”, dijo Óscar Peralta, padre de familia.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio