Ex abogado de “El Chapo” asume defensa legal del ex gobernador Eugenio Hernández


 
Nacional Viernes, 5 Enero, 2018 01:30 PM

José Refugio Rodríguez Núñez, ex abogado del narcotraficante sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, asumió la defensa legal del ex gobernador de Tamaulipas, Eugenio Javier Hernández Flores, requerido por el gobierno de Estados Unidos, donde está acusado de los delitos de asociación delictuosa para cometer lavado de dinero, fraude bancario y operar un negocio de envíos de dinero sin licencia.

El mandatario, quien gobernó Tamaulipas del año 2005 al 2011, está acusado de adquirir, según la causa penal 67/2017, mediante prestanombres y a precios subvaluados, mil 600 hectáreas de la zona portuaria de Altamira, que pertenecieron al patrimonio del Estado.

El litigante dijo en entrevista con Radio Fórmula, que su cliente, el ex gobernador tamaulipeco “no rehúye” de la justicia estadounidense y que enfrentará los cargos que se le imputan, pero que necesita estar libre para “resolver algunos asuntos” en México, aunque no dijo cuáles.

El abogado dijo que el caso del exgobernador no es difícil como “otro caso en el que tuvo la fortuna de trabajar”, haciendo referencia al de “El Chapo” Guzmán, ya que Rodríguez Nuñez aseguró, que son “hechos menos graves que los otros”.

El litigante abundó que en los juicios “a veces hay resoluciones que es evidente que no podemos aceptar como error judicial, por lo que ya tenemos una queja ante el Consejo de la Judicatura”.

Además, dijo que el juez que lleva su caso aceptó medios de pruebas que están en la carpeta, pero que en la petición de extradición admitió otros “que nunca tuvo a la vista. Sin embargo, se negó a otorgar la medida cautelar y argumentó que la defensa no había mostrado ante él medios de prueba”.

El pasado 20 de diciembre, Jorge Olvera Reyes, abogado que llevaba la defensa del ex gobernador, presentó ante la Procuraduría General de la República (PGR) una denuncia en contra del juez de control Raymundo Serrano Nolasco, a quien acusó de discriminación, abuso de autoridad y en contra de la administración de la justicia, en agravio de Hernández Flores.

Según la defensa, el juez federal de control ejerció consideraciones de carácter político y le negó la libertad a Hernández Flores para que pudiera hacer frente al proceso, por la solicitud de extradición presentada por el gobierno de Estados Unidos.

El pasado 18 de octubre, la Procuraduría General de la República (PGR) cumplimentó una orden de detención provisional con fines de extradición contra Hernández Flores, requerido por la justicia de los Estados Unidos, por su posible responsabilidad en la comisión de los delitos de asociación delictuosa para cometer lavado de dinero, fraude bancario y operar un negocio de envíos de dinero sin licencia.

El ex mandatario tamaulipeco, de 67 años de edad y nacionalidad mexicana -dijo la PGR a través de un comunicado, aunque se sabe que Hernández Flores tiene 58 años- es solicitado por la Corte Federal del Distrito Sur de Texas.

El ahora recluido en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) de Ciudad Victoria, por su probable responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y peculado, continuará su proceso con fines de Extradición Internacional internado en el penal estatal, señaló la PGR en ese entonces.

Pedro Argüelles Ramírez, secretario de Gobierno de la entidad durante la gestión de Hernández Flores, que gobernó Tamaulipas del 2005 al 2010, contó en un video cómo se involucró con la delincuencia organizada para negociar con Los Zetas, porque el ex mandatario quería ser presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Los contactos del ex Secretario General de Gobierno fueron Rogelio Díaz Cuéllar, alias “El Rojo”, jefe de plaza en Ciudad Victoria, y un ex militar, José Alberto González Xalate, “El Paisa”, a través de quienes los capos Heriberto Lazcano Lazcano, “El Lazca” y Miguel Ángel Treviño Morales, “El Z-40”, supuestamente enviaron sobornos mensuales para Hernández Flores, que promediaron el millón de dólares, cuando su organización se comenzó a independizar del Cártel del Golfo (CDG).

“Eugenio Hernández ha sido identificado por la DEA como quien recibió de sobornos del cártel de drogas Los Zetas, una organización criminal transnacional, a cambio de que éste tuviera la capacidad para operar sin restricciones en Tamaulipas, mientras fue gobernador”, según señalan documentos de la Corte Federal de Corpus Christi, en Texas.

En especifico el documento Case 2:14-cr-00178 señala que Eugenio Hernández y su cuñado Óscar Manuel Gómez Guerra “conspiraron” para transferir, transportar y cometer fraude en bancos de Texas, en los cuales depositaron fondos robados del erario público, así como sobornos de grupos criminales por un monto de 30 millones de dólares.

Eugenio Hernández y Gómez Guerra utilizaron los bancos National Bank, Lone Star Bank e International Bank of Commerce para depositar ilegalmente los 30 millones de dólares, con los cuales comprar al menos cuatro propiedades valuadas en 4.1 millones de dólares, ubicadas en McAllen y Austin, en Texas, mismas que el Gobierno de Estados Unidos le busca decomisar.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio