A “El Chapo” no le permitieron finalizar visita de Navidad con sus hijas, asegura su abogado


 
Nacional Lunes, 8 Enero, 2018 05:47 PM

“Tenemos un cliente [Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias ‘El Chapo’] que no sabe decir si pasó algo, cómo fue o cuándo pasó”, se quejó Eduardo Balarezo, abogado en Estados Unidos del capo sinaloense, quien el próximo 19 de de este mes cumplirá un año desde que fue extraditado por el Gobierno mexicano, y que hoy lunes 8 de enero cumple dos años desde que fue recapturado en Los Mochis, Sinaloa, durante un operativo de la Secretaría de Marina (Semar).

“El Chapo” permanece detenido en el Centro Metropolitano de Detenciones, ubicado en Manhattan, a la espera de su juicio, que se prevé sea realizado en abril del 2018, en medio de enormes medidas de seguridad desde que fue extraditado a Estados Unidos.

En entrevista para el diario español El País, Balarezo reveló que el ex líder del Cártel de Sinaloa, de 63 años de edad, “está mal, no está incapacitado, pero está perdiendo la memoria y está poniéndose paranoico”.

“Repite mucho las cosas y se le olvida todo enseguida. A veces hablamos algo y a los 15 minutos se le ha olvidado. Eso afecta a la manera de trabajar porque tenemos un cliente que no sabe decir si pasó algo, cómo fue o cuándo pasó”, aseguró Balarezo.

El defensor del capo sinaloense se queja de las medidas de seguridad en la cárcel de Nueva York donde el capo espera su juicio, el cual está previsto para abril próximo aunque sus abogados han pedido se retrase cuatro meses, para agosto o septiembre.

“No solo se trata de las condiciones a las que lo tienen a él sometido sino bajo las que tenemos que trabajar nosotros. Estamos dos personas apretadas en una sala de 1.5 x 1.5 metros, no hay una mesa para poner documentos, escribir o poner la computadora. Es ridículo. Tengo que tener la tableta en las piernas para poder anotar algo y verlo por una reja y una ventanilla. Intentamos hablar bien bajo para que no escuchen todo los policías”, comentó el litigante.

Balarezo le contó a El País que en diciembre pasado, cuando a “El Chapo” lo visitaron sus dos hijas gemelas, María Joaquina y Emali Guadalupe -ambas de 5 años de edad-, les dijo: “Salúdame a tu mamá [Emma Coronel Aispuro] de mi parte”, pero en ese momento, según el abogado, los guardias detuvieron la conversación y le recordaron que tiene prohibido pasar mensajes al exterior.

Al respecto, el Gobierno de Estados Unidos argumenta que las estrictas condiciones en prisión son las apropiadas para alguien que escapó dos veces de cárceles de alta seguridad en México. “El Chapo” está acusado en Estados Unidos de 17 delitos como ex líder del Cártel de Sinaloa, entre ellos tráfico de drogas, uso ilegal de armas y blanqueo de dinero, por lo que podría enfrentar la cadena perpetua.

En noviembre pasado, Balarezo, le pidió al juez Brian Cogan, que lleva el caso del capo sinaloense, un examen psicológico para el narcotraficante mexicano debido a que “ha sufrido un marcado deterioro en su estado mental” y que sufre “alucinaciones auditivas, de sentirse perseguido y de depresión, así como de padecer numerosos problemas físicos, entre ellos continuos dolores de cabeza”.

Por ello, el equipo de la defensa de “El Chapo”, solicitó que un experto de la escuela de medicina Johns Hopkins, que visite al narcotraficante sinaloense para revisarlo y determinar las afectaciones que según sufre, como consecuencia de sus condiciones de encarcelamiento.

El juez federal de la Corte del Distrito Este de Nueva York avaló que el narcotraficante mexicano fuera visitado por la especialista Cynthia A. Munro, para su evaluación mental. Sin embargo no permitió -tal como lo pidió la Fiscalía- que la psicóloga tenga contacto directo con el capo sinaloense, sino a través de un cristal.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio